lee nuestro papel digital

Economía

Disminución de la importación de carne abre oportunidades para la producción local

Desde Fedecarne dijeron que son necesarios incentivos públicos y privados que permitan aumentar la masa ganadera y cubrir estos espacios en los próximos tres a cuatro años.


 Por Jorge Guzmán B.

am 2 0303
La baja rentabilidad de la actividad ganadera en Chile y el ingreso de carnes del extranjero al país habría desincentivado las inversiones y la existencia de ganado nacional.

El aumento de exportaciones de países productores de carne a otros mercados y la disminución de la masa ganadera local explica la menor oferta de carne en el país según voceros de la Federación Gremial Nacional de Productores de Carne y de Socabio, situación que se mantiene desde 2021 y que podría aumentar el mercado interno de esta proteína nacional.

El presidente de la Federación Gremial Nacional de Productores de Ganado Bovino (Fedecarne F.G.), Ignacio Besoain, dijo a diario La Tribuna que “más que una escasez, los volúmenes, tanto importados como nacionales están ajustados pero acordes a la demanda. Históricamente, sobre todo en el caso de la carne importada, teníamos siempre mucho excedente de distintos cortes de carne y eso es lo que no se ha visto en el último tiempo. Una de las razones en el caso de la carne importada tiene relación con que el precio para oriente está muy atractivo, por ejemplo en el caso de Brasil está más atractivo exportar a China que a Chile, aunque si bien no han dejado de exportar a Chile, los volúmenes son bastante más acotados”. Besoain agregó que “países como Paraguay, que también exportan a Chile han mantenido los volúmenes, por lo que estos se han acotado bastante. En el caso de la carne nacional, el último año y medio o dos años, han sido más favorables en niveles de precios históricos, pero la gran limitante es la masa ganadera y la producción nacional que no es capaz de cubrir los espacios de déficit que quedan de carne importada, entonces cuando bajan las importaciones de carne el espacio que se genera no es cubierto por la producción nacional”.

EQUILIBRIO DA NUEVOS ESPACIOS A LA PRODUCCIÓN LOCAL DE CARNE

El vocero de Fedecarne manifestó que “otra arista sobre este tema es la demanda del producto, el consumo ha estado bastante restringido desde diciembre del 2021, en adelante, enero y febrero han visto una baja a nivel nacional, lo que hace que se mantenga este equilibrio entre lo que se produce a nivel nacional y las importaciones, que dejan la disponibilidad en un equilibrio, mas no en un escenario de escasez”.

Ignacio Besoain indicó que “el anhelo a nivel productivo es que Chile tenga un espacio para hacer crecer su masa ganadera con la ayuda de políticas público-privadas que incentiven ese crecimiento, pero son procesos de largo aliento y viene de la mano con una masa ganadera que viene decreciendo en los últimos 10 años a tasas importantes, por lo que revertir eso significarían por lo menos tres o cuatro años para ver que nuestra masa ganadera aumente y cubra estos espacios o gane mercado sobre la carne importada”.

Ignacio Besoain expresó que “pensar que para potencias como Brasil y Uruguay, donde es más atractivo exportar a China o a Europa que a Chile, la situación cambiaria es difícil porque va a depender del comportamiento del mercado o de lo que pase con China en los próximos meses, pero lo que nosotros sí podemos manejar es nuestra producción interna, que tiene un potencial de crecer e impulsar la marca país, más que nada por un tema de seguridad alimentaria, porque no podemos depender de la carne importada para satisfacer las necesidades de los consumidores nacionales”.

El presidente de Fedecarne admitió que lo anterior “no es algo sencillo, tienen que haber incentivos y políticas público-privadas que permitan que esto revierta los números y tengamos tasas de masa ganadera creciente, de hecho desde Fedecarne hemos tenido un trabajo interno para desarrollar un plan de fomento a la ganadería chilena y hemos intentado trabajar con el actual Ministerio y esperamos poder presentarle al próximo estos planes de manera que se fomente el aumento de la masa ganadera”. El presidente de la Sociedad Agrícola de Biobío (Socabio A.G.), José Miguel Stegmeier, explicó sobre la materia que esta “es una escasez relativa, ya que si bien es cierto se han incrementado los precios en parte por una menor oferta a lo habitual, en lo general existe en el mercado un stock que está disponible al público con prácticamente todos los cortes, ya sea de carnes nacionales como de carnes importadas”.

EQUILIBRIOS EN CADENA PRODUCTIVA AUMENTARÍAN LA MASA GANADERA

Stegmeier subrayó agregó que “esta realidad que también ocurre en otros países, en el particular caso de Chile tiene relación en alguna medida con la constante reducción de nuestra masa ganadera nacional y con nuestra cada vez mayor dependencia de carnes importadas, lo más relevante es analizar  las tendencias del mercado al respecto. Durante un largo período la rentabilidad de la ganadería de carne fue muy estrecha o negativa, lo cual desincentivó significativamente las inversiones y consecuentemente se tradujo en una caída constante de la masa ganadera. Ha sido también una problemática constante, la importación de carnes de las cuales no tenemos certeza de que realmente cumplan con las categorías exigidas por el país y eso constituiría una competencia desleal, que sin lugar a dudas afecta a nuestros productores”. El vocero de Socabio planteó que “desde el sector privado, debemos equilibrar el conjunto de la cadena de la carne, es decir, que tanto los  criadores, los recriadores, los engorderos, las ferias, la industria procesadora y las carnicerías y supermercados, obtengan de manera justa su rentabilidad y así cada eslabón pueda prosperar adecuadamente en el negocio”.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:
etiquetas
carne chilecarne los angelescarnicerias los angelesdisminucion de importacion de carnefedecarnesocabio
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes