lee nuestro papel digital

Medio Ambiente

Nacimiento está en el Top-Ten de las ciudades con peor calidad del aire en Sudamérica

Dato quedó al descubierto en ranking mundial de medición de calidad del aire de IQAir, empresa asociada al Programa Ambiental de las Naciones Unidas.


 Por Juvenal Rivera

8-9. Imágenes de Google Street View-8

La ciudad de Nacimiento está situada justo a los pies de la Cordillera de Nahuelbuta, justo en la confluencia de los ríos Vergara y Biobío.

Desde sus estribaciones, se tiene una vista privilegiada del valle central de la provincia de Biobío con el telón de fondo de la Cordillera de los Andes.

Uno de los mejores puntos de observación es el fuerte de Nacimiento – que fue el primer lugar en la zona con la categoría de monumento nacional – que marca el inicio de una historia que se remonta a su fundación en 1603.

Sin embargo, en la actualidad, esa característica geográfica se ha ensombrecido por la mala calidad del aire que respiran sus más de 26 mil habitantes.

Los monitoreos han revelado una alta presencia de material particulado 2.5 (el más fino y, además, el más peligroso), al punto que está dentro de las 10 urbes más contaminadas de América Latina.

Según el ranking mundial de medición de calidad del aire de IQAir durante 2021, empresa asociada al Programa Ambiental de las Naciones Unidas, Nacimiento se sitúa en el décimo puesto de las ciudades con mayores índices de contaminación del aire a nivel sudamericano.

El primer puesto lo ostenta Angol, seguido de Padres Las Casas y Coyhaique. Recién en el cuarto lugar aparece la primera ciudad distinta a alguna chilena: la urbe peruana de San Juan de Lurigancho, situada al noreste de Lima.

De acuerdo a dicho estudio internacional, la comuna de Nacimiento tiene niveles de mala calidad del aire que están por sobre ciudades como Santiago, Chillán, Rancagua o Curicó. Sin embargo, en esas zonas – al igual que en la mayoría de las que lideran el listado – se ha decretado Zona Saturada.

Esta condición permite la implementación de planes de descontaminación ambiental que implican la destinación de recursos públicos para mejorar la calidad del aire, a través de programas como el recambio de calefactores y de aislación térmica en los hogares.

Un dato no menos importante es que la cifra reseñada por IQAir para Nacimiento en 2021 revela que hubo una mejoría en la ubicación dentro de las ciudades sudamericanas con mala calidad del aire: en 2020 ocupaba el tercer lugar de las urbes con mayor concentración de material particulado 2.5.

OPINIONES

María Quezada vive en la ciudad de Nacimiento desde que se trasladó de un sector campesino cercano a la zona urbana, por la Ruta de la Madera.

Reconoce que el problema de la mala calidad del aire se viene notando hace unos 10 años con varias ocasiones en que el humo de las estufas a leña tornan el ambiente muy denso y pesado. “En este tiempo de invierno, cada vez que hace frío, se pone malo el aire, muy malo”, asegura la mujer.

Aunque ni ella ni su grupo familiar ha tenido problemas respiratorios, asegura que los vecinos de edad más avanzada han tenido dificultades en las ocasiones en que problema está más acentuado.

Al respecto, el presidente de la Unión Comunal de Juntas de Vecinos de Nacimiento, David Guzmán, se excusó de opinar al respecto hasta recopilar mayores antecedentes. Adelantó, eso sí, que el jueves próximo habrá una reunión dentro de la instancia donde esperan conocer más detalles sobre esa situación.

El concejal Luis Vergara fue más explícito. “Tenemos eventos en los cuales llegamos a 200 micras por metro cubico de material particulado 2,5. No puede ser que tengamos el mismo nivel de PM 2.5 que Los Ángeles que tiene casi ocho veces la población de Nacimiento”, señala la autoridad.

A su juicio, aunque “algunos dicen que son las estufas a leña, también tenemos dos calderas de biomasa, una caldera recuperadora y un horno de cal (en el complejo industrial). No hay claridad acerca del porcentaje de abatimiento del material particulado”.

La empresa CMPC declinó comentar las declaraciones del concejal nacimentano. Tampoco la directora de Medio Ambiente de Nacimiento, Katherine Salazar, respondió las consultas de diario La Tribuna sobre esta materia.

PROGRAMA PECA

En medio de ese contexto, se confirmó que la Autoridad Sanitaria incorporó a la comuna de Nacimiento en el programa de Vigilancia y Control llamada PECA (Población Expuesta a Contaminantes Ambientales), que partió en junio y culmina en noviembre próximo.
Así se señala en un documento enviado por el seremi de Salud de la Región del Biobío, Eduardo Barra, a la ministra del ramo, María Begoña Yarza, en respuesta a un oficio de la diputada de la zona, Clara Sagardía, por la situación ambiental en Nacimiento.

En el texto se indica que “el eje estratégico es proteger el medio ambiente y propender a un entorno saludable, verificando las condiciones sanitarias y ambientales”, a fin de “reducir la población expuesta y/o vulnerable, propendiendo a la mejora de las condiciones sanitario-ambientales desfavorables que afecten la salud y calidad de vida de la comunidad dentro de su territorio”.

Desde la Autoridad Sanitaria de Biobío, se entregaron mayores precisiones al respecto. “El programa de vigilancia y control para la población expuesta a contaminantes ambientales (PECA) nace como iniciativa DIPOL en el año 2018, en el marco de una estrategia sanitaria para enfrentar problemas ambientales en el país que afectan a nuestra población, asociados principalmente a una serie de problemas socioambientales que tienen un carácter histórico y que si bien, algunos de ellos han sido intervenidos por el Estado, esto no ha logrado como resultado una solución definitiva a las comunidades afectadas”, se señala.

A continuación, se indica que “Peca nace de una respuesta a los problemas socio ambientales, pero se transforma en un modelo de intervención de los factores de riesgo sanitario ambientales para la salud, que integra componentes ambientales /sanitarios y componente personas, basado en un modelo de gestión del riego”.

En ese marco, se precisa que “este año se realizará la intervención en Nacimiento y Curanilahue. En Nacimiento, dado a que es un área urbana con fuentes de emisión industrial y residencial el factor de riesgo ambiental es zona saturada por MP10 o MP 2,5 de contaminación de aire”.

El programa, se indica, “se acotó a tres componentes, los cuales permiten una intervención en los factores de riesgo ambiental a través de instancias de control (fiscalización), educación sanitaria en salud ambiental dirigida a los equipos de salud y educación sobre medidas de prevención en salud orientadas a la comunidad afectada”.

En una primera instancia, la Seremi de Salud a través de sus equipos de Acción Sanitaria “identifican los riesgos sanitarios y ambientales que pudieran afectar a la localidad determinada, basándose en los indicadores de calidad del aire, consumo de agua no segura (complementario a APR) o falta de condiciones de saneamiento básico”.

Dado a lo anterior, se asegura que “se genera una matriz en base al nivel de riesgo que se determine, y se trabaja la línea de fortalecimiento técnico de la red asistencial trabajando con el intersector de salud en la localidad, y efectuando un programa de educación sanitaria a diversos actores claves en la comunidad como educadores, líderes comunitarios, representantes de la comunidad afectada entre otros, realizando las intervenciones y midiendo los resultados”.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
etiquetas
IQAirNACIMIENTOSudamérica
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes