lee nuestro papel digital

Editorial

Alfarería de Nacimiento


 Por La Tribuna

Fue a principios del siglo pasado cuando se comenzó a forjar una actividad que, con el paso de los años, se ha convertido en el sello distintivo de la comuna de Nacimiento: su alfarería.

Las cualidades de los pozos de greda de esa zona, situados en las primeras estribaciones de la Cordillera de Nahuelbuta, son el ingrediente fundamental para dar forma una actividad que ahora otorga identidad a ese territorio.

La alfarería y la cerámica tomaron más fuerza desde la década del 30 cuando comenzó una producción de tipo más industrial, primero de cacharros de greda, luego de loza y finalmente de tejas, una de las actividades más masificadas por el volumen que era despachado a distintos rincones del país.

Los cacharros de greda y las tejas de Nacimiento comenzaron a ser reconocidas por todo Chile, principalmente por la calidad del material que le valió un muy buen prestigio.

Sin embargo, en las últimas décadas, particularmente el uso de tejas ha decrecido de manera importante por la aparición de otros materiales que la reemplazan. Pese a lo anterior, en Nacimiento persiste la tradición en talleres de cerámica dedicados a la producción de figuras decorativas y piezas utilitarias. Más de una decena de establecimientos están dedicados a elaborar jarrones, vasos, copas, floreros, ollas, budineras, pailas, ánforas, maceteros, pocillos, fuentes, loza esmaltada, entre otros.

No en vano, sus autoridades y la comunidad coinciden en que la actividad es la que da más prestigio a la comuna de Nacimiento, y a su vez la que más la identifica a nivel nacional e internacional.

En función de lo mismo es que en el área urbana se cuenta con un espacio especial dedicado exclusivamente a la alfarería. El Paseo del Artesano “Elías Barra González” es el centro de exposición y venta de cerámica nacimentana más importante dentro de la comuna. Ubicado en pleno centro de la ciudad, al costado del Mercado Municipal, ofrece las más variadas piezas de cerámica, además de artesanías en otros materiales.

La alfarería de Nacimiento es el resultado de un proceso manual, en donde cada pieza conlleva un largo y dedicado proceso de creación y trabajo, desde la búsqueda de la materia prima hasta su exhibición en un local establecido. Es artesanía en todo sentido de la palabra.

En ese marco, son loables los esfuerzos del municipio nacimiento y la comunidad para apuntar su acción en la promoción de la actividad alfarera, como lo fue la reciente realización de la Feria de la Alfarería y la Cerámica, que giró en torno a tan noble oficio.

Fueron miles de personas que acudieron al recinto del fuerte histórico para participar de las tres jornadas en que se mostraron los trabajos de los alfareros locales, así como instancias de gastronomía típica y música.

Se trata de un esfuerzo decidido y decisivo para mantener vida una tradición nacimentana, para sostener y sustentar un elemento que otorga identidad a los habitantes de esa comuna de la provincia de Biobío.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes