Regístrate Regístrate en nuestro newsletter
Radio San Cristobal 97.5 FM San Cristobal
Diario Papel digital
La Tribuna

Día Mundial del Agua

por La Tribuna

El agua es fundamental para la vida, para el desarrollo de las personas, para la evolución de las sociedades desde el principio mismo de la historia de la humanidad. El indígena desarrolló su actividad siempre en torno a una fuente permanente del recurso; el conquistador español siempre buscó, primero que nada, asegurar la provisión del recurso cuando se instaló en estos confines.

El agua o, más bien, la manera en que se utiliza el recurso fue lo que cambió de manera definitiva la fisonomía de la provincia de Biobío en los últimos 150 años. Lo más palpable son las obras de riego de la Asociación Zañartu en la zona de Cabrero y después, de la Asociación de Canalistas del Laja (que abarcó a Los Angeles, principalmente), permitieron que en miles de hectáreas de suelos infértiles brotaran trigo, maíz y otras variedades. El cambio fue radical. En la actualidad, es imposible imaginarse esta zona sin sus suelos pletóricos de verdor cuando antes solo dominaban extensos e improductivos arenales.

Por eso, la sola posibilidad de que el agua comience a menguar o que, en el peor de los casos, ya no se tenga disponibilidad del recurso, es francamente preocupante. No se trata solo de tener agua para el consumo humano, sino que de sostener una actividad económica que ha sido gravitante para el desarrollo del territorio.

Hace ya varios años que se viene trabajando en planes de gestión de cuenca, como las del río Biobío y del Laja en nuestra provincia de Biobío, cuyo fin es consensuar una institucionalidad que fortalezca la gobernanza del agua, de una forma descentralizada y vinculante. La intención es contar con una planificación estratégica a nivel de cuenca, reconociendo las particularidades de cada territorio, y que considere todos los intereses y necesidades que interactúan en cada zona hidrosocial. Hay que tener presente que dichas necesidades son muy diversas y, en algunas ocasiones, hasta contrapuestas: generación eléctrica, riego, agua potable, turismo, entre otras. Cada uno de los entes con relación al tema debe tener su espacio para expresar sus puntos de vista pero también debe tener voluntad de llegar a acuerdos en que la premisa fundamental sea el bien común.

Hasta no hace muchas décadas, se tenía la idea que el agua era un bien inagotable. Sin embargo, la experiencia ha demostrado que es un recurso finito, que se contamina con facilidad debido a la acción de las propias personas, que muchas veces se derrocha sin sentido alguno, y que ha ya ha comenzado a faltar en territorios donde antes brotaba abundante y generosa.

Lo hecho hasta ahora desde la institucionalidad para hacer un uso racional del agua es importante pero ciertamente que se debe apresurar el tranco para tomar las decisiones que sean necesarias para evitar una situación de crisis, como la que ya han vivido algunas zonas del mundo en que la falta de agua ha sido uno de los factores desencadenantes de las hambrunas y severos conflictos sociales. Hay que actuar de manera oportuna porque, como reza un viejo refrán, gota a gota, el agua se agota.

Síguenos: Google News
banner redes
banner redes banner redes banner redes banner redes banner redes

¿Quieres contactarnos? Escríbenos a [email protected]

Contáctanos
La voz de la provincia AM

Más visto