lee nuestro papel digital

Economía

Aumento de cotizaciones: El eje más relevante de la Reforma Previsional del Gobierno

El abogado y académico de Derecho Laboral en la Pontificia Universidad Católica de Chile, José Francisco López, en entrevista con radio San Cristóbal analizó los distintos puntos que considera la propuesta.


 Por Camila Celis

pexels-kampus-production-8441780

Diversas reacciones ha generado la Reforma Previsional que anunció el Gobierno durante los últimos meses.

Frente a esto, el abogado y académico de Derecho Laboral en la Pontificia Universidad Católica de Chile, José Francisco López, en entrevista con radio San Cristóbal analizó los distintos ejes de la propuesta.

Comenzó explicando que “lo más relevante de la reforma es que primero se aumenta de manera inmediata la PGU. En segundo lugar, se crea un nuevo componente de seguridad social, financiado por los empleadores equivalente al 6%, donde se registrarán todos estos aportes en las cuentas personales que contemplan compensaciones significativas, específicamente para las mujeres. Uno de los ejes es la perspectiva de género, reconociendo que las mujeres trabajadoras tienen, en general, lagunas o difícil acceso laboral por maternidad. Hay un componente muy importante de perspectiva de género que hay que destacar”.

Respecto al tercer punto, indicó que “se terminarían las AFP, como un componente adicional bastante relevante y existirán nuevos gestores de inversión tanto privados como una alternativa pública. Eso hace que se rebajen los montos de manera considerable de lo que hoy se cobra por comisiones. Por ende, el sistema tenderá a abaratar esos costos en beneficio de los trabajadores. Finalmente se va a trabajar en mantener la heredabilidad de los fondos de pensiones. Estos son los cuatros grandes ejes de esta reforma”.

AUMENTO DE COTIZACIONES

En relación al aumento del 6% de la cotización de cargo al empleador, el académico explicó que “por una parte hay que entender de dónde vienen las cotizaciones previsionales. No hay que olvidar que vienen de las remuneraciones del trabajador. El empleador solo envía esa recaudación a las AFP. Sin embargo, lo que existiría en esta reforma, es que los empleadores van a tener que pagar un 6% de la remuneración del trabajadore como una cotización que harán ellos y no se saca de la remuneración del trabajador. Por ende, de un sistema individual y de solo un actor pasaríamos a un sistema donde hay tres actores: El Estado con la PGU, la cuenta de capitalización individual de cada uno de los trabajadores, y este 6% de los empleadores”.

Al referirse al Aporte Previsional Voluntario Colectivo, mencionó que “hoy el empleador destina un porcentaje al aporte solidario para pagar lo que corresponda cuando los trabajadores son desvinculados por seguro de cesantía. Este concepto si existe, pero en la reforma lo transferimos al concepto de pensiones e ir generando una masa crítica de dinero que vaya a equilibrar y generar equidad en el pago de pensiones a personas que hoy ganan mucho menos, y que en un sistema 100% individual jamás podrían tener pensiones equivalentes a su último sueldo”.

“El sistema lo que hace es recoger a personas que ganan altos salarios vayan con este 100% a contribuir y generar esta nivelación que actualmente no existe”, puntualizó López.

¿FIN DE LAS AFP?

En cuanto al termino de las AFP, el profesional detalló que van a existir estos gestores de inversión privados y públicos, sin fines de lucro, porque las AFP son empresas. Estos gestores van a trabajar para que la cotización de los trabajadores sea bien invertida para aumentar su pensión. Harán el mismo trabajo que las AFP pero son sin fines de lucro, y de esa manera, bajan los costos y toda esa cotización adicional quedará en el bolsillo de los trabajadores”.

Desde su punto de vista, el abogado manifestó que “no hay duda alguna que esta reforma mejoraría el sistema, por el solo hecho que ya se sube la cotización porque genera un aumento de capital. También por la redistribución, y a través de esa vía se mejoran las futuras pensiones de personas que tienen pensiones muy bajas, eso generaría una equidad directo a la vena; y lo último el aumento de la PGU a 250 mil pesos es algo muy relevante para los que nunca cotizaron o lo hicieron por muy poco”.

“Por ejemplo, todas las madres que se han dedicado al cuidado de los hijos y que de una y otra manera nunca cotizaron, a través de la PGU van a tener una pensión a penas entre en vigencia la norma”, finalizó.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
etiquetas
ECONOMÍApensiones
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes