suscríbete al boletín diario

Fibras que innovan

Directora ejecutiva de Fundación CMPC: “La educación temprana debe ser una prioridad nacional”

Carolina Andueza afirmó que “solo en Santiago hay entre 1500 y 1800 niños esperando un cupo durante los últimos dos años” para acceder a un jardín infantil o sala cuna.


 Por Juan Villalobos

Foto 0 Icare Abril 2021

La pandemia ha impuesto restricciones y cambios profundos al sistema educativo en sus distintos niveles. Esto ha obligado a las organizaciones a iniciar un proceso acelerado de adaptación, en el cual han surgido diversas innovaciones y oportunidades para el desarrollo de la educación. Esto, con el objetivo de continuar con los procesos educativos de niños y niñas, y de esa forma evitar que la brecha siga creciendo.

Carolina Andueza, directora ejecutiva de Fundación CMPC, participó en el panel “Iniciativas con impacto”, en el marco del encuentro “Educación en pandemia”, organizado por Icare, donde se refirió a la brecha en el desarrollo cognitivo y socioemocional de los niños y niñas desde los primeros meses de vida.

Andueza, junto a diversos actores del área educativa, reiteró el compromiso de la Fundación CMPC con la primera infancia y con la educación temprana de miles de niños y niñas de Chile “porque tenemos la convicción de que debe ser la prioridad nacional”, enfatizó.

“Nosotros percibimos el sentido de urgencia en las familias que apoyamos, que nos necesitaban en este momento más que nunca. Así que, en el mismo marzo del año pasado, tomamos la decisión de migrar nuestros programas a versión virtual”, comentó.

Añadió que en Chile muchas familias no tienen acceso a la educación inicial formal debido a diversos factores como la decisión familiar o las extensas listas de espera para el ingreso a jardines infantiles y salas cunas. “Solo en Santiago hay entre 1500 y 1800 niños esperando un cupo durante los últimos dos años”.

A estas condiciones, agregó, se le sumaron los factores derivados de la pandemia como problemas de conectividad, escuelas sin clases virtuales, hogares sin acceso a planes de internet o a la tecnología y materiales necesarios para estimular a los niños.

Al respecto, Andueza sostuvo que “muchos hogares en los que estamos hay un celular para toda la familia en el que tienen que conectarse los papás al trabajo y los niños a las clases”.

Otro factor a observar, afirmó, es cuál ha sido el rol de los apoderados en el proceso de aprendizaje bajo las circunstancias actuales. Dijo que “la escolaridad de los cuidadores y su salud mental influye en la calidad de las interacciones para el aprendizaje, pero más aún cuando ellos se transforman en los únicos mediadores del aprendizaje en tiempos de pandemia y sabemos también cómo han afectado la salud mental de los adultos estos momentos con tantas tensiones”.

APOYO Y EDUCACIÓN TEMPRANA

Por este motivo, Fundación CMPC, desde el comienzo de la crisis sanitaria, hizo énfasis en ayudar a las familias en el desarrollo de la educación temprana durante la pandemia. Puso a disposición del público material para estimular a los niños y niñas en las casas por medio de diversos canales, como WhatsApp y la distribución en municipios u otros centros comunales.

Además, se realizaron videollamadas para entrenar a los tutores en la estimulación de los niños durante 30 semanas. También se implementaron charlas abiertas al público sobre los temas de estimulación del desarrollo infantil, autocuidado del cuidador y talleres para los beneficiarios de la fundación en interacciones positivas para el aprendizaje y desarrollo.

Respecto a las videollamadas, Carolina Andueza explicó que “el programa de visitas domiciliarias, que se llama HIPPY, lo migramos por completo a videollamadas semanales, en esto que llamamos HIPPY Chile virtual en ocho pasos”.

En primer lugar, señaló, “le donamos tablets a las 21 tutoras que son las mediadoras del aprendizaje de las más de 500 familias que participaron de este programa en 2020. Las capacitamos en temas tecnológicos para que pudieran hacer el programa en virtual y las entrenamos semanalmente para que pudieran hacer esta entrega del programa a estas familias”.

“En el entrenamiento semanal encontramos diferencias estadísticamente significativas en que los papás aumentaron la frecuencia de realización de actividades educativas en el hogar, había más presencia de material educativo y aumentó su autoconfianza para el aprendizaje y desarrollo de los niños, que es muy importante para el futuro de esos niños y de esas familias”, señaló Carolina Andueza, directora ejecutiva de Fundación CMPC.

En tanto, el jefe de División de Educación General del Ministerio de Educación, Raimundo Larraín, destacó la implementación de Sistema de Alerta Temprana (SAT) para la reinserción y retención escolar.

“El objetivo es identificar, con base en las variables, tales como la escolaridad de los padres de los estudiantes, indicadores de vulnerabilidad, indicadores de asistencia, de repitencia y de trayectoria académica de los estudiantes, cuál es ese 10% de estudiantes que presenta mayor riesgo de deserción escolar”, señaló Larraín.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes