lee nuestro papel digital

Identidad

¿Cómo veían a Los Ángeles hacia 1870?

En 1872 se lanzó el libro Chile Ilustrado que describió a las ciudades importantes del país. En el caso de Los Ángeles, entrega una descripción detallada de sus calles, sus accidentes geográficos, principales servicios y actividades productivas relevantes.


 Por Juvenal Rivera

mono libro juve

El libro “Chile Ilustrado” fue un monumental esfuerzo para mostrar al país de 1870 desde una perspectiva social, económica, política, cultura y geográfica.

Su autor fue el librero y editor Recaredo S. Tornero quien se abocó en cuerpo y alma a dar forma a esta voluminosa publicación, denominada con el extenso título de “Chile Ilustrado, Guía Descriptivo del Territorio de Chile, de las capitales de provincia, de los puertos principales”.

Ahí entrega una descripción pormenorizada de las urbes más importantes, de sus instituciones y organismos. Dentro de esas ciudades a lo largo del país, la única reseñada de la provincia de Biobío es Los Angeles.

Básicamente, en el documento se entrega una descripción detallada de las calles de la capital provincial, sus accidentes geográficos, principales servicios y actividades productivas relevantes.

Hay que tener presente que hacia 1870 no funcionaba aún el servicio ferroviario hacia Los Angeles y los viajes se hacían en carruajes hacia Curicó o Angol. Sin embargo, hacía muy poco que estaban funcionando imprentas que editaban los primeros periódicos en la zona.

LOS ANGELES

A continuación, el relato de esta ciudad en “Chile Ilustrado”, en su edición de 2011 que editó la Cámara Chilena de la Construcción, la Pontificia Universidad Católica de Chile y la Biblioteca Nacional.

“La ciudad de Los Angeles se halla situada en la isla de la Laja, sobre el río Quilque, que la cruza de oriente a poniente y mide un área aproximada de 147 cuadras cuadradas.

Las principales calles son empedradas y tienen una figura convexa. Las que se extienden de norte a sur llevan los nombres de Ercilla, Mendoza, Valdivia, Colón, Almagro, Villagrán y Alcázar. Las laterales: Caupolicán, Lautaro, Colocolo, Rengo, Tucapel, Lientur, Janequeo y Galvarino.

El número de casas asciende a 450, de las cuales 403 están gravadas con la contribución de serenos. La generalidad es de un solo piso, de construcción sólida y antigua.

Existe una plaza que se distingue con el nombre de Plaza de Armas, y otra con el nombre de Plaza del Pueblo Nuevo.

Dentro de los límites de la ciudad se encuentran los ríos Palligüe, Quilque y estero Maipo. La cruzan, además, dos acequias, la una que da movimiento al molino de Los Ángeles, situado en el centro de la ciudad, y otra que corta la población Palligüe, perteneciente a la empresa de don Narciso Anguita, y de la cual nacen canales de regadío para muchas propiedades rurales.

Cinco puentes cubren al río Quilque, al frente de otras tantas calles de las que se extienden de norte a sur.

Existe una recova situada en el centro de la ciudad, en calle Almagro, con esquina a la de Rengo, y una alameda en contorno de la Plaza de Armas que sirve de paseo público.

Los principales edificios son los siguientes:

La gobernación, que se compró el año 1854 a un particular en la suma de 4.500 pesos para el servicio de la intendencia. Hoy está ocupado además por las oficinas anexas, como secretaría, comandancia de armas y oficina de estadísticas. Se halla situada en la calle Colón, frente a la esquina oriente del norte de la plaza de armas.

La cárcel pública, edificio bastante regular, con capacidad en la actualidad para 150 reos, susceptible de mejora y de obtener un ensanche para más de 200 detenidos. Se encuentra al norte de la Plaza de Armas.

El liceo ocupa desde hace tres años los edificios que en tiempos anteriores servían de cuarteles. Está situado al sur de la Plaza de Armas, dentro de un recinto de extensión de una cuadra cuadrada, y rodeado de una muralla de piedra de tres varas de elevación sobre el nivel de las calles, en todo el cuadrilátero.

Al norte de la Plaza de Armas se encuentra el cuartel, edificio que mide como 30 varas de frente y que proporciona la necesaria comodidad para el batallón de la guardia nacional de esta ciudad.

La Iglesia Matriz está situada en la esquina oriente del norte de la plaza de Armas. Su frente mide 40 metros y 70 su fondo. Contiene tres naves con cuatro altares de construcción moderna, bastante elegante. Según el plano de este templo, su frontis debe lucir dos hermosas torres que todavía no se han construido.

En establecimientos de beneficencia, solo cuenta la ciudad con un hospital situado al oriente de la población y distante dos cuadras de su límite divisorio. Tiene la suficiente capacidad para las necesidades del departamento.

Existen dos imprentas, una llamada de El Meteoro y la otra de El Laja. La primera publica un periódico dos veces por semana con el mismo nombre de la imprenta. La segunda publica otro periódico también con el nombre del establecimiento, una vez por semana.

Hay dos hoteles, el del Comercio y el de la Unión.

La empresa de coches de don Santiago Wood, por contrata con el supremo gobierno, hace viajes desde ese punto a Angol, tocando en Nacimiento. La línea de coches de Núñez pone a la ciudad en comunicación con el norte, hasta Curicó.

Existe una fábrica de destilación de aguardiente y tres molinos: el de Los Angeles, el de San Miguel y el de San Isidro.

Se cuenta con un club bastante concurrido; lleva el nombre de Club de Los Ángeles.

Las principales producciones de la provincia consisten en trigo, lanas, maderas, vinos y toda clase de cereales.

Su comercio principal se reduce a las harinas, trigo y lana que exportan a la provincia de Concepción por el río Biobío.

El negocio de las mercaderías se efectúa en una escala bastante regular”.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
etiquetas
1870Chile IlustradoLos Angeles
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes