jueves 12 de diciembre, 2019

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Deportes

¿Masajes reductivos y dieta saludable? Aquí una mezcla que te puede ayudar

Algunas de las personas que tienen sobrepeso, justifican su sedentarismo por la falta de tiempo producto del trabajo, pero aquí tenemos una alternativa que los pueden ayudar y sin hacer un gran desgaste físico.


 Por NICOLÁS IRRIBARRA IRRIBARRA

27-11-2015_17-30-201-322

El masaje reductivo elimina la acumulación de grasa localizada, y estiliza el contorno de la figura, es decir, crea una silueta más estética. Éste se realiza con una presión fuerte y una velocidad más rápida que la forma tradicional.

Es muy importante acudir con una persona capacitada para realizar este tipo de masajes, debido a que puede provocar moretones. Otro dato que debes conocer antes de someterte a este tratamiento es que las cremas especiales que se utilizan pueden causar alergias en algunas personas.

Los expertos advierten que si tu salud no está en buenas condiciones, y decides utilizar este método, debes realizarte un diagnóstico médico previo, pues este tipo de masaje puede agravar una infección en los riñones.

 

10 cosas benéficas de los masajes reductivos

Para obtener óptimos resultados e intensificar sus efectos, es fundamental que el tratamiento se acompañe de una dieta balanceada y ejercicio. Recuerda que el masaje reductivo sólo disminuye medidas, pero no baja de peso.

Es ideal para remover y eliminar la grasa no deseada.

Ayuda a disolver el tejido adiposo y la celulitis, por el calor que se genera de los movimientos especiales.

Intensifica la circulación y los procesos del metabolismo local, y ayuda a reabsorber las grasas e incrementa el consumo de calorías debido al aumento de la actividad motora.

Se puede realizar en cualquier parte del cuerpo: cintura, caderas, piernas, abdomen y hasta debajo de la barbilla.

Beneficia la circulación sanguínea y linfática.

Se pueden reducir hasta 10 centímetros de talla en 5 sesiones; cada masaje tiene una duración de 40 a 45 minutos. Es conveniente llevarse a cabo casi todos los días de la semana para obtener resultados en menos de un mes.

Reafirman y tonifican los músculos, por lo que compensan la falta de ejercicio.

Ayuda a la relajación de las personas, sobre todo si se realiza en un ambiente agradable, con música adecuada de fondo y aromaterapia. Alivia el estrés.

Revitaliza y desbloquea la bioenergía de los participantes. Libera tensiones y permite superar problemas emocionales. Contribuye a eliminar la tensión muscular.

 

PARA SER MÁS PRECISOS

El masaje reductivo es una técnica bastante antigua, pero que genera buenos resultados, es importante una buena técnica de aplicación y que el paciente lo complemente con buena alimentación y ejercicios.

Además, es un mito que el masaje reductivo puede generar flacidez, ya que si la evaluación es la correcta, y la técnica es la adecuada, ocurre el efecto de tonificación de la piel.

El metabolismo es lo que hace que nuestro cuerpo se mantenga con la suficiente energía para funcionar. Sin embargo, ese mismo metabolismo, con los años, empieza a disminuir su función, lo que a veces se traduce en aumento de peso. Es por esto que los masajes colaboran de manera importante activando el metabolismo de tu cuerpo.

Una forma de reducir de peso es realizando masajes reductores en el abdomen. Lo ideal es que sea durante un periodo de 15 a 30 minutos, tiempo en el que el calor logrará quemar el tejido adiposo.

Incluso el masaje no solo servirá de manera superficial, tus órganos se verán beneficiados, ya que estos masajes reductores fomentan la buena digestión, eliminan las toxinas y el exceso de residuos. En conclusión, colaboran enérgicamente con la pérdida de peso.

Cabe decir que a las personas que sufren de gases o hinchazón les vendrían muy bien. Lo ideal en el masaje abdominal son los movimientos circulares en dirección a las manecillas del reloj y luego a la inversa.

Cuando realices los masajes reductores puedes hacerlo con un poco de crema hidratante o una crema reductora para quemar grasa, pero el secreto está en el masaje: no necesariamente porque apliques más crema reducirás más tallas.

Ahora que tienes unos truquitos demás para bajar de peso, lo recomendable es que realices sesiones de masajes reductores pero que los acompañes con una dieta saludable y con ejercicio físico.

Puede resultar una experiencia relajante; incluso puedes pedirle a tu pareja que te ayude a realizar algunas sesiones de masajes reductores en muslos y abdomen. No está mal compartir en pareja y descansar de la rutina mientras bajas de peso.

 

LOS CINCO ALIMENTOS CLAVES EN UNA DIETA SALUDABLE

Con el fin de apoyar al proceso que realizas en las sesiones de masajes reductores, debes acompañarlo con una dieta saludable. Como sabemos que las opciones son muchas, aquí te dejamos algunos datos que te servirán, sobre todo porque los expertos recomiendan estos cinco alimentos que te destacaremos a continuación.

Carnes u otras proteínas: Las funciones de nuestro cuerpo se basan en las proteínas. Estos nutrientes tan importantes se encuentran mayormente en las carnes y los frijoles y por este motivo el incorporar a nuestra dieta carnes magras, como ser el pollo, la carne de res, el cerdo y pescado así como también distintos tipos de frijoles es una buena idea a la hora de mejorar nuestra alimentación.

Frutas y verduras: Comer por lo menos cinco porciones de frutas y verduras al día es la vía más directa a mejorar considerablemente nuestra salud y prevenir enfermedades. Cada una de las comidas del día debe estar acompañada por frutas y verduras. Manzanas, plátanos y duraznos van bien con los cereales del desayuno o incluso pueden comerse solas en la merienda, y por otra parte las distintas variedades de ensaladas complementan de manera nutritiva cualquier almuerzo o cena.

Alimentos integrales: Los alimentos integrales como ser el trigo entero, arroz integral o la avena son imprescindibles para nuestro organismo y para una alimentación sana. La variedad de alimentos integrales disponibles en el mercado es inmensa, y esa diversidad hace que puedan ser incorporados a cualquier tipo de comida dependiendo de qué se trate.

Productos lácteos: Nuestra dieta debe contener además una cantidad importante de productos lácteos ya que estos aportan grandes dosis de calcio y de nutrientes a nuestro cuerpo. La leche, el queso y el yogur son opciones saludables y sencillas para beneficiar a nuestro organismo. El beber un vaso de leche en la mañana y en la tarde y el agregar queso o yogur a las ensaladas nos permitirá agregar sabor a nuestras comidas y además sentirnos más saludables.

Grasas saludables: Las grasas no saturadas nos ayudan entre otras cosas a mantener sano nuestro corazón y a que nuestro cuerpo funciones con normalidad. Alimentos como las nueces, el aceite de oliva, los pescados grasos y los aguacates o paltas son una buena fuente de grasas saludables que sin duda enriquecerán nuestra dieta. 

Newsletter

  • Compartir:

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes