suscríbete al boletín diario

Deportes

Conozca los mejores ejercicios para aplanar el abdomen luego de una cesárea

La recuperación suele llevar más tiempo que la de un parto natural, en general, seis a ocho semanas. Con estos consejos podrás quemar grasa y tonificar.


 Por La Tribuna

01-12-2016_18-34-311-Esferodinamia

Debido a que una cesárea puede cortar algunos músculos del abdomen, puedes sentir tu abdomen caído o hinchado tras el parto. La recuperación de una cesárea suele llevar más tiempo que la de un parto natural; en general, de seis a ocho semanas. Los ejercicios para aplanar tu abdomen incluyen ejercicios para quemar grasas y para tonificar. Sin embargo, siempre debes obtener el permiso de tu médico antes de comenzar una rutina de ejercicios para asegurarte de que tus músculos abdominales estén lo suficientemente recuperados.

 

EJERCICIO CARDIOVASCULAR

Para aplanar tu abdomen, primero debes perder la grasa que hayas ganado durante el embarazo. Para quemar calorías deber realizar ejercicios cardiovasculares que eleven tu ritmo cardíaco. Inmediatamente después de que tu médico te dé el visto bueno, es mejor que comiences con ejercicios de bajo impacto. Entre los ejemplos está caminar, utilizar una máquina elíptica, nadar o andar en bicicleta. A medida que tu cuerpo se vaya recuperando, puedes comenzar realizando ejercicios como el trote o las clases aeróbicas. Comienza al menos con tres sesiones de ejercicio de 30 minutos y luego auméntalas a cinco por semana. Incluso puedes sumar a tu bebé a estos ejercicios al empujar un cochecito. Aunque no puedes controlar en qué momento comienzas a perder peso, una rutina de ejercicios te ayudará a quemar grasas en todo tu cuerpo.

 

PUENTE

Este ejercicio no ejerce presión sobre tus puntos de la cesárea pero te ayuda a tonificar el abdomen. Comienza recostándote de espaldas con los pies sobre el piso, con tus piernas separadas por el ancho de las caderas. Pon tus brazos derechos a los costados con las palmas sobre el piso. Contrae los músculos de tu abdomen para elevar los glúteos, luego el estómago y por último, la parte media de tu espalda. No despegues los hombros del suelo. Mantén esta posición durante 10 segundos, luego baja el cuerpo hacia el suelo. Repite de cuatro a ocho veces.

 

FLEXIONES PARA TRABAJAR LA PARTE BAJA DEL ABDOMEN

Este ejercicio es especialmente beneficioso para las madres primerizas luego de una cesárea debido a que trabaja los músculos de la parte baja del abdomen, los cuales se ven afectados por la cirugía. Comienza recostándote boca arriba con los pies sobre el suelo con los brazos derechos a los costados de tu cuerpo, con las palmas hacia abajo. Mantén la pelvis en su lugar para trabajar los músculos. Contrae los músculos abdominales para deslizar tu pierna derecha hacia afuera, de forma lenta y con movimientos controlados. Vuelve a usar los músculos para volver la pierna a su posición inicial. Repítelo con la pierna izquierda, respirando de forma profunda mientras lo haces. Haz de tres a cinco repeticiones con cada pierna.

 

INCLINACIÓN HACIA ADELANTE

Este ejercicio de pie te ayuda a fortalecer los músculos abdominales y lo puedes realizar en cualquier momento del día. Comienza parándote con las piernas separadas por el ancho de las caderas. Levanta los brazos por encima de tu cabeza e inclina tu torso hacia adelante a la altura de tus caderas, formando un ángulo de 90 grados entre tu torso y tus piernas. Mantén esta posición durante 10 segundos, luego retoma tu posición inicial. Intenta mantener tu espalda lo más recta que puedas durante el ejercicio. Haz de cuatro a ocho repeticiones.

 

LA MEJOR MÁQUINA PARA APLANAR EL ABDOMEN

Cuando piensas en aplanar el abdomen, generalmente la primera cosa que te viene a la mente son los abdominales, sentadillas y levantamientos de piernas. Puedes realizar todos estos ejercicios en máquinas, y son efectivos para construir los músculos abdominales; pero hay más historia cuando se trata de lograr un estómago plano.

Cuando realizas ejercicio abdominal, trabajas el músculo recto y los oblicuos abdominales, que se encuentran a los lados del estómago. La idea de hacer ejercicios abdominales repetitivos para aplanar el estómago se llama reducción de puntos y es un mito. Esto hace que las máquinas abdominales sólo sean parte de la solución. Ayudarán a que crees músculos más fuertes, pero no contribuirán a que tu abdomen esté plano por sí mismas.

Cuando se trata de aplanar el abdomen, tienes que enfocar tu atención a la pérdida de grasa en general. Para lograr este objetivo, necesitas ejercicio cardiovascular que queme calorías eficientemente. La mejor máquina de cardio depende de tus preferencias personales y estado actual de salud. Si no tienes problemas con las articulaciones o la espalda, una caminadora es suficiente. Si no puedes soportar el impacto que provoca una caminadora, elige una máquina elíptica, una bicicleta de ejercicio, una escaladora o un remero. Cada una de estas máquinas hace que te muevas de forma estable y repetitiva. Mientras haces esto, tu frecuencia cardíaca se eleva, tu temperatura también y quemas calorías. Para perder peso de forma efectiva, recomiendan de 60 a 90 minutos de actividad física, cinco días a la semana.

 

¿AFECTARÁ EL EJERCICIO MI CAPACIDAD DE AMAMANTAR?

No, no la afectará. Ni siquiera el ejercicio intenso afectará de manera significativa la cantidad o composición de tu leche materna. Pero es conveniente que evites los ejercicios que hagan doler o sensibilicen tus pechos. Ponte un brasier o sostén deportivo mientras hagas ejercicio, y trata de amamantar a tu bebé antes de empezar la actividad, de modo que no llegues a experimentar la incómoda sensación de que tus pechos están demasiado llenos. 

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes