suscríbete al boletín diario

Fondo de Medios

Adultos mayores: cuidados y atenciones frente a la pandemia

Las personas mayores son parte del grupo de riesgo debido a que están más expuestos a las consecuencias más severas del coronavirus. En la presente entrega del proyecto del Fondo de Comunicación Social proporcionamos varios tips para hacer más llevadero el confinamiento obligatorio para este sector de la población.


 Por La Tribuna

10-1, adultos mayores y confinamiento

De acuerdo a los datos del censo de población del 2017, en la comuna de Los Ángeles viven 8 mil 996 personas mayores de 75 años de edad, quienes equivalen al 4,4% del total de habitantes de la capital de la provincia de Biobío.

Sin embargo, en tres años el número de hombres y mujeres que superan ese tramo etario bordea las 10 mil personas, de acuerdo a los datos de la Dirección de Desarrollo Comunitario del municipio angelino.

Y justamente este sector de la población, es uno de los de mayor preocupación. Es que los adultos mayores están considerados como los de mayor riesgo de no superar las consecuencias del Covid-19. De hecho, la mayor parte de las víctimas pertenecen a ese tramo de edad.

Por eso, todos los mayores de 80 años, desde el domingo 22 de marzo pasado, debieron guardar confinamiento obligatorio. Más tarde, el 13 de mayo, cuando la enfermedad arreciaba, el Ministerio de Salud amplió el rango de edad e incluyó a todas las personas mayores de 75 años que debían permanecer en cuarentena obligatoria en sus domicilios, como una forma de resguardarlos.

Durante el proceso de envejecimiento se producen cambios normales asociados a la edad que conducen a un progresivo riesgo de pérdida de la autonomía. Una persona frágil es aquella que ve afectada su autonomía por factores físicos, ambientales, psicológicos, sociales y/o económicos.

Actualmente no existe un patrón de referencia que defina de forma única la fragilidad, debido a la multidimensionalidad de los factores, sin embargo, cualquiera sea la definición o criterio, se explica por una menor reserva de la capacidad fisiológica del cuerpo, siendo la edad avanzada (mayores de 75-80 años) uno de los factores asociados a esta pérdida.

Según el censo 2017, la población de personas mayores en Chile, de 65 años y más, asciende a 2.003.256, correspondiendo a un 11,4 de la población total. En el caso de la población de 80 años y más, esta representa un 23,5% de la población total de personas mayores de 65 años y más en nuestro país.

A la pérdida de la reserva fisiológica en este grupo, se suma una alta presencia de enfermedades crónicas lo que genera una mayor vulnerabilidad y menor capacidad de sobreponerse ante un contagio de coronavirus.

Los datos más recientemente publicados, muestran que, en Italia, a partir de los 70 años aumenta mucho más la tasa de mortalidad en pacientes contagiados por Covid – 19, tasa que prácticamente se duplica para los mayores de 80 años.

Al respecto, el Servicio Nacional del Adulto Mayor (Senama) ha divulgado una cartilla con una serie de recomendaciones para hacer frente a esa situación que, ciertamente, causa inquietud en las personas mayores.

La palabra principal e indicación es el AUTOCUIDADO, esto se refiere a la necesidad de mantener sus tratamientos médicos, tener una alimentación saludable, realizar actividad física, evitar lo que sabemos nos hace mal e incentivar la rutina y las emociones positivas.

PARTAMOS POR SUS TRATAMIENTOS MÉDICOS

1. Mantenga sus recetas y diagnósticos a mano

2. Cuéntele a algún familiar o vecino, por teléfono, si tiene requerimientos de salud que su entorno debiera saber

3. NO se automedique

4. Tome sus medicamentos en los horarios establecidos

5. Si se da cuenta que le quedan pocos medicamentos, puede pedir ayuda a un familiar o contactos cercanos para la compra de estos

6. Evite el consumo de alcohol

MANTENER LA RUTINA

Para que su cerebro sea capaz de procesar lo que está ocurriendo, en el contexto e incertidumbre por la duración del aislamiento, es que se hace necesaria una rutina. La rutina es algo que divide en partes el día y genera un orden establecido.

Algunas recomendaciones son:

1. Intente despertarse y dormirse todos los días a la misma hora.

2. En la medida de lo posible expóngase a luz solar, puede ser cerca de una ventana o si tiene jardín, pase momentos del día ahí.

3. Todos los días levántese, y vístase. Esto servirá para que sienta que su día tiene un inicio y término.

4. Evite quedarse en pijama todo el día.

5. En su rutina incluya actividad física. Por ejemplo en la mañana pararse y levantarse de una silla 20 veces, luego caminar por la casa a paso rápido y hacer ejercicios de estiramiento.

También puede utilizar para ejercicios de brazos paquetes de arroz, o legumbres. Otra idea es caminar por una línea establecida con una lana o bufanda para entrenar su equilibrio.

La actividad física genera endorfinas, las cuales harán que se sienta mejor anímicamente.

6. Incluya horarios establecidos para medicamentos.

7. Respete los horarios de alimentación.

8. En su rutina incluya desafíos mentales, como crucigramas, sudokus, puzzles.

9. Infórmese solo por medios oficiales y ojalá solo dos veces al día. Puede ser noticias en la mañana y en la noche.

10. Dentro de su rutina incluya la comunicación con personas cercanas, mediante teléfono o mensajería instantánea.

11. Acérquese a la espiritualidad, tenga un horario durante el día en el cual agradezca por pequeños momentos: nacimiento de una flor, comida agradable, llamado de un ser querido, música agradable, entre otros.

12. Antes de dormir, realice ejercicios de respiración profunda y con los ojos cerrados puede visualizar lugares bonitos que le generen una sensación agradable.

¿CÓMO TENER UNA ADECUADA NUTRICIÓN?

Es probable que tenga menos acceso a variedad de alimentos, mas eso no quiere decir que su alimentación se vea deteriorada.

Acá van algunos consejos:

1. Mantenga la hidratación, se recomienda al menos 8 vasos de agua al día.

2. Evite el consumo excesivo de sal.

3. Privilegie el consumo de frutas y verduras.

4. Tenga una red de apoyo que pueda entregar alimentos en su puerta.

5. El retiro del Programa Alimentación Complementaria para adulto mayor se está realizando para más de un mes y puede ser retirado por terceros en su Consultorio.

6. Tenga el número de su municipalidad a mano, en algunos municipios se están entregando canastas de alimentos a domicilio

REDES DE APOYO

Cuando se habla de redes de apoyo, se refiere a las personas que pueden ayudar en casos necesarios.

Ejemplo de redes de apoyo son: su familia, vecinos, juntas de vecinos, Municipios, iglesia, Organizaciones No Gubernamentales.

1. Mantenga el contacto telefónico con su familia.

2. Intente no pasar más de 8 horas sin hablar con alguien.

3. De a conocer a sus vecinos (puede ser por debajo de la puerta) los números de contacto de sus familiares para una emergencia y donde trasladarla frente a una emergencia.

4. Existen teléfonos de apoyo como los de Fundación Amanoz (991883366), para personas que se sienten solas y quieren conversar con alguien.

5. Frente a dudas acerca del coronavirus, puede llamar a Salud Responde (6003607777).

LOS SERES QUERIDOS

Primero queremos comentar algunas nociones básicas, frente a la cercanía con una persona querida uno libera una hormona llamada oxitocina, la hormona del amor, la cual se secreta en mujeres amamantando o cuando tomamos de la mano a alguien, también en conversaciones con amigos y seres queridos.

Algunas ideas para que sintamos esta sensación de amor y cercanía a otros:

– Escribir una carta en papel y leerla telefónicamente a un familiar, ordenando sus ideas respecto a cómo se siente en la situación de aislamiento por coronavirus.

– Si tiene alguien cercano que pueda grabar un video, realizar uno y enviarlo por mensajería instantánea a su familia.

– Buscar una frase que le agrade o pensamiento y anotarlo en un cuaderno, para luego compartirlo con seres queridos.

– Enviar mensajes de texto.

– Realizar videollamadas.

– Puede quedar con un ser querido de ver la misma película o serie a una determina hora y comentarla, para así sentirse acompañado y que están viviendo momentos agradables juntos.

– Pueden acordar con sus seres queridos en un horario del día para pensar en la otra persona y relajarse visualizando (mentalmente) momentos agradables vividos por ambos.

– Para aquellos creyentes pueden rezar a la misma hora.

¿ES NORMAL SENTIRSE NERVIOSO FRENTE A ESTA SITUACIÓN?

Cada persona reacciona de forma diferente a situaciones de estrés, sobre todo cuando se refiere a circunstancias desconocidas, y que además necesitan el distanciamiento social, cuarentena o aislamiento. Las personas pueden sentir ansiedad, preocupación o miedo asociado a:

– Percibir su propia salud en riesgo.

– La salud de otros que pudieran enfermarse por coronavirus.

– El enojo que su familia o amigos pueden sentir si tienen que hacer cuarentena por haberse contagiado con usted.

– Tener que ser evaluado para saber si está contagiado.

– Las potenciales pérdidas económicas asociadas al tiempo fuera del trabajo.

– El desafío de asegurar comida y artículos personales.

– La incertidumbre que implica esta situación y la dificultad para planificar el futuro.

EFECTOS EN LA SALUD MENTAL

Ante las medidas de distanciamiento o aislamiento, tenga presente que es posible que sienta ansiedad, soledad, frustración, aburrimiento, miedo, desesperanza y/o rabia.

Esto es normal y puede durar un tiempo prolongado, incluso después del aislamiento.

Lo anterior puede ser especialmente intenso en personas que viven solas, en quienes tienen una salud más frágil y en quienes tienen alguna condición que dificulte su capacidad de comprender la situación de coronavirus.

Tradicionalmente las personas mayores se han informado por medios como la radio y la televisión, pero en esta era digital, muchas veces se pierden de información al no tener acceso a internet o mensajería instantánea, lo cual puede angustiarlos.

Tal como comentamos anteriormente, es fundamental la rutina. Esta servirá para proteger su salud mental, así como también:

– Evite mantener la televisión prendida todo el día.

– Infórmese solamente por medios oficiales y máximo 2 veces al día.

– Viva el día a día, en escenarios de incertidumbre pensar en el futuro solamente generará ansiedad.

– Ocupe estrategias de manejo del estrés que le sirvieron en el pasado, hay personas que escribiendo son capaces de manejar su estrés, otras realizando un pasatiempo dentro del hogar, hay personas que lo manejan hablando por teléfono. Busque la forma que más se adecue.

– Recuerde que como persona mayor ha sido capaz de sobrellevar una serie de eventos como desastres naturales y otros escenarios de incertidumbre.

– Mantenga contacto telefónico con seres queridos.

– Intente llevar un diario donde registra aspectos positivos de su día, por muy pequeños que sean.

– Acérquese a la espiritualidad.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes