jueves 19 de septiembre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Deportes

Los 13 beneficios claves de ducharse con agua fría por la mañana

Hasta el siglo pasado, tomar duchas calientes era un lujo al que no todos podían acceder. Puede que ahora las ames, pero el hecho es que las duchas de agua fría han sido usadas miles de años como tratamiento natural para la salud y bienestar general.


 Por NICOLÁS IRRIBARRA IRRIBARRA

19-11-2015_18-38-321-316

Los espartanos se solían levantar de sus camas de madera, hacían dos horas de ejercicio y después se tomaban un baño de agua fría. Pensaban que el agua caliente era para los débiles y que el agua fría condicionaba sus cuerpos y mentes para ser fuertes, vigorosos y estar siempre preparados para la batalla. Las primeras duchas con sistemas de calentamiento se desarrollaron por los atenienses, y parece que lujos como esos son los que ayudaron a la caída de la sociedad espartana que sea admira actualmente.

Varias culturas alrededor del mundo usan agua fría como parte de sus ceremonias religiosas. Por ejemplo, los japoneses Shinto practican un ritual llamado Misogi, el cual implica sentarse o estar bajo una catarata para purificar sus almas. En países como Rusia o Finlandia, un pasatiempo popular durante el invierno es rotar entre la sauna e ir al aire libre para saltar en lagos helados y rodeados de nieve. En los tiempos modernos, atletas de nivel mundial usan baños helados para aligerar el proceso de recuperación y mejorar el rendimiento.

 

Beneficios de ducharse con agua fría

Mejora tu salud física: la fuerza del agua fría en tu piel hace que tu corazón lata más deprisa y tus músculos se flexionen. Esto envía sangre a tus músculos y tus órganos vitales. El agua caliente hace lo contrario, moviendo sangre hasta la superficie de la piel. Alternar entre agua caliente y fría mientras estas en la ducha es una gran forma de estimular y mejorar la circulación. Esto también sirve para mejorar el sistema nervioso.

Beneficios psicológicos: los antiguos Samuráis de Japón solían verter cubos de agua helada sobre sus cabezas por la mañana para limpiar su cuerpo y espíritu. Creían que les ayudaba a empezar cada día y cada aventura frescos. Las duchas de agua fría liberan componentes químicos en el cerebro que mejoran tu humor, disminuyen el estrés, la ansiedad y alivian la depresión.

Mejora tu humor: las duchas frías pueden estimular la secreción de noradrenalina en el cerebro, lo cual está asociado con la mejora de desordenes del humor como la depresión. 

Aumento de la energía: además que no hay nada como agua fría para despertarte, las duchas frías pueden aumentar tus niveles de energía debido a que las terminaciones nerviosas de tu piel se activan. Tu corazón empieza a latir más deprisa y comienzas a respirar deprisa.

Tratamiento de inflamaciones: los baños helados se suelen utilizar por atletas para disminuir la inflamación tras una sesión de entrenamiento. Las venas se contraen en todo el cuerpo y se eliminan toxinas de la sangre. 

Tolerancia al estrés: en general, las exposiciones al frío mejoran la capacidad de controlar el estrés. Con el paso del tiempo, esto lleva al fortalecimiento de tu sistema inmunitario. Las duchas de agua fría también se han usado para reducir el dolor crónico, la función renal y mejorar la calidad del sueño.

Movimiento linfático: el sistema linfático está separado de los vasos sanguíneos y es responsable de transportar los desechos de las células y de combatir los patógenos. El líquido linfático contiene los desechos y glóbulos blancos, los cuales combaten las infecciones. Las duchas frías provocan la contracción de todo el cuerpo, y esto es muy bueno para el sistema linfático, ya que el líquido se expande a todo el cuerpo. Si el sistema linfático no es eficiente, el líquido se acumula en las extremidades (generalmente los pies) y esto puede resultar en daños para la salud.

Desintoxica tu cuerpo: el agua fría estimula que las toxinas se eliminen fuera de la piel. Por tanto, no siguen en el interior del cuerpo, donde pueden causar infecciones. 

Mejora el sueño: por alguna razón ayuda a mejorar la calidad del sueño. Esto podría ser por la sensación de bienestar y relax tras el shock con la ducha o baño frío.  

Mejor apariencia de piel y cabello: el agua caliente abre tus poros y el agua fría los cierra. Usar agua caliente para limpiar tus poros y luego usar agua fría para cerrarlos, mejorará el aspecto de tu piel. El mismo tratamiento funciona con el cabello.

Aumento de la testosterona y fertilidad: es conocido que el calor mata la esperma. Al contrario, los baños de agua fría tienen el efecto contrario, ya que incrementan el nivel de testosterona en tu cuerpo, lo que guía a un incremento de la producción de esperma y mejora de la fertilidad.

Mejora la respiración: es probable que tan pronto como tomes una ducha fría, hiperventiles, lo que es una respuesta natural. Sin embargo, el pánico solo hará la experiencia algo más desagradable, por lo que es de tu interés calmarte y respirar hondo. 

Ventajas metabólicas: las duchas frías incrementan la tasa metabólica. Las temperaturas frías fuerzan a tu cuerpo a regular la temperatura continuamente, lo cual utiliza muchas calorías. 

 

El beneficio esta en el hábito

Aunque una ducha fría tiene beneficios inmediatos, te despierta y te carga de energía, los mayores beneficios se ven a largo plazo; después de unas semanas. Los estudios confirman que habituarse a ello es lo más beneficioso.

Habituarse al frió lleva aproximadamente 10 días en los humanos y el cambio principal es una respuesta hipotérmica. Con la exposición constante al aire o agua fría, los humanos pueden aclimatarse y aumentar la noradrenalina y tiroxina las cuales se consideran las hormonas del “estrés bueno”.

También guiará a la movilización de ácidos grasos y a la perdida de grasas en 1 a 2 semanas.

 

Situaciones en las que evitar duchas o baños fríos

Como en todo, hay un momento adecuado para tomar duchas frías y también un momento para evitarlas. 

Las duchas de agua fría no deberían ser tomadas por mujeres embarazadas o en su menstruación, debido a que su cuerpo ya se encuentra en una situación de estrés. 

Por supuesto, también evita tomarlas si estas resfriado o te sientes débil.

 

Newsletter

  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes