martes 15 de octubre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Desarrollo

El río Queuco es incorporado a proyecto de carretera hídrica

Desde la corporación Reguemos Chile se informó que el proyecto, que actualmente se encuentra como iniciativa privada, será presentado a fines de este mes ante el Ministerio de Obras Públicas.


 Por Claudia Robles

02-04-2019_19-33-281__whatsappimage2019-04-02at6.26.25pm.jpeg

El río Queuco, que nace con fuerza en los faldeos del volcán Copahue, en Alto Biobío, está considerado dentro del proyecto Carretera Hídrica, que pretende llevar agua del sur al norte del país bajo la premisa de aumentar la superficie del área bajo riego e incorporar a alrededor de 450 mil nuevas hectáreas.

La carretera hídrica, que impulsa la Corporación Reguemos Chile, consiste en un proyecto de cinco tramos de canalización que permitirán transportar agua desde el sur hacia el norte del país, específicamente desde la región del Biobío a la de Atacama, aprovechando los excedentes invernales, aseguró Maximiano Letelier, gerente del proyecto, en conversación con Radio San Cristóbal y Diario La Tribuna.

Puntualizó que a por medio de la iniciativa se propone regar aproximadamente 450 mil nuevas hectáreas, y que para ello se contempla retirar aguas invernales desde las regiones del Biobío y Maule, que constituirán aportes con un caudal que varía entre los 40 m3/s y los 120 m3/s.

La mayor parte de la conducción será de manera gravitacional, utilizando las pendientes naturales que posee la geografía que abarca los diferentes tramos en los que se divide el proyecto, mientras que en los lugares donde no sea posible, se utilizarán estaciones de bombeo o elevación.

Sin embargo, uno de los principales objetivos de este proyecto, se indicó, es alimentar los embalses existentes del Biobío hacia el norte, los que actualmente ocupan un 20% de su capacidad en algunos meses del año, especialmente de Santiago al norte, y que en algunos casos, en años de extrema sequía, como lo ocurrido en la última sequía de 2010-2015, llegan al 0%.

De esta manera, se busca rentabilizar la inversión en infraestructura de embalses realizada en el pasado por el Estado, dado que el país cuenta con importantes inversiones de este tipo que hoy están siendo subutilizadas.

MENOR DEMANDA

Los retiros de agua en las regiones del Biobío y Maule se realizarán durante los meses de máxima disponibilidad hídrica y menor demanda, es decir, entre los meses de mayo a noviembre, manifestó Maximiano Letelier, director ejecutivo del proyecto.

“El objetivo es armar un proyecto de carretera hídrica. Tomar aguas de ríos de la séptima y octava regiones, pero solo en invierno. En ningún caso esas tomas de agua superan el 5% del caudal. Por eso, nosotros decimos que el impacto ambiental y cualquier impacto en disponibilidad de agua es muy bajo en el sur, porque es solo un 5% como caudal máximo y solo invernal, cuando la mayoría de los canales están cerrados y esa agua va al mar”.

Agregó que la idea de trasladar agua no es nueva y que se evalúa tal como se hizo durante los gobiernos de los Presidentes Balmaceda, Alessandri y Allende. “La idea se transformó en un proyecto más palpable. Se formó un directorio, que preside Juan Sutil, y se sumaron varios gremios y gente que está dispuesta a cooperar para que el proyecto resulte y se pueda presentar finalmente al MOP”.

EL COMIENZO

El ejecutivo de Reguemos Chile agregó que la propuesta está en fase inicial para ser presentada al MOP. “Ni siquiera se ha dado el primer paso. Se deben determinar nuevos estudios más en profundidad, o sea, falta un camino más largo por estudiar este asunto, pero lo que nosotros pedimos, independiente de los reparos u observaciones, es que nos dejen presentar el proyecto para poder discutirlo en verdad, porque solo al presentarlo podremos realizar estudios en profundidad que nos van a permitir definir bien cada aspecto de la iniciativa. “Hoy día estamos terminando seis estudios técnicos. Hay otros similares de carácter social, económicos, de ingeniería, ambientales, y los queremos presentar a fines de abril ante el Ministerio de Obras Públicas”.

EL DIÁLOGO

“Tenemos considerado volver a la región y a la provincia de Biobío. El proyecto no es nuestro. Es un proyecto que será del Estado y antes queremos conversar con todos, con quienes sea necesario para explicar bien la iniciativa y cómo beneficia a la octava región”, dijo Maximiano Letelier, al tiempo que reconoció que es un proyecto al que le hace falta discusión, sobre todo con quienes van a aportar agua.     

“El río Queuco pertenece a la región del Biobío, pero dentro del proyecto, no es el único que aporta. No es el más importante tampoco. Sí, es uno de los ríos en que nosotros pretendemos tomar agua solo en el invierno”, aseveró el gerente del proyecto, que genera dudas e incertidumbre en el gremio agrícola, representado por Socabio, y un rotundo rechazo por parte del alcalde de Alto Biobío, Nivaldo Piñaleo.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes