miércoles 11 de diciembre, 2019

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Deportes

Cinco ejercicios para tonificar el cuello y reducir la papada en poco tiempo

Los ejercicios para tonificar la zona de la papada son sencillos y los podemos realizar a cualquier hora. Ponlos en práctica a diario para obtener resultados inmediatos.


 Por NICOLÁS IRRIBARRA IRRIBARRA

05-08-2016_18-56-571-Ejercicios-para-reducir-la-papada-2

La papada es una acumulación de grasa en la zona del cuello, bajo la barbilla, o bien esa piel suelta y flácida que se forma en esta zona como consecuencia de las constantes subidas y bajadas de peso.

Aunque en la mayoría de los casos se trata de un problema estético que puede afectar la autoestima de la persona, también merece que le prestemos más atención por ser un posible factor de riesgo cardiometabólico.

Llevar un estilo de vida sedentario, tener sobrepeso y consumir alimentos poco saludables son la causa principal de la aparición de la papada y la flacidez del cuello. Por esto, es muy importante modificar los hábitos de vida y tratar de controlar el peso para prevenir y combatir este problema.

Por la razón que sea, la papada puede prevenirse y reducir su presencia mediante la pérdida de peso si existiera un sobrepeso corporal, o a través de simples ejercicios que tonifiquen los músculos del cuello y la cara, al mismo tiempo que favorecen la elasticidad de la piel. Por eso, te ofrecemos unos sencillos ejercicios que puedes realizar para reducir la papada.

Traza con la lengua, sobre el paladar superior, círculos en el sentido de las agujas del reloj mientras la espalda se mantiene recta y la boca cerrada. Sólo es suficiente con hacer 10 repeticiones, 3 veces por día.

Pronuncia de manera marcada, abriendo mucho la boca, las cinco vocales y repítelas 10 veces.

Con la espalda recta y cruzada de brazos, estira el cuello hacia adelante y gira lentamente la cabeza a la derecha. Mantén la posición por dos segundos y regresa a la posición inicial para después girar el cuello hacia la izquierda. Aparte de ejercitar los músculos del cuello, puedes aliviar dolores musculares y cervicales con este ejercicio. Sólo es necesario hacerlo unas 10 veces de cada lado.

Hacer una sonrisa invertida intentando tensar al máximo los músculos del cuello, y repetirlo unas 10 veces, es otro buen ejercicio para reducir la papada.

Por supuesto, si tienes exceso de peso, lo ideal es comenzar por solucionarlo, pero siempre debes recordar que todo nuestro está formado por músculos y por ende, necesitan ejercitación para que, como en este caso, no sólo tengamos beneficios estéticos, sino también sobre la salud.

 

BUENA POSTURA

Al caminar, mantén tu cabeza en posición neutral, ni adelante ni hacia atrás, ni muy abajo ni muy arriba. Mientras trabajas, debes adoptar una correcta postura frente a la computadora, con la nuca recta y los ojos a la altura de la pantalla.

 

DUERME CON ALMOHADA DELGADA

Uno de los tips para reducir la papada es evitar las almohadas altas. En primer lugar, te hacen roncar y, en segundo, van estirando tu piel de tal manera que pueden generar la papada. 

 

HIDRATACIÓN

Así como la piel del rostro requiere hidratación, también lo necesita la del cuello, por eso es necesario que le apliques un poco de la loción o crema hidratante.

 

EJERCITA LOS MÚSCULOS

La pronunciación abierta de las vocales es ideal para reafirmar la piel del rostro sobre todo, para endurecer la zona de la papada. Realiza este ejercicio frente al espejo y exagera el gesto para tensar los músculos; notarás el trabajo en el rostro y el cuello.

 

MASTICAR CHICLE

Este es uno de los mejores tips para reducir la papada. La goma de mascar te ayudará a reafirmar los músculos del rostro y cuello. El truco es utilizar una buena cantidad y hacerlo en forma exagerada.

Recuerda, lo más importante es evitar las subidas y bajas de peso constantes, por lo que adoptar sanos hábitos de alimentación y ejercicio son fundamentales para prevenir la aparición de la papada y otros malestares.

 

CONSEJOS PARA ÓPTIMOS RESULTADOS

Para complementar los ejercicios anteriores, hay algunos tips sencillos que te pueden ayudar a mejorar y acelerar los resultados que deseas obtener.

Mantén una buena postura. Parece no tener nada que ver, pero la buena postura puede ayudar a esconder la papada y mantener la piel de esta área del rostro firme.

 

LIMITA EL CONSUMO DE SAL

El exceso de sodio que ingerimos a través de la alimentación también es una causa principal de la aparición de la papada.

La sal provoca retención de líquidos y esto, a su vez, aumenta el tamaño de la papada.

 

UTILIZA PROTECTOR SOLAR TODOS LOS DÍAS

Por último, y no menos importante, te recomendamos utilizar todos los días un buen protector solar para evitar que la piel envejezca, pierda elasticidad y se acentúe la papada.

Aplícate el producto de arriba hacia abajo, evitando desplazar la piel.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes