suscríbete al boletín diario

Economía

Seremi de Economía: “Las exportaciones locales no se verán mayormente perjudicadas”

Mauricio Gutiérrez, enfatizó que, si bien, pudiese haber una baja económica en algún momento, va a tender a subir y volver al equilibrio normal en las exportaciones de Biobío.


 Por La Tribuna

04-07-2018_19-10-041__9.1

A un día de comenzar a regir los aranceles anunciados por Estados Unidos a productos importados desde China, la denominada “Guerra Comercial” entre estas dos potencias, sin duda genera preocupación a nivel mundial, y Biobío no es la excepción.

Esto, considerando que Estados Unidos y el gigante asiático, son los principales destinos de las exportaciones de Biobío, alcanzando retornos de 219,6 millones de dólares, equivalente al 44,7% del total exportado en la región.

En este sentido, el seremi de Economía, Fomento y Turismo de Biobío, Mauricio Gutiérrez, se refirió a este escenario y la influencia a nivel local, llamando a la calma a los productores locales.

“Esta aplicación de tasas arancelarias entre estas dos potencias, se gatilla por la nueva administración del Presidente Trump que tiene una visión distinta al Gobierno anterior americano, donde ellos están tratando de proteger su industria nacional”.

A ello añadió que, es en este contexto que Estados Unidos comienza a aplicar sobretasa en algunos productos en los cuales ellos consideran que deben proteger su producción interna, y China como respuesta también empieza a aplicar esta suerte de sobretasas arancelarias para atacar un poco la posición más dominante que estaba tomando en el país norteamericano con estas medidas.

Del mismo modo, Gutiérrez sostuvo que “en ese contexto son dos de nuestros máximos compradores, que están en un momento de ‘tensión económica’, pero todos debemos saber que los mercados en el largo plazo tienden al equilibrio, esto no se puede sostener por mucho tiempo, finalmente, yo tengo la convicción que estas dos potencias van a llegar a un acuerdo arancelario, que permita por una parte proteger la producción norteamericana, pero también posibiliten que los asiáticos  puedan exportar al gigante norteamericano”.

 

TRANQUILIDAD, EXPECTACIÓN Y ANÁLISIS

Consultado por la preocupación e incertidumbre que pudiese  existir con respecto a los “coletazos” que es guerra comercial traería a la zona, sobre todo en las exportaciones, el secretario regional ministerial de economía llamó a la calma, sin dejar de estar pendiente de cómo se va desarrollando este proceso.

“Nosotros somos un mercado pequeño, por lo tanto le vendemos más a ellos de lo que ellos nos venden a nosotros, y nosotros debiéramos estar tranquilos, expectantes, haciendo el análisis de cómo se presenta esta situación, sin desesperarse, pero si también bastante observante de cómo llegan finalmente a un equilibrio estas dos potencias”.

Enfatizando que “sería impensado que esta guerra de tasas siguiera una escalada, yo creo que son señales que se están dando en una y otra administración, pero finalmente va a primar la cordura de los intereses, y los equilibrios de largo plazo, así es que a estar tranquilos los exportadores que pudiese haber una baja económica en algún momento, pero va a tender a subir y volver al equilibrio normal de nuestras exportaciones” concluyó Mauricio Gutiérrez.

LOS COLETAZOS

Este miércoles se anunciaba que el cobre volvió a hundirse en la Bolsa de Metales de Londres, con una caída de 1,91% en su valor por libra, ubicándose en su peor nivel en 9 meses.

Descenso que según expertos podría ser, en parte, por la inminente guerra comercial entre Estados Unidos y China.

Al respecto, Pablo Ormazábal, gerente de estudios de Vision, explicó que las principales razones de esta caída en el valor del metal rojo, son la apreciación del dólar y la posible guerra comercial.

De este modo, detalló que “las principales razones que están presionando el precio del cobre a la baja es la apreciación del dólar que juega un rol importante, históricamente, hay una correlación negativa entre el dólar estadounidense y los commodities”.

Asimismo, añadió que “otro factor a considerar es la posibilidad de una guerra comercial que es una amenaza para el precio del cobre, ya que afectaría al crecimiento no sólo de China, que es el mayor consumidor de metal rojo del mundo, sino que además a toda la cadena de valor. Como por ejemplo, China para producir sus bienes, importa insumos desde Taiwán, Corea, Vietnam, entre otros”.

Finalmente Ormazábal recalcó que “un menor crecimiento global significa una menor demanda de commodities, y el cobre no es la excepción”.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
comercialexportacionesguerra

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes