lee nuestro papel digital

Medio Ambiente

Reciclaje en Chile ¿un cambio cultural?

El pasado 21 de octubre se conmemoró de manera internacional el Día del Ahorro Energético, siendo parte de un proceso de concientización. ¿Cuáles son las implicancias del movimiento medio ambiental en nuestro país?


 Por Sofía Meier

WhatsApp Image 2022-11-07 at 13.54.49

Siendo parte de los principales objetivos de las propuestas de desarrollo sostenible a nivel mundial, temas como el reciclaje, la reutilización, el cuidado del entorno y la utilización sustentable de recursos han tomado un punto de partida importante en la historia de la sociedad misma.

De esta manera, la visualización de la problemática no iniciaría hasta tiempo después de las “olas” de revoluciones industriales ocurridas la segunda mitad del siglo XVIII. Así, se puede dar cuenta de los efectos positivos de la globalización como parte de las principales explicaciones de lo poco que este tema se abordaba y lo distinta que es esa realidad hoy.

Dentro de la agenda del ciudadano del siglo pasado, probablemente lo último en su lista era el cambio climático, ya que era una práctica que, para aquel entonces, no existía. El único antecedente que da indicios de la reutilización de recursos se encuentra en la ganadería y agricultura, con la fabricación de abonos en base a desechos orgánicos y su implementación como efectivos fertilizantes.

Cuando los efectos de la acción del hombre abundan, organismos internacionales, como, por ejemplo, con crímenes humanitarios armados, la temática medioambiental surgiría de la misma forma algunos años después. Es así como en 1974, la ONU declara el 5 de junio como el Día Internacional del Medioambiente, una forma de combatir la contaminación ambiental, marítima, de suelos, entre muchos otros factores.

Los ciudadanos de hoy tienen una perspectiva mucho más amplia, preocupándose también de lo que está sucediendo a su alrededor, pero… ¿Cómo se vivió esto en Chile?

REALIDAD NACIONAL

Parte importante de los argumentos que ubican al cambio climático en la agenda nacional es su perspectiva como un cambio cultural y conductual. De acuerdo con declaraciones de Enzio Costa, director ejecutivo de la ONG y estudio jurídico ambiental FIMA e investigador del Centro de Regulación y Competencia de la Universidad de Chile, “la crisis climática es el gran desafío de esta generación”.

Así, se observa parte de este activismo en los movimientos medioambientales durante el estallido social, pero fueron los problemas de presupuesto de estas organizaciones o la incompatibilidad de los métodos de reutilización de recursos con la realidad país los que han logrado disolverlos.

Sin embargo, son los jóvenes quienes han tomado un rol mediador en esta área, generando un cuestionamiento activo a la cultura chilena y la priorización de la concientización referente a la crisis climática. Si bien, el activismo en nuestro país abunda en organismos internacionales como Greenpeace, es en áreas como la arquitectura, que Chile ha buscado maneras de aplicar las 3Rs, compatibilizándolas con nuestra vida diaria y dándole un punto de vista sustentable.

La arquitectura sostenible contiene una infinidad de normativas que garantiza la efectividad de su funcionamiento. De acuerdo con la CChC, sus principales objetivos incluyen la eficiencia de energía, el uso de materiales no tóxicos para su construcción, priorización de energías renovables y por, sobre todo, adaptación al entorno.

Edificios como Torre Costanera, ubicado en la capital de nuestro país, ha incorporado estas prácticas sustentables en áreas como la ventilación. Utilizando agua del canal San Carlos para ser usado en el aire acondicionado. Luego de ser usada, esta agua vuelve a su origen ya purificada.

HISTORIAS A NIVEL LOCAL

Corría el año 2019 cuando surge en Annika Higueras la idea de crear un emprendimiento sustentable. Uno que respondiera a las necesidades de la ciudad de Los Ángeles frente a las barreras de reciclaje. Resolviendo problemas como la distancia y el poco tiempo para reciclar, da vida a “SolSus”, que es la abreviación de Soluciones Sustentables.

“La idea empezó cuando estaba estudiando, pero no tenía los recursos para poder hacer una empresa. Comencé a ver opciones, a postular a capitales, pero no se dio. En esos años no estaba tan masificado el reciclaje como hoy en día, no se veía que en un futuro iba a ser muy necesario, no había esa consciencia ambiental” confiesa Higueras.

Siendo pioneros a nivel local de este tipo de prácticas, su trabajo ha servido como ejemplo para otras empresas dentro de la ciudad. El área en que se desempeñan refiere a la gestión, no cuentan con un lugar físico para desarrollar estas actividades, sino que lo hacen a través de retiros en empresas como clínicas, almacenes, restaurantes o bares; o en domicilios particulares, llevando los desechos a lugares en donde se puedan reciclar.

“Nosotros recolectamos lo que es plástico, vidrio, papel y latas. Llevamos estos desechos a procesar. Acá en Los Ángeles no existe ninguna planta que se dedique específicamente a reciclar los materiales, se los llevan a ciudades como Concepción o Viña del Mar. Los plásticos, por ejemplo, los llevamos a M&F, una recuperadora camino a Las Trancas. Los metales los vendemos y los vidrios los llevamos a los puntos verdes que están en las plazas” cuenta Annika frente a la labor que desempeñan día a día.

Anikka Higueras cuenta que realizaban talleres de capacitación, cercano a la época del estallido social, pero que estos lamentablemente, con la llegada de la pandemia, se tuvieron que suspender. Sin embargo, durante este año han vuelto a realizar este tipo de intervenciones a través de charlas, siendo la más reciente dictada en la Universidad de Concepción campus Los Ángeles.

A sus 30 años, Higueras es consciente de las falencias que existe en Chile en cuanto al reciclaje y sustentabilidad. En ese sentido reflexiona, realzando el rol de los ciudadanos en el avance de estas medidas: “Necesitamos políticas públicas que incentiven a empresas a separar sus residuos. Nosotros como idea, se nos ocurría que a quienes pagan mensualmente la basura, se les haga un descuento por reciclar, así se motivan”.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
etiquetas
cambio culturalmedioambientereciclaje
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes