lee nuestro papel digital

Crónica Ciudadana

Más de 500 mil peregrinos se esperan para tradicional festividad de San Sebastián

La pandemia del Covid-19 había obligado a postergar la peregrinación a Yumbel durante dos años. Ahora las autoridades y organismos se están coordinando para recibir a los miles de fieles que arribarán a la comuna santuario este 20 de enero.


 Por Juvenal Rivera

Festividad de San Sebastián, Yumbel-1

José Luis Sandoval tiene todo listo para este 20 de enero. Ya pidió autorización en su trabajo para ausentarse el viernes de la próxima semana. Sabe que tiene que llevar sus zapatillas más cómodas, además de un par de botellas de agua y algunas barritas energéticas en la mochila.

Su fe lo lleva a que cada 20 de enero sea parte de los miles y miles de peregrinos que llegan a la ciudad Yumbel por la tradicional festividad de San Sebastián.

José Luis lo lleva haciendo así hace más de 15 años. Es el cumplimiento estricto de una la promesa que le hizo al santo con tal de aliviar los dolores causados por la enfermedad de su madre que debió someterse a una delicada intervención quirúrgica.

Según sus propias palabras, “San Sebastián hizo el milagro” y ahora su progenitora se encuentra en buenas condiciones de salud, “salvo por los achaques propios de los años”.

Sin embargo, este año será especial. Ni durante 2021 y 2022 José Luis pudo realizar su peregrinaje. La pandemia por el covid-19 obligó a suspender el arribo de fieles a Yumbel. En todos los caminos de acceso hubo patrullas policiales que frenaban cualquier intención de cumplir con la manda. La necesidad de evitar las aglomeraciones para frenar los contagios de la enfermedad fue razón más que suficiente para que se suspendiera la festividad religiosa.

Ahora, José Luis Sandoval – como lo hacía antes – tiene previsto viajar en bus en la víspera del 20 de enero hasta los Saltos del Laja, tomar una foto con la cascada de fondo y emprender el resto del trayecto a pie hasta confundirse con las oleadas de peregrinos que se trasladan a Yumbel, la gran mayoría para agradecer los favores concedidos por el santo.

Él será parte de esa verdadera marea humana de fieles provenientes de distintos puntos del país que se congregarán en la ciudad santuario, algunos para pagar mandas, otros para pedir un favor a San Sebastián, otros tantos como simples turistas.

En Carabineros se estima que medio millón de personas llegará Yumbel entre el 18 y el 22 de enero. “Creemos que llegarán unas 500 mil personas. Por esa razón, estamos con contingente preventivo desde el lunes pasado”, señaló el mayor Gary Ferrada, jefe de la Quinta Comisaría de Carabineros yumbelina.

El alcalde José Sáez, aunque no entrega una cifra coindice en que “este año, posterior a la pandemia del coronavirus, esperamos una alta convocatoria de turistas y feligreses”.

Como una forma de prevenir dificultades mayores por la masiva peregrinación, “desde ya, organizamos reuniones de planificación con autoridades regionales y comunales, junto a Carabineros, Delegación Provincial, área de salud y Conaf, entre otros organismos, para evitar cualquier situación de riesgo para las personas que llegan a nuestra comuna y al campo de oración”, señaló el jefe comunal de Yumbel.

“Mediante planes de contingencia, nuestras unidades municipales se van a desplegar en diferentes áreas para garantizar el orden público y, además verificar que esta tradicional actividad de llegan miles de personas se viva con fe y alegría”, declaró José Sáez.

El mayor Ferrada, además de confirmar las reuniones de coordinación con las diferentes entidades de Yumbel para aplicar un plan operativo entre el 18 y el 22 de enero, realizó algunas recomendaciones a los asistentes. “Le pedimos a las personas que lleven agua, bloqueador, que usen tarjetas, que compren en locales establecidos para tener un buen desarrollo de la actividad”, declaró el jefe policial.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
etiquetas
FielesperegrinaciónSan SebastiánYUMBEL
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes