lee nuestro papel digital

Medio Ambiente

Niños y niñas de Curanilahue aprenden sobre cuidado del medio ambiente con Forestacuentos

Estudiantes de pre kínder, kínder y primero básico de la Escuela Buena Esperanza entregaron sus trabajos finales al símbolo institucional de Conaf, Forestín.


 Por Camila Celis

Forestacuentos Curanilahue 1

Con una hermosa ceremonia los niños y niñas de pre kínder, kínder y primer año básico de la Escuela Buena Esperanza, de la comuna de Curanilahue, celebraron el cierre del programa educativo Forestacuentos, de la Corporación Nacional Forestal (CONAF).

La actividad forma parte del Programa de Educación Ambiental de Conaf y se inserta dentro de las acciones del programa “Prevención de incendios forestales en zonas de interfaz”, que se desarrolla gracias al financiamiento del Gobierno Regional.

Para ello, a principios de año Conaf capacita a profesores y educadoras de párvulos en la ejecución del programa y entrega todo el material pedagógico, incentivos para el aula y herramientas audiovisuales para que los docentes puedan implementar las actividades educativas con sus estudiantes y sus familias.

El jefe provincial de Conaf Arauco, Guillermo Reyes, señaló que para la institución “es muy gratificante poder corroborar, gracias a esta ceremonia, que cumplimos el objetivo de este programa que es crear nuevos patrones de comportamiento en los más pequeños, basados en el cuidado del medio ambiente y la prevención de los incendios forestales. Con los cuentos creados por los niños y niñas nos damos cuenta del compromiso que ellos han adquirido con Forestín en la protección de los ecosistemas y la naturaleza”.

Asimismo, valoró el compromiso del equipo directivo, docentes y comunidad de la Escuela Buena Esperanza, “ya que pusieron todo de su parte para incorporar la educación ambiental transversalmente en su currículo tradicional, reforzando que su establecimiento se encuentra inserto en una zona de interfaz con alta ocurrencia de incendios forestales, por lo que el trabajo formativo que aquí se realiza es muy relevante”.

Para Luis Ruiz, director de la Escuela Buena Esperanza, “debido al contexto en el que nos encontramos como establecimiento todo lo que tenga que ver con educación ambiental es muy valorado, más aún este programa de Conaf que venía con información, materiales y acompañamiento constante. Además, las actividades eran muy adecuadas para la edad de los niños y niñas y para ellos fue muy significativo poder participar”.

Cabe destacar que durante el mes de noviembre y diciembre se continuarán realizando las ceremonias de cierre de Forestacuentos en los trece establecimientos educacionales ubicados en zonas de interfaz de las comunas de Curanilahue, Arauco, Lebu, Los Álamos, Cañete y Tirúa que forman parte del programa “Prevención de incendios forestales en zonas de interfaz”.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
etiquetas
EducacionMedio Ambiente
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes