suscríbete al boletín diario

Destacados

Municipio realiza fiscalizaciones a migrantes venezolanos que viven de la mendicidad

Con apoyo de la Policía de Investigaciones, la corporación edilicia llevó a cabo un operativo para detectar esta situación y, en particular, los casos en que los niños participan de esa práctica.


 Por Juvenal Rivera

centro

La comunidad venezolana en Los Ángeles había manifestado su inquietud por la situación de sus connacionales que piden dinero en los puntos de mayor afluencia en la ciudad.

Aunque aseguran que se han visto obligados a apelar a la solidaridad de las personas debido a la falta de dinero y empleo, lo cierto es que Leonel Camacho, que oficia de vocero de los venezolanos residentes en la capital provincial, afirmó que se trata de una situación de simple aprovechamiento. Es que aunque se les han ofrecido trabajo y hospedaje, lo cierto es que lo evitan ya que les sería más rentable vivir en situación de mendicidad.

“Vemos con preocupación la aparición de gente mendigando con banderas venezolanas y manifestando distintas versiones del porqué están en esa situación. Algunos dicen que están de paso porque van a un trabajo, otros que no tienen para comer (…) Nos dimos cuenta de que no tienen interés en trabajar y tienen la mendicidad como forma de vivir y les ha resultado muy lucrativo. Tanto así, que viven en hoteles y hostales”, aseguró Camacho.

Lo más delicado, según el vocero de los venezolanos residentes en la ciudad, es que se han detectado varios casos en que quienes se dedican a mendigar lo hacen junto a niños, algunos de muy corta edad, incluso de lactantes.

Por lo mismo, aseguró que han enviado cartas advirtiendo de esa situación a las autoridades e instituciones que se han involucrado en el trabajo con los migrantes.

Una opinión similar tuvo Pamela Hernández, coordinadora de la oficina de Movilidad Humana de la Diócesis de Santa María de Los Ángeles, quien recalcó que estas personas se exponen al contagio de coronavirus debido a que frecuentan los puntos de alta aglomeración de personas, empleando también a niños para realizar esa actividad.

A juicio de la profesional, es importante “desalentar ese tipo de prácticas que no contribuyen al desarrollo humano digno de estas personas que, además, ponen en riesgo su salud y la de los niños”.

MUNICIPALIDAD

Al respecto, Paula Tapia León, encargada del programa inclusivo para la población migrante que depende de la Oficina Municipal de Intermediación Laboral (OMIL) de la corporación edilicia local, explicó que la situación se viene registrando hace unos tres meses.

¿La razón? Se trata de grupos, siempre de nacionalidad venezolana, que provienen de urbes relativamente cercanas, como Temuco, Concepción o Chillán, debido a que en Los Ángeles –hasta la fecha – nunca se han aplicado medidas restrictivas de desplazamiento debido a la pandemia de coronavirus.

Es decir, son personas que también viven de la mendicidad en sus lugares de origen pero que ante la imposibilidad de hacerlo en esas ciudades, se trasladan a los lugares en que no existen impedimentos de esta naturaleza. De ahí que en la capital provincial de Biobío se hayan concentrado los grupos que apelan a la reconocida solidaridad de los chilenos para obtener dinero.

Por esa razón, en las últimas semanas se han llevado a cabo reuniones coordinadas por el municipio entre organismos públicos e instituciones que están relacionadas a los temas de migrantes, más el apoyo de la Policía de Investigaciones, con el fin de definir los cursos de acción para enfrentar dicha situación.

Uno de los puntos más sensibles tiene que ver con los niños, a quienes se les estarían vulnerando sus derechos fundamentales de vivienda, educación, salud, alimentación y vestuario.

Uno de esos cursos de acción fue realizar una fiscalización en varios puntos de la ciudad donde se concentran estos grupos de venezolanos: sector céntrico, Vega Techada y las avenidas Sor Vicenta, Alemania y Gabriela Mistral.

En el operativo realizado el martes, se catastraron 21 adultos, cinco niños y un lactante en esa condición. Todos ellos se encuentran en condición irregular, es decir, ingresaron al país por pasos no habilitados o por la expiración de la visa de turista, por los que se deberá seguir el procedimiento establecido para esos casos. Especial acento habrá con la situación de los menores de edad por la eventual vulneración de sus derechos.

En forma adicional, se diseñará una estrategia de trabajo para desalentar en la comunidad local la entrega de dinero a los ciudadanos extranjeros, particularmente en el caso de los venezolanos, debido a que se trata de un aprovechamiento.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
fiscalizacionesinmigrantdesInmigrantesLos AngelesmunicipalidadVenezolanos

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes