suscríbete al boletín diario

Editorial

Decisiones personales, consecuencias colectivas


 Por La Tribuna

En sólo dos días la provincia de Biobío sumó 81 casos de Covid-19, dejando a la zona con 250 casos activos, vale decir, personas en posibilidad de transmitir a otros el temido virus.

Brotes principalmente familiares han determinado las investigaciones epidemiológicas, la mayoría de los cuales tienen su origen en encuentros entre parientes, porque existe la necesidad de conectarnos más allá de lo virtual, de mirarnos a los ojos y de compartir lo cotidiano.

Y es que las consecuencias en la salud mental de las personas, hasta ahora, pueden ser insospechadas, ya que los contactos se reducen a quienes viven en el mismo hogar, sin posibilidad de visitar otras casas, de nutrirnos de ese cariño del que antes disfrutábamos de forma segura y periódica, sin mayores cuestionamientos.

Hasta ahí pudiera ser comprensible la necesidad de volver a reunirnos, sin embargo el riesgo que ello implica hoy, pone en peligro todos los encuentros futuros, porque las cifras así lo demuestran.

Para el día de la madre hubo un alza importante de los números en nuestra provincia, lo que se asoció a visitas de personas de otras ciudades, particularmente de la región Metropolitana, desde donde se importó el virus. Ahora, donde nuevamente las estadísticas exhiben un aumento, se explica un origen similar.

Por ello la pregunta es: ¿vale la pena exponernos hoy?, la decisión, aunque personal, traerá consecuencias colectivas, como las que se vieron este domingo con 57 casos nuevos, y este lunes con 24.

Si bien a nivel local hay 29 personas hospitalizadas, la disposición de camas críticas funciona en red, por lo que no se dudará a la hora de enviar a algún paciente de otra ciudad hasta nuestra zona. De hecho, cinco de los internados provienen de la provincia de Concepción donde están aún más complicados. 

No esperemos una cuarentena, o un cordón sanitario para actuar. Primero por nosotros, luego por el que amamos, pero también por aquel al que desconocemos, que también tiene una familia, y que de igual forma debe cuidarse.

“Tenemos para doce meses más”, reconoció el subsecretario de redes asistencial Arturo Zúñiga en Radio San Cristóbal hace algunos días, aprendamos entonces a convivir de la mejor forma posible con esta enfermedad aún desconocida, que llegó para darnos lecciones mayores a las que podemos internalizar en este momento.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes