viernes 18 de octubre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Alto Bío Bío

La única planta intercultural de avellanas en Chile presenta más de un 50% de avance en sus obras

La iniciativa vendrá a fomentar el desarrollo económico de la zona, además de potenciar el trabajo de las comunidades indígenas.


 Por ALEJANDRA SANCHEZ OCAMPO

20-06-2018_18-25-291__9.1.jpeg

A unos 100 kilómetros de Los Ángeles, específicamente en la localidad de El Avellano, en Alto Biobío estará ubicada la única planta procesadora de avellanas en Chile. La que ya lleva avanzado más de la mitad de su construcción, por lo que se espera que en agosto comience a funcionar.

Esta iniciativa nació por parte de la comunidad pehuenche de dicho sector cordillerano, con el objetivo de potenciar la producción de avellana, considerando que los recolectores de este fruto iban en baja con los ingresos que esta actividad les traía.

Cabe destacar que los avellanos es una especie endémica en la comuna de Alto Biobío, por lo que su mayor presencia en esta zona hace que sea provechoso para incentivar su trabajo en este rubro.

Este lunes se llevó a cabo los tradicionales “tijerales” de esta importante y única planta, la que ya cuenta con más del 50% de avance.

En la ceremonia, se destacó la relevancia que tiene el proyecto, como ejemplo de desarrollo económico y raíz intercultural para los demás sectores del país.

Al respecto, el alcalde de Alto Biobío, Nivaldo Piñaleo, expresó que “estamos contentos, creo que la comunidad ha madurado mucho en el sentido de lograr tener la capacidad de tomar una iniciativa productiva, lo cual es un ejemplo para que muchas otras familias se puedan atrever a instalar un negocio de la misma naturaleza, y eso permita mejorar condiciones de vida, económicas y como lo dije anteriormente, que las oportunidades están, las personas e instituciones de buenas intenciones están ahí, y para eso solo tenemos que hacer gestiones”.

A ello agregó que “nos hemos sumado a este proyecto para seguir apoyándolos, y así puedan conseguir su objetivo, que es instalar una cooperativa el día de mañana, y pueda ser autosustentable, así es que feliz por esta iniciativa y, por supuesto como alcalde seguir apoyando las muchas otras ideas que planteen las comunidades de Alto Biobío”.

Lograr instalar esta planta en la zona cordillerana, demuestra que las comunidades se pueden organizar entre ellas, ejercer control territorial y pensar a futuro a través de los emprendimientos.

“Tenemos que atrevernos a dar el paso, porque las oportunidades están, el recurso natural esta acá, solamente la gente tiene que atreverse a abrirse un espacio de invertir, aprovechar los recursos que de una u otra manera las instituciones privadas o públicas están de llano a apoyar, y por qué no hacerlo, también hay que invertir en desarrollo productivo, y en esto tenemos que entre todos poder apoyar a esta gente que se atreve a instalar un negocio, para que así su capital de trabajo en el día de mañana se vea reflejados en las nuevas generaciones”, enfatizó Piñaleo.

 

DESDE LA COMUNIDAD

En tanto, el presidente de la comunidad indígena El Avellano, Fernando Curriao, recalcó que “lo que siempre he dicho, nosotros nos sentimos orgullosos de tener la primera planta, y que fuera una linda gestión que solicitó la comunidad, y eso para nosotros es muy importante. Ahora hay que seguir trabajando unidos, con todo el equipo que empezamos, y terminar en eso”.

Del mismo modo, añadió que “nuestro sueño a futuro es seguir proyectando, y depender el desarrollo de la misma comunidad. Queremos hacer varios giros en ventas, producción de aceite, crema de avellanas, y otros productos más para darle el uso a la planta”.

ENTIDADES DE APOYO

Además de apoyo de la municipalidad de Alto Biobío, esta iniciativa cuenta con el apoyo de la fundación para la Innovación Agraria, Enel, fundación Pehuén y la Universidad de Concepción.

En la ocasión, Daniel Ancan, responsable del equipo de sostenibilidad de Enel, entidad que aportó con más de 8 millones de pesos para financiar esta iniciativa, y además de apoyo profesional, manifestó que “lo que nos parece que es más importante, con respecto a nuestra participación en la iniciativa, es el acompañamiento desde el origen de este proyecto, desde cuando la comunidad ha tenido una idea, cómo se transformó en proyecto para llegar hoy a un estado intermedio. Tenemos muchas más esperanzas que este proyecto resulte valioso, no sólo para la comunidad, también para todo el territorio”.

A ello, agregó que “una de las cosas que como empresa hemos aprendido, y entiendo que muchas otras instituciones, que los proyectos tienen que ser siempre acordados con la familia, y lo segundo, tienen que contar con mucho recurso local, ya sea humano, cocimiento, y por lo tanto en este caso, quisimos que este proyecto no fuera pensado sólo desde la oficina, sino que fuera un proyecto que tuviera profunda raíz comunitaria”.

“Cuando la directiva El Avellano nos comentó que quería trabajar con avellana, que era una iniciativa que, además, los recolectores de la comunidad estaban a la baja porque los ingresos que obtenían por la recolección eran bajos, nos pareció que era una iniciativa interesante para poder desarrollar. Mejorar esas condiciones, y en lo posible aportarles valor al conocimiento que la gente tenía”, concluyó Daniel Ancan.

Finalmente, Claudia Carrasco, coordinadora del control de gestión Ceta de la Universidad de Concepción, recalcó la experiencia que como entidad han tenido al ser parte de esta importante iniciativa de desarrollo económico. “Para nosotros es nuestra primera iniciativa en este territorio, y ha sido una experiencia maravillosa de desarrollo económico, esperamos intervenir otras comunidades con nuevos programas de desarrollo agroindustrial, postulado a diferentes fondos de financiamiento tanto del Gore, como algunas iniciativas más localizadas” puntualizó.

Newsletter

  • Compartir:
etiquetas
Avancesavellanasprocesadora

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes