lee nuestro papel digital

Desarrollo

Ampliación de cementerio de Los Ángeles permitirá contar con más de 2 mil 800 sitios de sepultación

Fue ingresado a trámite ambiental el proyecto de ampliación que considera una inversión que bordea los 750 millones de pesos, cuya ejecución se iniciaría en enero próximo.


 Por Juvenal Rivera

Mapa, amplación cementerio

El escenario era especialmente difícil. Hacia 1888, Los Ángeles era asolada por una epidemia de cólera que, de acuerdo a registros oficiales, causó la muerte de cerca de millar de personas, una cantidad impresionante para una villa donde no vivían más de 5 mil almas.

Es que la enfermedad avanzaba sin contratiempos, empujada por diversos factores, como el hacinamiento, las condiciones de insalubridad general y la esmirriada situación alimenticia de buena parte de la población.

Por eso, entre otros medidas, el alcalde de la época, Ricardo Vicuña (sí, la avenida más importante de la ciudad lleva su nombre), tomó una decisión relevante: ordenó clausurar el cementerio que funcionaba desde 1857 justo frente a la Estación de Ferrocarriles (en lo que ahora es la población Luis Dávila) y habilitar un nuevo camposanto alejado del área urbana de la ciudad.

¿El lugar escogido? Un terreno de 7,5 hectáreas ubicado en lo que ahora conocemos como el camino a San Antonio, en el sector suroriente, lo suficientemente lejos de la villa para que las personas sepultadas por el cólera no fueran motivo de más contagios.

Desde ese año, 1888, que ese recinto es el principal camposanto de Los Ángeles. En sus tumbas y mausoleos también está escrita la historia de la zona.

Sin embargo, desde principios de este nuevo siglo que los espacios para nuevas sepulturas se han ido acabando. Es que la ciudad ha crecido de manera superlativa en las décadas recientes (más de 160 mil personas viven solo en el área urbana) y ciertamente que también ha ocurrido un incremento en los fallecimientos. Como si fuera poco, la pandemia del Covid-19 causó un aumento en el número de decesos en los últimos dos años.

En suma, el cementerio general de Los Ángeles está al borde del colapso. De ahí que hace un par de años se tomó la decisión de comprar un terreno de dos hectáreas para ampliar el camposanto y darle continuidad a dicho servicio.

En ese marco, el pasado 8 de junio, la Municipalidad de Los Ángeles ingresó a trámite una declaración de impacto ambiental en el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) para que dicha ampliación cumpla con las exigencias de los distintos organismos públicos, que actúan como entes revisores.

De acuerdo a la descripción entregada en la presentación ante el SEA, se reconoció que “en la actualidad, el Cementerio General de Los Ángeles ha completado su capacidad de sepultación en sitios nuevos”.

Para esto, se añadió, el municipio “ha adquirido terreno de 2 hectáreas contiguas al terreno actual. De esta forma, se aumentará en 2 mil 849 sitios, pasando de 40 a 49 patios de sepultación”.

Dentro de las actividades, se considera incrementar la dotación de sepulturas, modificar el canal de regadío Calvo Costa (que va paralelo al camposanto), pavimentar los accesos peatonales e implementar áreas verdes de la zona de ampliación. Además, está prevista la disposición temporal de residuos operacionales y la construcción de cubierta ceremonial en acceso principal.

Los trabajos de habilitación de las sepulturas, de acuerdo a lo informado al SEA, debieran iniciarse en enero de 2023 e implicarán una inversión de unos 750 millones de pesos.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
etiquetas
ampliacióncementerioLos Angeles
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes