lee nuestro papel digital

Deportes

Ejercicios para apretar la piel suelta en la zona baja del abdomen

Existen ejercicios enfocados en desarrollar los músculos en la parte baja de tu abdomen, lo que le dará a la piel una apariencia firme.


 Por La Tribuna

23-11-2016_18-13-391-piel-firme

La piel suelta en la parte baja del abdomen no es un problema médico serio, pero puede ser desalentador. Esto usualmente sucede cuando pierdes mucho peso rápidamente o al tener un bebé. Si tienes piel suelta en esta área y no quieres atravesar una arriesgada cirugía, existen ejercicios enfocados en desarrollar los músculos en la parte baja de tu abdomen, lo que le dará a la piel una apariencia firme.

 

EJERCICIOS COLGANDO

Existen múltiples ejercicios para los abdominales bajos que se realizan estando colgada en una barra (pull-up bar). Para hacer un levantamiento estándar de rodillas, agarra la barra con las manos a la distancia entre tus hombros, lleva a las rodillas hasta tu pecho y bájalas de nuevo. Para hacer una progresión, mantén a tus piernas rectas al elevarlas e intenta nivelarlas con el suelo. Para aumentar aún más la dificultad, haz elevaciones de tijera en las que alternas a tus piernas en un movimiento de tijera. Al hacer todos estos ejercicios debes mantener quieta la parte superior de tu cuerpo. Para aumentar la resistencia, usa un par de pesas en los tobillos.

 

DESLIZAMIENTOS

Los deslizamientos ejercitan a la parte superior e inferior e tu abdomen con la ayuda de una toalla y una superficie resbalosa. Después de colocar tus manos en el suelo a la distancia entre tus hombros, coloca tus pies en una toalla y levanta tu cadera para enderezar tu espalda. Desliza la toalla en el piso a medida que levantas a tu cadera en el aire y mueves tus pies hacia tu cabeza. Extiende tus piernas hacia atrás y repite. Para aumentar el desafío e intensidad en tu estómago, alterna usando un pie a la vez. Asegúrate de mantener rectos a tus brazos, espalda y piernas durante todo el ejercicio.

 

DEDOS A PIES

Este ejercicio se enfoca en la parte superior e inferior del abdomen y se realiza estando recostada sobre tu espalda. Después de elevar tus piernas y nivelar tus pies con el techo, sube tus brazos frente a tu cuerpo hasta que estén paralelos a tus muslos. Levanta tu torso e intenta tocar los dedos de tus pies. Al hacerlo, tensa tus abdominales con fuerza, baja lentamente y repite. Como una variación, alterna bajar una pierna al suelo a medida que bajas tus hombros. Para aumentar la resistencia en este ejercicio, usa pesas de tobillos y sostén una pelota de ejercicio en tus manos.

 

CÍRCULOS CON PIERNAS

Los círculos con piernas son ejercicios de Pilates que se realizan estando recostada sobre tu espalda. Con los brazos a los lados y las piernas frente a ti, eleva ambas piernas y dibuja círculos imaginarios en el aire en el sentido del reloj. Después de hacer una serie de repeticiones, cambia de dirección. De nuevo, si quieres aumentar la resistencia, usa pesas en los tobillos. Si sientes presión en la parte baja de tu espalda, coloca tus manos debajo de tu cola.

 

Bajar de peso y ver los resultados del gran esfuerzo que has hecho, es uno de los mejores motivadores que hay.

Semana tras semana hiciste ejercicio, mejoraste tu nutrición, agregaste algunos hábitos saludables a tu vida y POR FIN viste los resultados.

Por un lado la ropa te queda muchísimo más suelta, tienes energía de sobra y te sientes mucho mejor contigo mismo, pero notas que ahora tienes piel flácida que te cuelga de algunas partes de tu cuerpo.

 

¿POR QUÉ LA PIEL SE PONE FLÁCIDA DESPUÉS DE BAJAR DE PESO?

Lo que primero debes entender, es que la piel es probablemente el órgano que más se estira en todo nuestro organismo. A medida que crecemos, toda la piel se va haciendo más elástica al mismo tiempo que se ve regenerando, proceso que se ve afectado por la forma en que tratamos nuestra piel y en general nuestro organismo.

Cuando perdemos peso, y especialmente cuando perdemos peso rápidamente, le damos muy poco tiempo a nuestra piel para que se adapte a la nueva forma que ahora tiene tu cuerpo, lo que resulta en esa piel “de sobra” que tienes ahora.

Además, si perdiste peso mediante una dieta restrictiva donde no le diste un buen balance de nutrientes a tu cuerpo y/o no lo hidrataste bien, el resultado puede ser una piel más flácida de lo que esperabas.

 

AGREGA PROTEÍNA MAGRA A TU DIETA

Al asegurarte de consumir fuentes magras de proteína todos los días (especialmente si haces ejercicio) le estás ayudando a tu cuerpo a crear tejido muscular, el cual te ayudará a verte más tonificado(a) al fortalecer los tejidos internos de tu piel.

Además, al consumir comidas ricas en proteína como pavo, salmón, huevos y legumbres, le darás a tu cuerpo su buena ración de colágeno y elastina, 2 componentes que mantendrán tu piel fuerte y elástica.

También asegúrate de darle a tu cuerpo una buena dosis de proteína después de tu entrenamiento de fuerza ya que lo que das a tu cuerpo en los minutos siguientes a entrenar, influirán mucho en cómo tus tejidos se repondrán.

A veces lo más fácil y más práctico es tomarte un batido de proteínas, sólo te toma un par de minutos prepararlo y te aseguras de no sólo consumir una buena fuente de proteína sino una buena fuente de carbohidratos, ambos te ayudarán a recuperarte más rápidamente y a darte energía.

¿Cuánta proteína debes comer? Muy fácil. Si eres mujer, haz lo posible por consumir una porción de proteína por comida. Si eres hombre, 2 porciones. Una porción de proteína equivale a la palma de tu mano. Más sencillo no podría ser.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes