lee nuestro papel digital

Noticias

Jennifer Jara: la angelina que casi enfrentó tiburones en triatlón de Sudáfrica

De vuelta a Chile con un sueño cumplido, la atleta comentó cómo tuvo que enfrentar las difíciles pruebas de la disciplina, donde incluso acecharon tiburones blancos.


 Por La Tribuna

20-09-2018_19-51-571__21.1

Este septiembre se realizó por primera vez en Sudáfrica el Campeonato Mundial Ironman 70.3 para conmemorar 10 años de la carrera tradicional en la segunda ciudad más antigua de la zona, Port Elizabeth.

A la convocatoria del continente africano asistieron alrededor de 6000 triatletas desde distintas partes del mundo, para ponerse a prueba en uno de los circuitos más salvajes e históricos del planeta.

Dentro de los participantes que fueron a enfrentar el circuito de carreras europeo se encontró la angelina Jennifer Jara, kinesióloga de profesión, quien recibió la invitación al certamen tras obtener la posición número 20 en el pasado Iron Man realizado en Pucón.

Con una gran pasión por el deporte y su equipo, Latri Endurance, fue a representar a Los Ángeles en la máxima cita mundial asegurando que “desde siempre he representado a mi ciudad y en esta ocasión no fue diferente, especialmente por mi club Latri”.

Si bien la atleta comentó que le faltó un poco de entrenamiento para obtener una mejor posición en la convocatoria -debido a que obtuvo el noveno lugar de las participantes chilenas, porque el clima invernal para prepararse en Los Ángeles no le acompañó-, aseguró que la experiencia fue única.

“Con dos años practicando triatlón, surgió una oportunidad que no podía desperdiciar. Me faltó entrenar un poco, pero igual fui a cumplir mi sueño gracias al apoyo de mi familia y mi pareja”, dijo Jennifer.

PRUEBAS EXTREMAS

La deportista de alto rendimiento se refirió a la competencia donde enfrentó desde profesionales hasta grupos de triatletas aficionados, pero que entrenan duramente para lograr los mismos objetivos. “Fue maravilloso poder estar cerca de los expertos en la disciplina, cuando uno sólo los ve en Europa, pero allá nadé, corrí y pedaleé lo mismo que ellos. Es una emoción estar en el mismo lugar y poder decir que estuve compitiendo contra ellos”, afirmó la deportista.

Por otra parte, la atleta comentó que lo más extremo del circuito fue la parte del nado, donde asechó las inmediaciones una especie marina que aterroriza a cualquier ser humano: el tiburón.

“El circuito estuvo durísimo, pero la parte de la natación fue una de las más complicadas, ya que habían tiburones blancos rondando los alrededores días anteriores a la competencia, por lo que teníamos que nadar 800 metros mar adentro y los tiburones habían estado a 200 metros de la playa”, afirmó.

En cuanto al desarrollo de las otras disciplinas: “La parte del ciclismo igual fue compleja por el viento que daba de lado, junto a las peligrosas subidas y bajadas. El clima acá no estuvo a favor”.

Pese a la dificultad de los desafíos, la deportista aseguró que el trote fue lo más similar, ya que en la ciudad angelina es uno de los fuertes durante el invierno.

DESAFÍO EN UNA CIUDAD DE CONTRASTES

Por último, Jennifer explicó que no pudo conocer mucho el país debido a lo peligroso, pero lo que llamó su atención fue la diferencia de realidades sociales. “La clase media no existe, no hay perros vagabundos, los que hacen tiras las bolsas es la misma gente de escasos recursos buscando comida”, afirmó.

 “Por otra parte, nunca había visto tanto auto lujoso en una misma calle”, dijo.

Después de enfrentarse a deportistas de alto nivel y a un circuito de gran peligro, la atleta seguirá compitiendo favorecida por el entrenamiento en el extranjero de cara a  las competencias locales y regionales, buscando ir a otro mundial, pero preparándose con más tiempo y, así, obtener un mejor desempeño.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:
etiquetas
MUNDIAL IRONMAN 70.3Sudáfrica
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes