martes 17 de septiembre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Deportes

Baja de peso con solo comer carne: ¿No lo crees? ¿Algo te habían contado?

La dieta proteica es una de las llamadas dietas disociadas, en las que se busca perder peso practicando el método de no mezclar diferentes tipos de alimentos en las comidas.


 Por NICOLÁS IRRIBARRA IRRIBARRA

10-11-2015_18-47-511-304

La dieta proteica, o dieta de proteínas, se hace cuando una persona come únicamente carne para perder peso. ¿Se puede comer carne mientras se está en esta dieta? La ventaja de esta dieta es que la carne da sensación de saciedad mucho más rápido que la mayoría de los demás alimentos.

No solo está permitido comer carne en esta dieta, sino que más bien es lo único que se debe comer cuando se está en la misma. El tipo de carne puede ser cualquiera ya sea res, cerdo, pollo, cordero, etc. Por supuesto, como esta es una dieta de proteínas, se puede comer pescado, mariscos, e incluso cualquier tipo de lácteos.

¿Cómo funciona la dieta proteica?

La razón por la que la dieta de proteínas funciona, si bien a primera vista comer los alimentos antes mencionados no parece un método viable para perder peso, es el hecho de que el cuerpo no obtiene carbohidratos de estas comidas.

Durante la dieta se obtiene una cantidad considerable de proteínas, el cuerpo trabaja en cierto modo forzado y quema más grasa, extrayendo la energía de las proteínas de las carnes, que si la extrajera de alimentos carbohidratos.

En pocas palabras el gasto calórico es mayor si al cuerpo sólo se le alimenta con proteínas.

Nota: Recuerda que las proteínas no se deben consumir en exceso y no es bueno mantener esta dieta por períodos prolongados de tiempo.

ELIMINA ESOS KILOS SIN SENTIR HAMBRE

Una de las razones por las que las personas prefieren la dieta proteica dentro de otras dietas disociadas, es el hecho de que en la dieta proteica si bien la persona pierde peso, no lo hace de forma drástica, pues no ha dejado de alimentarse, solo que el cuerpo está adquiriendo energías de otra, y además la ingesta nutricional si bien no es la perfecta, no decae drásticamente como en otras dietas.

Otra de las razones por la que se prefiere la dieta proteica es que al tratarse de carne, pescado, huevos y lácteos hay un gran elemento de saciedad, por lo que las personas no tienen que pasar largos periodos del día sintiendo hambre para rebajar.

RECOMENDACIONES AL MOMENTO DE TOMAR UNA DIETA PROTEICA

Por supuesto hay que tomar en cuenta que una dieta alta en carnes puede traer problemas nocivos. Uno de los más peligrosos es que la dieta alta en carnes pone a trabajar en exceso al hígado, por lo que se tiene que tomar mucha agua mientras se practica la dieta proteica.

Otra razón por la que es recomendable consumir una gran cantidad de agua mientras se practica esta dieta es que, ya que no se están consumiendo fibras, sino sólo alimentos con proteínas debido a la ausencia de frutas y cereales, el intestino puede sufrir una seria constipación si no se le ayuda con la ingestión de líquidos.

También es probable que una persona que no está acostumbrada a este tipo de dietas sienta mareos, cambios de humor y debilidad general al inicio de esta.

Si a una persona le apetece probar la dieta proteica pues a escuchado que es una dieta rápida y efectiva, se recomienda únicamente hacerla por una o como máximo dos semanas, luego de eso es recomendable que consulte a su médico si se decide seguir con la dieta.

MENÚ DE LA DIETA PROTEICA

Para el desayuno en la dieta proteica el enfoque es comenzar el día con una cantidad de proteínas considerable que, a diferencia de unos panqueques o panes tostados, no lleve carbohidratos, pero que aún sea suficiente para aportar al cuerpo la energía que necesita para arrancar el día, por esta razón el desayuno en la dieta proteica suele ser algo pesado. Por lo general el desayuno es una ración de huevos con tocino y un café

Para el almuerzo en la dieta proteica se permiten comer algunos vegetales, eso sí, en cantidades muy pequeñas y sólo algunos vegetales en especifico, uno de los vegetales que se permite comer en el almuerzo es el tomate, debido a que en nada aporta carbohidratos al cuerpo, ni afecta la absorción de las proteínas. Y por supuesto, al tomate lo acompaña el ingrediente principal del almuerzo que puede ser una ración de jamón serrano o salmón.

Para la merienda se puede comer si apetece carne para picar, como hemos dicho se permite cualquier tipo de carne, y también se pueden comer aperitivos de queso con jamón si se lo desea.

Para la cena, al igual que con el almuerzo, se permiten comer verduras, siempre y cuando las comidas proteicas sean en mayor cantidad y el ingrediente principal del plato. Por lo general en la cena no se comen carnes rojas, pues estas es mejor comerlas temprano en el día. En la cena más bien se tiende a comer el tipo de pescado o marisco que se prefiera y se acompaña de una parrillada de verduras.

 

Newsletter

  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes