lee nuestro papel digital

Medio Ambiente

Más de 50 ejemplares dan vida a los humedales de Los Ángeles: Conoce aquí algunas de las especies

La ciudad de Los Ángeles cuenta con dos humedales, que son la cuna de diversos invertebrados, aves, mamíferos, reptiles y anfibios, además de una parada obligada para muchas otras especies en el proceso migratorio.


 Por Claudia Robles

Cantarrana

Al norte de la ciudad de Los Ángeles y a menos de cinco kilometros de la Plaza de Armas, se sitúa el Humedal El Avellano, que destaca por su gran espejo de agua y vegetación caracerística, que bordea los hábitats sumergidos bajo el agua.

En el caso del Humedal El Avellano, corresponde a una añosa laguna de propietarios privados, que fue construida a inicios del Siglo XX para la generación eléctrica del fundo el Avellano, a través de la captación de aguas de vertiente (en la actualidad no cumple dicha función).

En contraposición existe un segundo humedal al sur de la ciudad que recibe el nombre de Cantarrana, que es de menor menor tamaño que El Avellano.

En conversación con diario La Tribuna,el biólogo Jonathan Guzmán, docente del Departamento de Ciencias Básicas de la UdeC Campus Los Ángeles explicó que Cantarrana destaca por la gran cobertura de vegetacion hidrofila palustre con una alta representatividad de juncos que forman muchos recovecos por donde las aves nadan. Dicho humedal se emplaza en un predio municipal y se nutre de las aguas del estero Paillihue.

El docente destaca que ambos humedales, tanto El Avellano como Cantarrana, albergan una rica diversidad de aves que cubre una riqueza de más de 50 especies. Entre estas destaca el conocido “Siete Colores”.

“El Trabajador”, “El Trile” al igual que diversas especies de taguas, patos“ y garzas. También se puede disfrutar del hermoso canto del Sapito de Cuatro Ojos y de la enorme y bella Rana Chilena“, especie endémica y que lamentablemente presenta serios problemas de conservación expresó el académico.

OTRAS ESPECIES

En Cantarrana y El Avellano tambien se puede apreciar a los laboriosos coipos, que trabajan duro principalmente en las horas de la tarde, detalla el profesor Guzmán, al comentar que en el caso del humedal del sector sur,estas especies son muy notorias, ya que nadan de un lado a otro buscando vegetación para alimentarse y construir sus aposentos.

En paralelo, agrega que en días calurosos y soleados es factible ver reptiles, como la “Lagartija Esbelta”, la “Lagartija Lemniscata” y la “Culebra de Cola Larga”, que también es endémica de nuestro país.

“Como se aprecia, ambos ecosistemas poseen una rica biodiversidad y formas de vida, sin embargo, esto no va de la mano con la valoración y protección que merecen de parte de la comunidad” expresa el docente de la UdeC Campus Los Ángeles, en alusión a las características y particularidades de los humedales, y a las urgentes medidas que se deben adoptar para evitar que vaya en aumento su actual deterioro.

Cabe mencionar que desde el año 2021, El Avellano es considerado un Humedal Urbano, a través de la ley 21 mil 202, no así Cantarrana que carece de protección legal, siendo una tarea pendiente y prioritaria.

TAMBIÉN PUEDES LEER:


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes