suscríbete al boletín diario

Deportes

Ejercicios para finalizar el día y también la semana laboral

El llamado es a desestresarse, a través de tres ejercicios claves para el término de la jornada, y también, la actividad que te permitirá zafar de los problemas del trabajo, y así disfrutar el fin de semana.


 Por La Tribuna

18-05-2016_19-02-101-424-1

Ya hablamos sobre los ejercicios que son buenos para iniciar un día normal, por lo que corresponde saber qué hacer al llegar la noche, tras una intensa jornada laboral.

Si en la mañana no te da tiempo de hacer una rutina por la premura de tu salida al trabajo, ya en la noche date 25 minutos para hacer esta rutina de 3 ejercicios. Así que si eres constante, pronto verás los resultados de tu esfuerzo. ¿Te digo algo? Sólo es cuestión de que te lo propongas.

 

LUNGES

Parada, mantén una postura recta con los pies separados a la altura del ancho de tu cadera. Haz un paso muy largo, colocando todo el peso en la pierna con la que diste el paso. En esta postura, flexiona tus piernas; baja cuidando que tu rodilla de enfrente no rebase los dedos del pie. Alterna piernas durante tres series de diez o doce repeticiones. Tus glúteos te lo agradecerán.

Sentadillas

Junta tus pies y baja como si fueras a sentarte en un banco muy chico. No debes levantar los talones del piso y debes mantener tu tronco lo más recto posible. Si al principio no puedes ir hasta abajo, no te preocupes, con tu esfuerzo y constancia lo lograrás. Realiza tres series de diez o quince repeticiones. Este te ayudará mucho para fortalecer los muslos.

Lagartijas y sentadillas a la vez

Empieza por mantenerte parada con una postura recta (ambos pies al ancho de la cadera), haz una sentadilla y de allí, salta inmediatamente a posición de lagartija; apoya bien tus manos sobre el piso y de un salto lleva tus pies hacia el frente (en dirección a tus brazos) y regresa a lagartija de otro salto. Realiza tres series de diez y quince repeticiones. Estos ejercicios te ayudarán a quemar grasa.

 

EJERCICIO PARA RELAJARSE AL TERMINAR LA SEMANA DE TRABAJO

Al fin se acaba la semana, algo que muchos esperan con ansias, pero para darle un cierre ideal, nada mejor que este ejercicio de relajación para desconectarse definitivamente del trabajo.

A lo largo de la jornada laboral, debemos tomar pequeños descansos para relajar el cuerpo y la mente. También, al finalizar cada día y regresar a casa, debemos darnos el gusto y hacer actividades de descanso, desconexión y relajación. Pero hay un paso más que debemos tomar, para estar siempre con las energías y la vitalidad en su pico más alto: una relajación total, en profundidad, para dar cierre a la semana laboral.

 

EJERCICIO DE RELAJACIÓN

Hacer este simple ejercicio de relajación profunda dará a tu cuerpo una manera especial de entrar en una modalidad de relajación para el fin de semana, separando tu vida privada de tu vida laboral semanal de manera magistral. Así, al comenzar la próxima semana de actividades, podrás hacerlo más energizado, revitalizado y con las mejores energías, bien enfocadas.

Este ejercicio toma algunas nociones de la milenaria práctica oriental del Tai Chi. Se trata de movilizar el cuerpo lentamente, o al ritmo que tu organismo te lo pida, acompañando con una respiración orientada hacia la relajación. Comienza por llegar a tu casa el último día laboral de la semana, despojarte de tus zapatos, ponerte ropa cómoda, y dejar fuera de tu mente los temas pendientes del trabajo, la oficina y las exigencias diarias.

Elige algunas canciones que te sean relajantes, según tu gusto. En lo posible, procura que se trate de música sin letra, aunque dependerá de tu propio gusto. La música, idealmente, debe ser lenta, tranquila y alegre, bien armónica. También puedes poner pistas de sonidos de la naturaleza, o simples sonidos de instrumentos de viento y cuerdas, que son especialmente relajantes.

Cierra las cortinas y apaga las luces, para procurar intimidad, comodidad, y oscuridad. Pon a andar la música, y párate al centro de la habitación. Si convives con la familia, pídeles que no te interrumpan, para gozar de total intimidad.

Ahora, simplemente: comienza a bailar. Baila del modo en que tu cuerpo te lo pida, sin vergüenzas: nadie está viéndote. Deja que la música te vaya empapando, y mueve tu cuerpo como lo vayas sintiendo. Si quieres dar saltos, dalos cómodamente. Si simplemente quieres quedarte parado con los brazos balanceándose junto al cuerpo, hazlo. La idea es lograr ser uno con la música, mediante los movimientos que tu mente y tu cuerpo así lo pidan. Respira lentamente, regularmente, y sólo presta atención a la música.

Puedes comenzar de a poco, hasta que notes que todo tu cuerpo se está moviendo al son de la música o del sonido que estás escuchando. La cabeza, los brazos, las piernas y pies, las caderas y todo tu cuerpo irá interpretando el sonido: déjate llevar por ello.

Haz este ejercicio con, al menos, una canción entera. Si has elegido una lista de dos o tres canciones, báilalas como si nada más existiera en el mundo. Luego, programa tu equipo de música para quedar en absoluto silencio mientras tú, con los ojos cerrados, te concentras en ir minimizando los movimientos, respirando lentamente. Cuando te sientas listo, abre los ojos, y regresa a la vida diaria, más energizado y relajado.

 

BENEFICIOS DEL EJERCICIO DE RELAJACIÓN

Este ejercicio te permite blanquear la mente, y despojarla de pensamientos laborales y preocupantes. Estos minutos de desconexión con tu ser laboral será en extremo beneficial para tu rendimiento, permitiéndote comenzar el fin de semana despojado de aquellos pensamientos, y listo para disfrutar y relajarte.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes