suscríbete al boletín diario

Destacados

Sernapesca explica las razones del avistamiento de lobos de mar cerca de Santa Fe

Especialista del organismo público aseguró que esta especie no es peligrosa, no ataca a los humanos, “salvo si se acercan a él y lo molestan, puede amenazarlos”, razón por la que sugirió mantenerse siempre a una distancia prudente.


 Por Juvenal Rivera

71, Lobo marino en el rio Biobio

No se trata de una situación habitual pero tampoco de una rareza. El viernes pasado, vecinos del sector de La Montaña, en las cercanías de la localidad de Santa Fe (comuna de Los Ángeles), observaron a un ejemplar de este mamífero cuando surcaba las aguas del río Biobío.

Se trataba de un espécimen que estaba a más de 100 kilómetros de su hábitat natural, en este caso, la zona costera del Océano Pacífico. En un video grabado por los propios residentes del sector de La Montaña se pueden escuchar sus exclamaciones de sorpresa y asombro por el tamaño del ejemplar que se descubre en una zona de aguas mansas, frente también a la ciudad de Nacimiento, a poco de la desembocadura con el río Vergara.

El avistamiento, ocurrido el viernes último, se publicó en el sitio web del diario La Tribuna y fue viralizado por los usuarios. En los posteos de la publicación en el Fanpage se leyeron diversos testimonios de personas que decían haber visto o conocido sobre episodios similares a lo largo del río Biobío.

SERNAPESCA

Valeria Astorga, encargada del área de acuicultura de Servicio Nacional de Pesca (Sernapesca) de la Región del Biobío, explicó que se han observado lobos marinos en el lago Lanalhue (provincia de Arauco) y también en el río Biobío. En general, se trata de animales adultos, de gran tamaño, de entre 250 a 300 kilos.

Entre las presas más importantes y apetecidas por esta especie se encuentran la merluza, los calamares, pulpos, anchoveta, salmones, entre otros, añadió la especialista.

“Como el lobo común es una especie oportunista que preda sobre una amplia gama de recursos para alimentarse, con una tendencia a hacerlo sobre especies demersales y bentónicas, algunas de ellas de importancia comercial, por lo que a veces remontan los ríos para buscar alimento que se encuentra disponible, especialmente salmones”, acotó.

A PRUDENTE DISTANCIA

La profesional explicó que esta especie no es peligrosa, no ataca a los humanos, “salvo si se acercan a él y lo molestan, puede amenazarlos”, razón por la que sugirió mantenerse siempre a una distancia prudente.

Para ser más precisa, añadió que el decreto supremo del Ministerio de Economía Fomento y Turismo, Subsecretaría de Pesca y Acuicultura, establece las distancias de observación respecto a varias especies, entre esas de los lobos marinos.

En este caso en particular, se establece que en la observación de estas especies se debe garantizar “un comportamiento respetuoso  con los ejemplares, así como asegurar el resguardo de las características específicas de cada especie y por supuesto, la seguridad de las personas que realizan la observación”.

En términos simples, en nuestro país es ilegal no respetar las distancias mínimas de observación de éstas y otras especies marinas. De hecho, los infractores están expuestos a infracciones que fluctúan entre las 3 y las 300 Unidades Tribunales Mensuales (UTM), es decir, entre 150 mil y 15 millones de pesos.

ESPECIE PROTEGIDA

  • El lobo marino común (Otaria flavescens) es una especie de mamífero pinnípedo de la familia Otaridae que posee ciertas adaptaciones que le permiten salir a tierra para procrear.
  • Se trata de una especie protegida por 5 años con la prohibición de tener, transportar, desembarcar, elaborar realizar cualquier proceso de transformación, así como su comercialización o almacenamiento, sea de ejemplares enteros o partes de éstos, provenientes de actividades extractivas (de acuerdo a los artículos 110, 119 y 139 de la Ley General de Pesca y Acuicultura).
  • Se pueden encontrar en las costas a lo largo de todo el territorio nacional, habitando en barrancas rocosas, con acantilados con entradas a cuevas, excavadas por la erosión marina, en playas, entre otras.
Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
avistamientolobos marinosRío BiobíoSanta Fe

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes