lee nuestro papel digital

Editorial

Talleres laborales Cemujer


 Por Fredy Muñoz

Durante la mañana de ayer, el Centro Integral de la Mujer de la municipalidad de Los Ángeles realizó el lanzamiento de sus talleres laborales 2022, instancia que desde el año 2020 no se efectuaba de manera presencial, y que volvió a convocar a decenas de mujeres angelinas quienes participan activamente de esta alternativa recreativo-laboral.

Se trató de una ceremonia colmada por simbolismos donde la característica más marcada fue el rostro alegre de mujeres, que ven en esta instancia, alternativas reales para dejar a través los peores días de la pandemia, seguir activas, recrearse y también, y muy importante una oportunidad de emprender y dar estabilidad económica a sus familias.

Son precisamente ellas, las mujeres, quienes acuden al emprendimiento como una opción de sustento económico, compatible con las labores del hogar, los hijos e hijas, y toda la gama de actividad que realizan diariamente. Aprender un oficio o actividad, constituye entonces una forma no solo de salir del hogar, y recrearse, sino también de iniciarse en la actividad laboral.

Según la sexta encuesta de microemprendimiento, realizada a finales del año pasado, las mujeres representan el 38,6 % del universo microemprendedor, equivalente a 794.852 personas, de un total de 2.057.903 en el país. Siendo el 73,8 % de los microemprendimientos de mujeres ligado a los sectores de servicios y comercio. Números que en pandemia, se intensificaron de manera importante, cuando fueron ellas, las mujeres, las que iniciaron diferentes alternativas de negocios ante la falta de empleo formal de sus parejas, producto de despidos o interrupciones laborales.

Son ellas también, las mujeres, quienes en muchos casos son el único sustento de sus familias, y lo hacen de la mano del emprendimiento. Es por ello, que resulta más que destacable las alternativas de capacitación y perfeccionamiento que hoy se les pueda brindar, como lo son los talleres municipales de Cemujer; donde tras un periodo de formación logran aprender un oficio, que pueda terminar en un futuro negocio.

La tarea entonces es diversificar estas alternativas, tal vez profesionalizar las opciones y también, porque no, generar incubadoras que permitan –tras el aprendizaje- impulsar nuevos negocios. El emprendimiento femenino va al alza, y el apoyo de las distintas instituciones, en este caso la municipalidad, resultan cruciales.

Felicitaciones a todas quienes se atrevieron a aprender y emprender, y que sea un feliz inicio de clases 2022.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes