lee nuestro papel digital

Medio Ambiente

Limpieza del aire a través de plantas permitiría combatir la contaminación atmosférica

Proyecto tiene como uno de sus objetivos reivindicar el uso de la leña, rescatando los aspectos positivos de este combustible y separando la generación de humo del calor que produce.


 Por Jorge Guzmán B.

FV Chicureo, RM, Chile
El consumo de leña aportaría en la autonomía territorial de las regiones, al consumir combustibles locales, como la leña, para los distintos usos que se le dan en los hogares de la zona.

El uso de especies vegetales, junto con la tecnología aplicada y patentada por una iniciativa chilena, permitiría reducir la polución ambiental generada por los sistemas de calefacción utilizados en la temporada de invierno en zonas como Biobío.

Así lo dio a conocer el arquitecto con master en Sustentabilidad Interdisciplinaria y especialista arquitectónico de Filtrovivo, Gustavo Zamorano, empresa que procesa el material particulado emanado de los sistemas de calefacción a leña con plantas que captan el contaminante.

En conversación con Radio San Cristóbal, Zamorano indicó que “Filtrovivo nace como parte de una empresa mayor, que se dedica a la mantención y construcción de áreas verdes, llamada Hidrosym, presente en todo Chile. Desde la experiencia, desde la jardinería y el conocimiento de las plantas, nos empezamos a meter en temas de tecnología y de sustentabilidad. Nos enteramos de un caso de investigación en Francia, donde se había tomado el aire de un estacionamiento, haciéndolo pasar por una capa de tierra y se vio que salía un aire más limpio”.

Con esto en mente, el especialista de Filtrovivo dijo que “nos inspiramos con esta idea y nos planteamos aplicarla en Chile, considerando la cantidad de humo en nuestras ciudades, producto tanto del área industrial como también de la combustión de la leña, las chimeneas, cocinas a leña, etcétera”.

SEPARANDO EL HUMO DE LA LEÑA

Gustavo Zamorano contó que junto a su equipo “desarrollamos una idea, el año 2015 postulamos a un fondo Corfo en Temuco, caso ejemplar de contaminación, nos ganamos el fondo y pudimos construir una serie de prototipos”. Con la creación de esos primeros proyectos “analizamos si los aspectos técnicos funcionaban, las distintas plantas a utilizar y el diámetro de los ductos, lo que nos permitió probar la efectividad del sistema y que la idea funcionó”.

Fue así que se contactaron con un laboratorio que realizó mediciones, “confirmándonos que nuestro prototipo filtraba hasta un 97 por ciento de material particulado, en promedio un 90, dependiendo de distintos parámetros. Con esta información, pudimos medir y certificar la idea, la patentamos y hoy estamos patentados no solo en Chile, sino también en Europa y el mes pasado nos llegó la confirmación de nuestra patente en Norteamérica, para Estados Unidos, Canadá y México”, afirmó.

El experto en sustentabilidad destacó el funcionamiento de Filtrovivo, donde “si se tiene una estufa a leña o una chimenea, tirando el humo hacia el aire nos pueden llamar, realizamos una visita técnica para ver dónde tendríamos que colocar los ductos, dónde instalar el filtro y el extractor, que succiona el humo desde la chimenea con un extractor, pasa por los ductos y se inyecta a nuestros filtros, que es el jardín vertical, que puede ser plano, adosándose a un muro del jardín o en un cilindro lleno de plantas, llevando el humo hacia el interior”. El proceso descrito por Gustavo Zamorano “permite bajar la contaminación producida por las chimeneas de un solo hogar en un 90 por ciento, o sea, si instaláramos Filtrovivo en todas las chimeneas de un barrio o una comuna, la gente podría seguir utilizando calefacción a leña y contaminando un 10 por ciento de lo que contaminan hoy”.

Precisó que “una de las luchas que estamos dando tiene que ver con reivindicar el uso de la leña, que tiene prestaciones muy positivas si separamos el humo de la leña, que antes era inimaginable”.    

LA LEÑA COMO COMBUSTIBLE DE VALOR ECONÓMICO Y SOCIAL

El especialista resaltó que la leña es “un combustible renovable, si se maneja de manera sostenible; además genera actividad comercial, en el caso de pequeños vendedores de leña y muchas otras prestaciones mejores en comparación con un montón de otros combustibles”.

A su juicio, “las regiones, como territorios, tienen que apuntar hacia la autonomía territorial, que tiene que ver con el consumo de combustibles locales y uno de esos es la leña”. Agregó que lo anterior “tiene que estar acompañado de un manejo renovable y responsable, de manera que podamos garantizar que estos recursos estén disponibles para las futuras generaciones. La leña es un combustible carbono neutral, porque lo que captura de CO2 un árbol, a lo largo de su desarrollo, es mucho mayor de lo generado cuando se combustiona”. Zamorano sostuvo que “el material particulado es el responsable de la gran contaminación que tenemos en el aire y los problemas respiratorios generados por esta, que son un problema muy serio”. Observó además que “la cantidad de recursos destinados a resolver estas enfermedades respiratorias ocasionadas por el material particulado presente en el humo, podrían ser recursos que podrían re-direccionarse a prevenir estas enfermedades, evitando que el material particulado en primera instancia llegue al aire”, concluyó.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
etiquetas
filtrovivolimpieza aire biobio
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes