lee nuestra edición impresa

Desarrollo

Emprendedora agrícola ayuda a productores frutales a mejorar la calidad con nuevo sistema de chequeo

Se trata de tecnología ligada a un capital social, es decir, a su aporte frente a la solución de problemas sociales que puedan solucionarse a través de la industria del agro.


 Por Jorge Guzmán B.

Foto Guardianes de la Mesa Chilena 1
La iniciativa busca solucionar problemas de pequeños agricultores para que puedan mejorar sus rendimientos o sacar adelante proyectos relacionados a lo agroalimentario.

La ganadora de una de las categorías de “Los guardianes de la mesa chilena”, concurso de investigadores que hayan realizado una innovación social y tecnológica, contó sobre su proyecto con enfoque en aportar al desarrollo agropecuario de Chile, así como a la industria agroalimentaria, solucionando problemas que la sociedad actual enfrenta en esta materia.   

Carmen Gloria Morales, ingeniera agrónoma de la Universidad de Talca, fue la ganadora de la categoría de Innovación Social del concurso, quien lideró el Programa de Extensión, Capacitación, Investigación e Innovación en Berries para la región del Maule. La líder de la categoría dijo a diario La Tribuna que “el programa tiene el fin de generar un vínculo entre los productores agrícolas y toda la cadena productiva del sector”. 

Dicha iniciativa “apunta a ayudar a los productores a generar mejores resultados en los distintos cultivos que tengan”, dijo Morales. La tecnología se enfoca en apoyar tanto a agricultores pequeños como medianos “a través de la ayuda de asesores del Instituto de Desarrollo Agropecuario, quienes participaron logrando así formar una red de colaboración desde los productores hasta los exportadores”. 

COLABORACIÓN PARA OBTENER MEJORES RESULTADOS

La ganadora del concurso explicó que “usamos tecnologías que permiten generar mejores productos, incorporando innovaciones de menor impacto ambiental y mejor rendimiento agrícola”. 

Respecto a las acciones específicas orquestadas por la líder del programa, Morales explicó que “trajimos un laboratorio que permite ver el estado de la fruta y chequear además el de la planta, permitiendo ver los errores y aciertos en la preparación del suelo, así como en la variedad y calidad del riego, entre otros factores que influyen en el rendimiento de distintos cultivos frutales”. 

Para tener una base de datos que permita que dichos resultados no solamente sirvan como testeos de casos individuales, sino también para un grupo representativo de productores que puedan utilizar estos estudios de manera práctica, Carmen Gloria Morales dijo que “trabajamos con agricultores de otras regiones del país, así como de otros países, contando al día de hoy con alrededor de 3.500 productores agrícolas afiliados al Programa de Extensión, Capacitación, Investigación e Innovación en Berries para la región del Maule. 

ALGUNOS PROYECTOS PODRÍAN SOLUCIONAR PROBLEMAS CON EL AGRO

La jefa nacional de la Unidad de Gestión de la Innovación del Instituto de Investigaciones Agropecuarias, Evelyn Silva, explicó a diario La Tribuna que “las tecnologías que participan del concurso ‘Los guardianes de la mesa chilena’ pueden apuntar a solucionar problemas de orden productivo o de capital social, dependiendo del enfoque de estas”. 

Agregó que “en el caso del concurso ‘Los guardianes de la mesa chilena’, se trata de tecnologías ligadas a un capital social, es decir, a su aporte frente a la solución de problemas sociales que puedan solucionarse a través de la industria del agro”, explicó Silva a La Tribuna. 

También refirió que “Carmen Gloria, por ejemplo, ayuda a pequeños agricultores o cooperativas formando a los agricultores con miras a fortalecer su negocio. Ella recogió una necesidad de pequeños agricultores y la puso a disposición de pequeños agricultores sin costo alguno”.  

APORTE PARA LOS AGRICULTORES

La vocera de INIA también remarcó la relevancia de las iniciativas que nacen al alero del instituto para sectores relevantes de la industria agroalimentaria: “Nos centramos en innovación que nos permita, por ejemplo, conocer la calidad de arándanos de manera remota, lo que sirve a otros agricultores no solo de Chile, sino del mundo”, explicó. 

Lo anterior, con miras a cumplir con el objetivo de INIA, que es “trabajar con el Ministerio de Agricultura, que aporta con fondos para solucionar problemas agroalimentarios”. 

Dentro de otros proyectos que Evelyn Silva destacó en entrevista con diario La Tribuna, está el trabajo de Paula Vargas, investigadora del Programa de Agricultura de Precisión de INIA, quien enfocó su trabajo en el uso de nuevas técnicas de evaluación por medio de sensores que no necesitaban destruir la fruta y que se aplican a la fisiología de cultivos frutales e industriales.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:
etiquetas
emprendimiento agrícolaguardianes de la mesa chilenaIniainnovacion en berriesinvestigacion en berrieslos guardianes de la mesa chilenaMinagriMinisterio de Agricultura

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes