domingo 15 de septiembre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Deportes

Insólito: ¿Sabías que con oler una manzana puedes disminuir tu peso?

En este mundo hay muchas cosas raras, entre ellas métodos para perder esos rebeldes kilos demás. Aquí te dejamos cinco alternativas, las más extrañas que te ayudarán a adelgazar.


 Por NICOLÁS IRRIBARRA IRRIBARRA

24-11-2015_19-23-251-PRONOKAL_recurso_BAJA5000x5000

Tenemos absolutamente claro que para adelgazar rápidamente, y de la forma más saludable y efectiva para que la pérdida de peso se mantenga en el tiempo, es seguir una dieta sana, balanceada y cumplir una buena dosis de ejercicio físico repartidos en varios días a la semana.

Sin embargo, también están esos truquitos que, si bien por sí solos no alcanzan, pueden ser un perfecto complemento en el proceso de adelgazar.

Hemos comentado varios trucos mágicos que te ayudan a adelgazar, como beber abundante agua para sentirnos llenos, o comer cada 3 horas para mantener el metabolismo trabajando. Ahora me toca presentarles otros trucos para adelgazar que, por cierto, suenan bastante curiosos, pero que tienen una explicación detrás. Lo mejor de todo es que funcionan. Utilizándolos como complemento de una dieta y ejercicio, te ayudarán a conquistar tu objetivo más fácilmente.

No pierdes nada con intentar estos insólitos trucos para bajar de peso. Mientras se mantenga una buena salud, todo vale.

 

Huele un plátano, una manzana o una hoja de menta

¿Cómo que oler un alimento nos va a ayudar a bajar de peso? Tranquilos, yo pensé lo mismo cuando me topé con esta información, pero aunque no parezca cierto, exponernos al aroma de ciertos alimentos confunde a nuestro organismo, como si estuviéramos efectivamente comiendo.

Según un estudio realizado por una fundación de la ciudad de Chicago, que analizó los hábitos alimenticios de 3 mil voluntarios, aquellos que solían oler sus alimentos con frecuencia padecieron menos hambre durante el día y fueron más propensos a bajar de peso, con la pérdida de en promedio unos 15 kilos. ¿Qué te parece?

 

Coloca un espejo frente a la mesa

Otra investigación demostró que aquellas personas que comían mirándose en un espejo, redujeron sus comidas en casi un tercio. Este truco, sin dudas, revela la importancia del factor psicológico en un objetivo que parece simplemente físico como el de adelgazar. La explicación es que, si nos hemos puesto el objetivo seriamente de adelgazar, mirarnos a los ojos a través de nuestra imagen reflejada mientras estamos comiendo “reflota” esas metas que nos planteamos, recordamos nuestro gran objetivo y por tanto, nos lleva a comer menos.

Suena insólito, lo sé, pero ¿qué pierdes con colocar un espejo en tu comedor frente a la mesa? Si no surte efecto, puede ser útil como decoración.

 

Rodéate de objetos de color azul

La psicología de los colores tiene mucho que ver en nuestra alimentación, pues el color de los alimentos condiciona nuestra percepción del sabor. De hecho, nosotros relacionamos ciertos sabores con ciertos colores; por ejemplo, al verde lo relacionamos a un alimento natural y fresco, y al anaranjado con los sabores cítricos.

Y así como hay colores que estimulan el apetito, hay otros que prácticamente nos quitan las ganas de comer; un ejemplo de estos colores supresores del apetito es el azul. Este color tan especial para algunos, puede ayudarte a adelgazar. Sirve tus comidas en platos azules, utiliza servilletas azules, cubre tu mesa con un mantel azul, instala una luz azul en el refrigerador. En fin, decora en azul todo aquello que se te ocurra y verás el efecto que genera en tus ganas de comer.

 

Tómale fotos a tus comidas

Quizás muchos de tus amigos te han molestado cuando subes a redes sociales las fotos de lo que estás comiendo. Pues bien, complementa tu cuaderno de dieta con fotografías de tus comidas, ya que el impacto que genera lo visual es más potente que el impacto de las palabras escritas, y esto sin duda puede ser una ayuda para frenar el consumo de ciertos alimentos. Cuando vayas al refrigerador en busca de algo dulce para calmar el apetito, el recordatorio de la foto de los dulces que has comido ayer será como una señal para detenernos. No es necesario subir a tu facebook la foto, es solo un factor de apoyo para ti.

 

Usa cinturones como frenos para comer

Valerie Orsoni es un nombre que, probablemente, desconoces por completo, y en nosotros causó la misma sensación de extrañeza, hasta que en nuestra investigación descubrimos que es la entrenadora de varias estrellas de Hollywood, un gurú del fitness.

¿Cuál es su gracia? Pues bien, ella ha contado que muchas mujeres francesas utilizan un cinturón por debajo de la ropa, ajustando su cintura, cada vez que salen a cenar a un restaurante, a modo de recordatorio de su dieta. Lo mejor de todo es que funciona, sobre todo cuando empiezas a sentirte con el cinturón ajustado a medida que la panza se va llenando. Sin dudas, es un freno que eliminará el “comer por comer”, simplemente porque tu estómago te lo indicará.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes