suscríbete al boletín diario

Destacados

Los detalles del caso del hombre que amenazó a carabineros con dos pistolas a fogueo

El hombre, conocido como el “Loco Monares”, hostigaba a los vecinos con disparos al aire y amenazas cuando se encontró con una patrulla de Carabineros de civil que estaba en el lugar, verificando justamente las denuncias en su contra.


 Por Juvenal Rivera

30-08-2017_00-28-211__policial

Con dos pistolas, que finalmente eran a fogueo, un hombre de 36 años amenazó de muerte a efectivos de Carabineros que realizaban un operativo en la población Escritores de Chile, sector sur de la ciudad de Los Angeles.

El hombre, que es conocido en el vecindario como “Loco Monares” (aunque solo se dieron a conocer las iniciales de su nombre (A.A.M.C.), finalmente fue reducido y arrestado por los funcionarios policiales. En ese instante, se pudo verificar que el individuo usaba esas armas a fogueo y que habría intentado adaptar – sin éxito – para disparar balas verdaderas.

El “Loco Monares”, además de su amplio prontuario por distintos hechos delictuales, se había ganado una triste fama en el último tiempo en su población debido a los permanentes arrebatos de violencia que sus vecinos debían soportar a diario.

De hecho, la presencia de los efectivos en el pasaje María Luisa Bombal no fue de casualidad. Eran numerosos los reportes y denuncias respecto de este hombre que permanentemente salía a la calle y sin importar horario, si había mujeres y niños, empezaba a realizar disparos al aire mientras profería amenazas a todo aquel que estuviera cerca.

A partir de los reclamos ciudadanos, la propia Fiscalía había entregado una orden amplia de indagar a la Sección de Investigaciones Policiales (SIP) de la Primera Comisaría de Los Ángeles.

Con la orden en la mano, los funcionarios de civil se trasladaron al punto denunciado por los residentes para verificar los reclamos ciudadanos. Y mientras esperaban en un automóvil, desde uno de los domicilios del pasaje María Luisa Bombal salió un hombre que, sin mediar ni siquiera una provocación, las emprendió contra los ocupantes del vehículo.

A poco de salir de la vivienda, sacó dos pistolas que guardaba dentro de su casaca para apuntarlos mientras los amenazaba de manera violenta de que les iba a disparar, aparentemente sin saber que se trataba de carabineros de civil. En ese momento, los funcionarios debieron identificarse con sus placas policiales, sacaron sus armas de servicio mientras lo conminaban a que dejara las pistolas en el piso.

Fueron momentos de extrema tensión en ese pasaje María Luisa Bombal de la población Escritores de Chile. Al cabo, al ver que eran funcionarios de Carabineros, dejó las armas en el piso y se entregó a los efectivos de la SIP.

En la revisión de sus antecedentes policiales, no se encontraron órdenes de detención vigentes aunque igualmente fue detenido y puesto a disposición del Ministerio Público bajo los cargos de amenazas de muerte a funcionarios de servicio.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes