jueves 17 de octubre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Economía

Desde Indap se presupuestan más de $3 mil millones de pesos en inversión para la provincia

Quienes junto a otras entidades desarrollan una amplia variedad de acciones relacionadas con el desarrollo productivo y rural, en beneficio de las condiciones de los pequeños productores agrícolas.


 Por ALEJANDRA SANCHEZ OCAMPO

21-06-2018_19-52-011__9.1

Apoyar a los pequeños productores agrícolas, aquellos que habitan preferentemente en los sectores rurales, es la tarea que cumple el Instituto de Desarrollo Agropecuario -Indap-, implementando diferentes acciones en base a determinados programas que van en su directa ayuda.

Los que en esta época crítica, de mucho frío, viento, heladas y nieve, se hacen presentes, destacando su aporte en forraje para que los pequeños ganaderos puedan alimentar a su ganado.

En este sentido, durante la semana personal de Indap realizó la entrega de  semillas de avena a pequeños ganaderos de la comunidad indígena Ayin Mapu de Santa Bárbara para mejorar la producción de forraje.

Apoyar la alimentación de ovinos y bovinos durante el período de preñez y en época de invierno, es el principal objetivo de la entrega de semillas de avena, a través del Programa de Praderas Suplementarias y Recursos Forrajeros de Indap.

Al respecto, el jefe (s) del Área Indap Santa Bárbara, Juan Pablo Miranda, expresó que “los agricultores, generalmente, utilizan la avena para que su ganado pastoree la pradera, mientras que otros la ocupan para confeccionar fardos y alimentar a las ovejas que están preñadas”.

La iniciativa benefició directamente a usuarios del Programa de Desarrollo Territorial Indígena (PDTI) de la comuna de la miel, con una inversión de $3.260.000.

Cabe destacar que este programa tiene como objetivo contribuir al mejoramiento de la productividad y sustentabilidad de los sistemas ganaderos de la Agricultura Familiar Campesina afectados por la variabilidad en la disponibilidad de forraje en períodos críticos.

Además, busca a través de un cofinanciamiento para insumos y servicios, suplir el déficit de forraje en la pequeña agricultura debido a fenómenos agroclimáticos adversos, con el objeto de mejorar las actividades productivas y apoyar emprendimientos individuales o asociativos.

 

INSTRUMENTOS DESPLEGADOS EN LA PROVINCIA

Con respecto a las acciones e instrumentos que Indap despliega en la provincia, César Hidalgo, jefe regional de fomento de Indap Biobío, detalló que “nosotros tenemos una batería de instrumentos desplegadas en el territorio, en la provincia de Biobío tenemos cuatro agencias de área, que es Yumbel, Los Ángeles, Santa Bárbara y Alto Biobío, son unidades que agrupan comunas y ahí se va atendiendo las demandas, conforme a ellas se estructuran planes de trabajo, acuerdos, acciones con los mismos agricultores. Cada una de ellas está dotada por un jefe de área, quien para poder desarrollar una acción en el territorio cuenta con un equipo de ejecutivos y de administrativos”.

A ello agregó que se trabaja en dos líneas, “la primera tiene que ver con asesoría y la capacitación, con programas que apuntan un poco a apoyar la gestión del programa de asociatividad económica, y también encontramos un programa donde los agricultores también pueden vincular ya sus productos, entonces ahí se trabaja con una línea distinta, con capacitación, hacer surgir en el fondo el desarrollo de capacidades y gestión”.

Asimismo, Hidalgo explicó que “por otro lado también está la batería de instrumentos para financiar ya sea inversiones o insumos, en ese sentido también se abren dos líneas, una que tiene que ver con incentivos que son recursos no reembolsables, y lo otro que son los créditos, entonces, en este marco los agricultores pueden optar regularmente a cubrir sus necesidades de semillas, forrajes, insumos para poder proveer en este caso sus requerimientos para la temporada siguiente. Particularmente lo que se realizó, tiene que ver con la entrega de semillas para que los agricultores puedan fortalecer sus propias praderas de invierno, o primaverales, según sea la dinámica de sus sistemas productivos”.

Consultado sobre las fechas para postular o implementar los determinados proyectos, el jefe regional de fomento de Indap Biobío, explicó que esta fecha se va a determinar en base de la zona en la que se encuentre, “y ahí, la definición de fecha para los llamados a postulación también son específicas, en el valle los ciclos productivos tienen una dinámica distinta a lo que es precordillera o alta cordillera. Entonces los jefes de área van conjugando estas situaciones territoriales con respecto a los sitios presupuestarios, o cuándo finalmente se requiere que esté disponible el recurso para que el agricultor haga esta creciente en la pradera, o tenga su riego disponible. Las fechas se programan en función a lo que los agricultores necesitan hacer conforme a sus tiempos”.

 

ENTREGA DE FORRAJE EN ÉPOCA CRÍTICA

Del mismo modo, con relación a la entrega de forraje, específicamente, en esta época critica, Hidalgo sostuvo que “eso tiene una particularidad que se da en un marco bastante específico que tiene que ver con las condiciones climáticas, pero dentro de todos los instrumentos del Indap también está hacerse cargo de las situaciones de emergencia. Así como tenemos emergencias por heladas, nevazones, lluvias, inundaciones, entonces requieren ciertos hitos administrativos que obligan las coyunturas de contexto. Una gran helada en la zona central, implica tomar algunas medidas porque se ven afectadas algunos de sus productores, generalmente la plata que se le inyecta a la caja para cumplir sus compromisos desde que se ve afectada”.

A ello añadió que “no es un programa que esté abierto durante todo el año de manera regular, sino que tiene un programa que se activa, se gatilla en función de ciertas conductas particulares, una vez que el sector se gatilla y activa, también se definen ciertas fechas o periodos, porque es para atender la emergencia”.

Finalmente el jefe regional de fomento de Indap Biobío, subrayó que “lo que nosotros pretendemos, a través de nuestros programas regulares, es generar medidas mitigadoras para evitar alguna situación complicada, o cuando se produzca alguna situación compleja en términos climáticos, estar claro que se puede atender o la gente hizo una labor preventiva”, puntualizó.

Cabe enfatizar que para este año se tiene proyectado para la provincia de Biobío, un presupuesto de más de $3.700 millones de pesos, entre asesorías e inversiones.

Newsletter

  • Compartir:
etiquetas
AGRICULTORESapoyoforrajeINDAP

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes