lee nuestro papel digital

Economía

Proyectan que migrantes y tecnología potenciarán la fruticultura chilena en el corto plazo

No obstante, desde Fedefruta aseguraron que los colaboradores chilenos siguen siendo los más relevantes y con mayores posibilidades de movilización dentro del territorio nacional.


 Por Jorge Guzmán B.

am 1 2306

El presidente de la Federación de Productores de Fruta de Chile (Fedefruta), Jorge Valenzuela, afirmó que los trabajadores migrantes y el uso de herramientas para labores agrícolas en la fruticultura “están ganando terreno en los campos chilenos”, debido a la paulatina salida de los colaboradores nacionales de este tipo de trabajos en el país. 

En conversación con diario La Tribuna, el vocero del gremio manifestó que “la disponibilidad de colaboradores es un tema todo el año, porque se necesita gente en los campos los 12 meses del año, para las mantenciones, fertilizaciones, podas y otras tareas”.

Valenzuela explicó que “los peak se dan en cosecha, que hoy está empezando en el norte, con la cereza temprana, desde mediados de octubre hasta fines de mayo. Durante los últimos años, una de las grandes preocupaciones que tenemos es que cada vez tenemos menos gente para las distintas labores, sobre todo en la cosecha, para los distintos frutales y en las distintas regiones”.

En este contexto, uno de los apoyos para llegar a los resultados esperados por los productores de fruta de acuerdo a Valenzuela, “han sido los inmigrantes, principalmente haitianos, que hoy han emigrado tanto de Chile como de las labores agrícolas, dedicándose más al comercio”.

IMPULSANDO LA PRODUCCIÓN

“Las últimas dos temporadas, la mayor cantidad de trabajadores que han colaborado con nosotros es gente de Bolivia, muy bien calificada y que viene específicamente a las labores de cosecha para luego regresar a su país”, dijo el vocero de Fedefruta.

Indicó que “estamos trabajando con el Ministerio (de Agricultura) para tener un estatuto del temporero inmigrante, que va a facilitar contractualmente las labores, dejando la cancha bien rayada para este trabajo. Esperamos poder comenzar, ya en octubre, con este contrato para inmigrantes, a quienes quiero agradecer, son muy buenos trabajadores”, valoró.

Sobre la proporción de trabajadores migrantes en frutales versus la mano de obra nacional, Valenzuela informó que “el trabajador chileno sigue siendo el más relevante y con una movilidad mayor dentro del territorio nacional desde Copiapó a Osorno”.

Refiriéndose al IFE Laboral y su influencia en el ingreso de trabajadores de temporada a labores frutícolas, el presidente de Fedefruta destacó “el apoyo que tendría que verse por región, nosotros concentramos mucha gente por época y por regiones. Ayuda más en la mantención de los huertos. Estos IFE y todos estos apoyos son bienvenidos, pero le falta una mejor comunicación, para que la gente lo pueda entender bien y tengan más conocimiento sobre las medidas”.

La misma población que se desempeña en labores agrícolas, según el dirigente gremial “se va envejeciendo, sin embargo hoy el nuevo uso de tecnologías en los frutales ayuda. Hoy están llegando máquinas cosechadoras de manzana, máquinas para podar, máquinas cosechadoras de nuez, como se da en el caso de los avellanos”. Todos esos implementos “son cosas que necesitan un grado de capacitación distinto, lo que ha hecho que los jóvenes se interesen en el tema agrícola, pero son cosas que con el tiempo se tienen que ir mejorando”.

Respecto al avance en el uso de tecnología en los árboles frutales presentes en Chile, Jorge Valenzuela contó que “los frutales de nuez están mucho más mecanizados que la fruta fresca desde el punto de vista de su cosecha, pero también se está trabajando con agricultura de precisión, basada en datos y uso de drones, entre otras innovaciones”.

CAMBIOS EN LA ACTIVIDAD

El dirigente gremial explicó que “el riego está muy bien avanzado y ahí se requiere una capacitación distinta y de un cambio generacional, que pueda entender todo este mundo y ese es el camino que está tomando este recambio”.

De acuerdo a la apreciación del vocero de Fedefruta “esto son cambios que se darán con el tiempo, eventualmente llegarán robots cosechadores de fruta fresca que se irán calibrando para que la calidad de la fruta que conocemos hoy no se vea perjudicada. En el caso de la fruta fresca, que es la que requiere de más personas para su cosecha, sigue habiendo más trabajadores chilenos que extranjeros, si bien el extranjero es un complemento dependiendo de la región y del frutal”, indicó Valenzuela. El dirigente del gremio frutícola agregó que “lo que nosotros estamos trabajando es que la incorporación de extranjeros sea más regulada, tanto en beneficio de los trabajadores como del empleador y que las condiciones sean lo mejor posible para todos. Sigue habiendo más trabajadores chilenos, si bien todos los extranjeros que quieran trabajar en la fruta siempre son invitados y bienvenidos. En cosechas como cerezos o uvas un trabajador puede ganar bien y bajo buenas condiciones”, finalizó.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
etiquetas
extranjeros fruticultura chilefruticultura chilenamano de obra extranjera chile
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes