suscríbete al boletín diario

Deportes

Una potente jornada se vivió en la quinta estación del Gran Premio Desarmaduría Crespo

Más de mil personas pudieron disfrutar de la competencia local de gran trayectoria que tiene como protagonistas a 50 pilotos al mando los flamantes vehículos.


 Por La Tribuna

22-07-2018_22-24-301__dsc_5729

El torneo de automovilismo local de este año, organizado por el  Club Calasac por más de una década, llegó este fin de semana a la ciudad donde el arribo de los pilotos fue en el autódromo Curanadú, reconocido recinto sede de los eventos tuerca en la zona.

Desde las 13:30 horas este domingo, se corrió el Gran Premio Desarmaduría Crespo en el autódromo del Rancho Curanadú, donde los amantes del mundo motor vibraron viendo a los potentes vehículos, en un día espectacular para estar en familia, ya que las lluvias no se hicieron presentes en el encuentro.

Los asistentes pudieron, además, ver a sus pilotos favoritos en las distintas categorías, gracias al gran trabajo de logística realizado por los organizadores y producción, que tuvieron todo en orden para recibir tanto a los participantes como al público que asistió. 

El presidente del club organizador, Karlheinz Klagges, señaló que “no queríamos que el evento se hiciera otro día, el tiempo se aplicaba bien, la duda era saber cuándo llovería. Hicimos todos el trabajo logístico para realizar la fecha con normalidad”. 

Sobre el circuito comentó que la pista destaca por ser una donde se puede correr 100%, con lluvia. “Apenas sale el sol dos horas, ya está seca para poder correr, es una pista bastante dura y fragua bastante rápido el agua”, afirmó.

Representando al género femenino, al mando de un fiat600 Stand, Valentina Valenzuela, comentó la dificultad de la pista y sobre la gran convocatoria de la competencia. "La verdad es que habían varios autos, se pone difícil la competencia, pero la verdad  es que siempre hay que estar con optimismo y nunca bajar los brazos", aseguró.

Los pilotos que lograron dominar el circuito en esta quinta fecha demostraron que, aunque la pista del Rancho Curanadú es de respetar, se necesita un gran trabajo para dominarla.

Uno de los ganadores de la competencia, Jorge Antonio, al mando de un poderoso Peugeot Rallye 106, comentó sobre lo que le hizo quedar con el pódium. "El circuito estaba en buenas condiciones hoy. Pudimos hacer una buena carrera hoy, mi auto se portó un siete, pero el sacrificio de uno y la preocupación por la competencia me dieron la fecha", aseguró.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
Los ÁngelesRancho Curanadú

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes