lunes 24 de junio, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Editorial

Tu disciplina y la búsqueda de la verdad


 Por La Tribuna

Claudia Fuentes

Por Claudia Fuentes Riveros

Directora

“La Búsqueda de la verdad en la Disciplina” se denominó el debate realizado la tarde de ayer en la Universidad Santo Tomás y que fue organizada por la Dirección de Formación e Identidad de dicha Casa de Estudios, que como cada año promueve un tema sello, que busca acercar algún valor inspirado por Santo Tomás de Aquino a través de actividades y perspectivas atractivas, entre las que destaca la presentación de un personaje que encarne o haya encarnado en su vida ese valor.

Este año, el personaje elegido es El Principito, creado por A. Saint-Exupéry, que encarna esa búsqueda de la verdad de la vida, a través de la amistad, que le lleva a abandonar su cómodo hábitat para recorrer nuevos lugares y tratar con diversos personajes. Esto le permite identificar diversas actitudes y explicaciones sobre la vida y la felicidad.

Bajo estos parámetros se realizó la actividad, que convocó a estudiantes de la Casa de Estudios, y donde tres profesionales respondieron interrogantes relacionadas con la búsqueda de la verdad sus disciplinas: la ciencia, la vida sacerdotal y el periodismo.  Los invitados fueron la directora académica de UST y magíster en Ciencias Médico Veterinarias, Carolina Ríos, el capellán de la institución, padre Alexis Sandoval y quien escribe.

Fue una instancia de conversación que permitió establecer algunas conclusiones, como por ejemplo que no existe una verdad absoluta, sino que la verdad es dinámica que cambia según las circunstancias y la visión de quien busque esa verdad.  Pero más allá de esto, se trató de una instancia de conversación motivadora que permitió conocer cómo se relacionada cada una de las áreas presentes con esta temática, cómo desde diversas disciplinas se contribuye a la sociedad y finalmente, cómo el desarrollo de tus labores ya sean por vocación, profesionalismo o pasión, o todas en conjunto, te permiten alcanzar la felicidad.  

En este sentido, El Principito nos recuerda dónde hay que buscar lo realmente importante para nuestro proyecto de vida y nuestra felicidad. Como la búsqueda conjunta de ese tipo de agua especial que es «buena para el corazón como un regalo» (cap. 25). Nos enseña que la verdad está más allá de lo que percibimos con nuestros sentidos, pero que sí captamos con nuestra inteligencia y nuestra tendencia al amor y al bien, pues “lo esencial es invisible a los ojos” (cap. 21).

Felicitamos este tipo de instancias, en este caso a Santo Tomás, ya que nos permiten más allá de lo filosófico presentar nuestra labor como periodistas y desmitificar ciertas creencias que hoy pesan sobre los medios de comunicación.  Realzando finalmente, el rol qué cumplimos dentro de la Sociedad contribuyendo desde la materia prima que es la información, en el desarrollo de nuestro entorno y la sociedad.


  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes