suscríbete al boletín diario

Editorial

Señor Presidente, sólo algunos puntos importantes

 La provincia ya no necesita más “visitas protocolares”, sino que acciones concretas que dejen obras y no palabras. Ya no podemos seguir esperando ilusionados con el progreso. Si incluso pareciera que los senadores ya se fueron a las futuras zonas, olvidando que esta gente los necesita no sólo para legislar, sino para canalizar los anhelos y urgencias de todo este hermoso territorio.  


 Por La Tribuna

30-07-2018_19-43-041__1

Hoy llega a nuestra Provincia de Biobío, el Presidente de la República Sebastián Piñera en lo que es su primera visita oficial como máxima autoridad del país. Si bien su llegada es fundamentalmente para inaugurar la escuela modular de Callaqui en Alto Biobío, eso no quita que se pueda lograr un avance en tantos proyectos estancados. La política de austeridad, no puede afectar los proyectos.

Señor Presidente, hace años que se viene abordando la posibilidad de que la provincia cuente con un aeropuerto, pero las gestiones que se han hecho, han sido mera publicidad, porque avances considerables no existen.

Se trata de dos provincias relevantes del sector agrícola, forestal y energético, con gran potencial turístico que se verían favorecidas: Biobío y Malleco, que juntas suman más de 600 mil habitantes. La pista es el gran problema y sin una fuerte inversión estatal, se continuará dejando como un patio trasero de la región a esta zona con gran potencial.

Asimismo, tal como se mencionaba anteriormente, este territorio tiene grandes posibilidades para transformarse en un polo turístico importante para el país. Alto Biobío y Antuco, son diamantes en bruto que requieren de una fuerte inyección de recursos públicos y privados para generar oferta. Hoy, con la nueva conformación regional, sin Ñuble, Biobío se convierte en la provincia con mayores cualidades turísticas, tanto por su cordillera, como también por su cultura, termas, cascadas, lagos y lagunas, entre tantos otros. El ministerio de Economía ha funcionado bastante al debe a través de Sernatur y estamos prácticamente igual que hace 20 años en esta materia. Si se trata de innovar o hacer nuevos negocios que generen empleo y mayores oportunidades, aquí hay un nicho.

Finalmente, desde el punto de vista político, la provincia debe comenzar a tener un liderazgo fuerte. Actualmente el gobierno y su presencia en este lugar es muy baja. Todo está concentrado en el desarrollo de la capital regional y sus autoridades en demasiadas relaciones públicas más que acciones concretas, mientras tanto, en materia de conectividad, cultura, obras públicas y demases, son los alcaldes quienes tienen que ir directo a Santiago para ver si sus comunas pueden ser consideradas en el desarrollo e inversión pública y eso no es justo.

La agricultura, apicultura y tantos otros puntos necesitan de un gobierno que los apoye.

La provincia ya no necesita más “visitas protocolares”, sino que acciones concretas que dejen obras y no palabras. Ya no podemos seguir esperando ilusionados con el progreso. Si incluso pareciera que los senadores ya se fueron a las futuras zonas, olvidando que esta gente los necesita no sólo para legislar, sino para canalizar los anhelos y urgencias de todo este hermoso territorio.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes