suscríbete al boletín diario

Economía

José Miguel Stegmeier: “Probablemente en algunos casos mejore la posición de nuestra fruta en China”

Además, el presidente de Socabío recalcó que en este complejo periodo entre Estados Unidos y el país Asiático, Chile debe ser muy activo en la promoción de sus exportaciones, y exigir el cabal cumplimiento de sus tratados comerciales.


 Por La Tribuna

26-07-2018_17-08-351__9.1

Chile no está ajeno a los efectos que conlleva la guerra comercial desatada entre Estados Unidos y China, y esto se ha visto en una brusca caída del precio del cobre y, en contraposición, en un alza del tipo de cambio, que ha llegado a superar los $660.

Considerando además, que la mayor cantidad de nuestras exportaciones tienen como destino a estas dos grandes potencias mundiales.

A pesar de esta preocupación, este miércoles, Fedefruta entregó sus estimaciones sobre las exportaciones de fruta fresca para el 2018, proyectándose un crecimiento del 6,1%.

Dentro de las especies que más aumentarían el volumen de sus envíos durante este 2018, están las cerezas y los arándanos.

Por otro lado, las frutas que verían un descenso en sus exportaciones en volumen son las paltas y las peras.

Considerando todo lo anterior, y que la provincia de Biobío es una zona de gran relevancia en este tipo de exportaciones, con una alta producción de cerezas, arándanos, nueces, entre otros.

Para conocer la opinión del agro local con respecto a la proyección de Fedefruta, La Tribuna se contactó con el presidente de la Sociedad Agrícola del Biobío –Socabio- , José Miguel Stegmeier, quien manifestó que si se consideran ciertos aspectos, las exportaciones se verán favorecidas con esta guerra comercial.

“La dinámica exportadora supera las contingencias, como es en este caso la llamada ‘guerra comercial’. Existe una superficie plantada de diversas especies que se incrementa cada año y que además, por la tecnología disponible y que es aplicada eficazmente por los productores, aumenta año a año la producción y la calidad de la fruta, lo cual en gran medida explica este crecimiento sostenido de las exportaciones”, sostuvo Stegmeier.

A ello, añadió que “sí, debemos diferenciar lo que corresponde a volúmenes físicos exportados, con valores en dólares recibidos por las mismas, cifras que no necesariamente coinciden porcentualmente (…) y también debemos observar lo que estos dólares finalmente significan en pesos, conversión que coyunturalmente es positiva por el incremento del valor de la moneda norteamericana”.

Del mismo modo, el presidente de Socabio enfatizó que “en cuanto a la ‘guerra comercial’ en sí, probablemente en algunos casos mejore la posición de nuestra fruta en China, ya que importar productos similares de EEUU, por el alza de aranceles, se encarecerá. Y ahí Chile, por la vigencia del acuerdo comercial con China, puede ser más competitivo”.

Asimismo, recalcó que en este período complejo que ocurre por la tensa relación comercial de estas dos grandes potencias, más sus implicancias en los mercados Europeos, es fundamental que Chile sea muy activo en la promoción de sus exportaciones y, que exija el cabal cumplimiento de los tratados comerciales que el país ha convenido, precisamente, con estos mismos países y múltiples otros.

“Si en este aspecto hacemos las cosas bien, esta ‘guerra’, al menos en el corto y mediano plazo, podría en el ámbito alimentario en cuanto a acceso de mercados, incluso favorecernos”, puntualizó José Miguel Stegmeier.

LA IMPORTANCIA DE LOS MERCADOS DE CHINA Y ESTADOS UNIDOS

Pese a la positiva proyección que Fedefruta realizó para el presente año, la preocupación por la guerra comercial entre Estados Unidos y China ya está instalada en la industria frutícola chilena.

Respecto a esto,  Luis Schmidt, actual embajador de Chile en China y ex presidente de Fedefruta, explicó que “la fruta se defiende gracias a dos factores: la enorme diversidad y equilibrio de mercados que tenemos, y la batería de tratados comerciales que son más de 27, donde están incluidos países que suman el 90% del PIB mundial, lo que nos protege”.

Y es que se trata de dos de los principales mercados que tiene la fruta chilena en el mundo, y donde la industria nacional es líder como proveedor de fruta fresca en numerosas especies, como cerezas, arándanos y uva de mesa.

El ahora diplomático chileno fue enfático en expresar que “no podemos ser obtusos y pensar que nada nos va a pasar. Entre Estados Unidos y China suman el 42,2% del total del comercio internacional de Chile, y esto ya está trayendo repercusiones al país con la caída del precio del cobre y el alza del tipo de cambio”.

 

LAS CIFRAS

Según datos de Odepa, entre el 1 de enero y el 10 de julio, las exportaciones chilenas de fruta fresca han totalizado 2.095.396 toneladas, de las cuales un 25% se envía al mercado estadounidense, mientras que un 15% de ellas al gigante asiático, lo que suma un 40%, siendo dos de los principales mercados para la fruta chilena.

Adicionalmente, esta guerra comercial ha generado daños colaterales, como lo que ocurre en India con las nueces, que pasaron de tener un arancel de 30% a uno de 100%, afectando fuertemente la entrada de nueces chilenas a ese país.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
comercialexportacionesFrutasguerra

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes