miércoles 18 de septiembre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Editorial

La polémica de la muñeca inflable

Toda persona que habita este hermoso país está protegido constitucionalmente y no podemos permitir que se utilicen estereotipos y chistes de mal gusto que pretendan denostar. El respeto siempre debe primar entre los seres humanos. Ojalá nuestros líderes aprendan a comportarse y a predicar lo que por otro lado dicen con palabras muy poéticas en sus discursos.


 Por LESLIA JORQUERA

14-12-2016_20-11-201editorial.gif

La jornada del martes por la noche, sería la tranquila y tradicional cena anual que realizan los empresarios agrupados en Asexma, que es presidida por el empresario Roberto Fantuzzi, quien además es integrante del Consejo de Observadores Ciudadanos del Proceso Constituyente.

Sin embargo, lo que causó revuelo en la opinión pública, fue que en el evento realizado en Casa Piedra en la comuna de Vitacura y tras las diversas presentaciones, se realizó una entrega de regalos que cayeron en lo desubicado.

Mientras en el escenario se encontraba el ministro de Economía, Luis Felipe Céspedes, el ex agente de Chile en la Haya, José Miguel Insulza, el senador Alejandro Guillier, el ministro de Energía, Andrés Rebolledo y el vicepresidente de Corfo, Eduardo Bitrán, se les entregó una serie de “obsequios metafóricos” que no tienen otro significado que una falta de respeto.

Una muñeca inflable para “estimular la economía”, una peluca a Inzulza y un caballo de palo a Guillier.

En el minuto, pese a lo que hayan dicho después para justificarse, los presentes celebraron, aplaudieron y se prestaron sin inconvenientes para el circo.

Como consecuencia, inmediatamente las opiniones se dejaron caer e incluso, la propia Presidenta de la República salió a calificar el hecho como inaceptable.

Algunos hablan de sobrerreacción a esta mal llamada humorada, pero lo cierto es que en los últimos años, nos hemos convertido en una sociedad muy sensible al maltrato de cualquier tipo y especialmente cuando se trata de la mujer.

Somos una nación donde se cometen más de 40 femicidios al año. Muchos de ellos ocupan las páginas policiales de la prensa, por la crueldad adicional con la que actúan las parejas o victimarios.

Por otro lado, los femicidios frustrados se han incrementado en un 44% en los últimos dos años, por lo tanto, si las propias autoridades públicas y privadas no dan el ejemplo frente al respeto que se debe tener en torno a las personas, sea cual sea su raza, sexo o condición social, difícilmente podremos avanzar en una sociedad más inclusiva e igualitaria.

Toda persona que habita este hermoso país está protegida constitucionalmente y no podemos permitir que se utilicen estereotipos y chistes de mal gusto que pretendan denostar.

El respeto siempre debe primar entre los seres humanos. Ojalá nuestros líderes aprendan a comportarse y a predicar lo que por otro lado dicen con palabras muy poéticas en sus discursos.

 

Newsletter

  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes