lee nuestro papel digital

Desarrollo

Equinoterapia: La práctica pionera que desarrolla en Biobío el Colegio Sternenkinder

Una alternativa integral para personas en situación de discapacidad motora o intelectual.


 Por Sofía Meier

WhatsApp Image 2022-12-29 at 14.08.07 (2)

La equinoterapia se define como un tipo de terapia integral que tiene implicancias positivas en el desarrollo cognitivo, físico, social y emocional. Aspectos que la vuelven un método perfecto para mejorar la calidad de vida de una persona en situación de discapacidad. Este tipo de terapia, no se realiza de manera aleatoria, requiere de un trabajo docente, y además, de disposición de la persona de querer participar de la actividad. El instructor, debe prepararse en base a conocimientos fisioterapéuticos y en las áreas de psicología y pedagogía.

NO ES ALGO RECIENTE


El origen de este tipo de prácticas, se remonta a la Grecia clásica, cuando una de las recomendaciones para curar heridas físicas y mentales era cabalgar. Dentro del sector norte del continente americano, su introducción se aproxima a los años setentas, cuando se crea el primer centro especializado en terapia ecuestre, siendo respaldado por la Asociación Norteamericana de Montaje a Caballo para personas en situación de discapacidad (Narha), una agrupación cuyos objetivos están centrados en la promoción de la diversidad y la asistencia activa de terapias de cuidado.

TAMBIÉN EN LOS ÁNGELES


La Corporación Educacional Sternenkinder, es probablemente, el establecimiento pionero en la implementación de esta terapia en Chile. El colegio le llama a esta disciplina “hipoterapia”. Su director, Carlos Collio Salgado, describe de qué se trata esta práctica y a qué público está enfocada: “Esta es una terapia que nosotros trajimos desde Alemania, allá se trabaja mucho lo que es la hipoterapia emocional. Nosotros vamos en relación a lo social, al control de hiperactividad, cuando los niños presentan agresiones, de esa forma nos organizamos. Nuestras clases son realizadas por un veterinario, que es Alberto Carvajal, que fue hasta Alemania para especializarse. Aproximadamente atendemos a 30 niños, forma parte del proceso de talleres complementarios que tenemos”.
El colegio atiende a niños de Renaico, Angol, Nacimiento, Millantú, Negrete, Santa Fé y Los Ángeles, muchos de los cuales han recibido este tipo de terapia referentes a sus necesidades educativas. Cuenta Collio que sus alumnos tienen Necesidades Educativas Especiales (NEE) transitorias y permanentes: “El niño aprende a cuidar al caballo, no a ser agresivo con él. Trabajamos mucho la parte emocional, cuando los niños por ejemplo, tienen crisis, los manejamos a través de la hipoterapia. Tenemos niños con discapacidad intelectual, parte del espectro autista, síndrome de Down; en ese sentido, los resultados dependen mucho de las características de los niños”.

“Nosotros siempre tratamos de ser bastante innovadores, porque en el colegio tenemos diversos talleres dentro de lo artístico y recreativo. La idea es siempre complementar, tuve la oportunidad de estar en Alemania hace algunos años y conocer lo que era la hipoterapia y como proyección, pensé que sería genial. Hay un vínculo muy importante con instituciones alemanas, nos envían incluso practicantes. Los profesores tienen la posibilidad de ir allá y especializarse”, finalizó Collio. enfatizando en la misión y visión del colegio al incorporar la equinoterapia dentro de sus pautas académicas.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
etiquetas
EquinoterapiaEquinoterapia en Los ÁngelesHipoterapiaInclusiòn
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes