lee nuestro papel digital

Crónica Ciudadana

Los Ángeles y la problemática de los perros vagos: Una lucha diaria contra el abandono de animales

La presencia de estos particulares cuadrúpedos en los últimos desfiles, realizados durante septiembre, volvieron a visibilizar una realidad que va de la mano con la tenencia irresponsable, el descontrol de reproducción y el maltrato animal.


 Por Nicolás Muñoz

PERROS (1)

La pandemia, la falta de operativos de esterilización y, principalmente, la irresponsabilidad de las personas, han hecho que la comuna de Los Ángeles se encuentre atravesando una problemática animal visible por toda la comunidad.

Y es que los perros callejeros – nuevamente – se han vuelto parte del paisaje habitual de los angelinos, independiente del sector y la hora del día.

Sin embargo, fuera de lo pintoresco que pueda parecer, los animales vagos son el fiel reflejo de una falta de conciencia en torno a la tenencia responsable de mascotas y la predominancia del maltrato animal impune.

En Chile, la legislación comprende la tenencia responsable como el cúmulo de obligaciones que contrae un ciudadano cuando opta por cuidar de una mascota, es decir, “proporcionarle alimento, hogar y buen trato; brindarle los cuidados veterinarios y no someterlos a sufrimientos; además de respetar las normas de salud y seguridad pública”.

Caso contrario a lo que viene siendo el maltrato animal, el cual es definido como: “Toda acción u omisión (ocasional o reiterada), que injustificadamente causara daño, dolor o sufrimiento a un animal”. Dentro de esto, la ley también considera como maltrato el sacrificio como método de control de la población, las peleas de animales, el adiestramiento para formar mascotas agresivas y el abandono.

UNA LUCHA ALTRUISTA

Quienes conocen en profundidad esta realidad son las organizaciones autofinanciadas que buscan acabar con lo que se ha materializado como una cultura del abandono.

Fabiola Hermosilla, integrante de las comunidades Mascotas Perdidas Los Ángeles y Adopción de Mascotas Los Ángeles, fue contactada por diario La Tribuna para conocer desde su experiencia la situación que deben afrontar día a día en relación al incumplimiento de la ley de tenencia responsable.

“En Los Ángeles, durante y después de la pandemia, aumentó al doble el abandono de mascotas. En la pandemia tampoco se hicieron operativos de esterilización, por lo tanto, mucha gente que no tenía los recursos, no pudo esterilizar a sus mascotas y estas quedaron preñadas”, contó.

A su vez, detalló que la problemática de la falta de esterilización se acrecienta por el abandono de animales. “La gente, en vez de dar los perritos en adopción, los bota, y ahí es donde las animalistas independientes o las agrupaciones son las que tienen que tomar esas mascotas y darlas en adopción. Pero es tanto el abandono que hay en la ciudad de Los Ángeles y es tan poca la fiscalización y las penas, que la gente sabe que no les va a pasar absolutamente nada”, sostuvo Hermosilla.

Diario La Tribuna también conversó con Daniela Retamal, integrante de la Sociedad Protectora de Animales de Los Ángeles, quien apuntó a la situación crítica por la circulación de animales sin dueños. “Vamos de mal en peor. Llevo cinco años de voluntaria y creo que ahora está desatado el abandono”, aseguró.

“Se juntaron muchos factores. Uno fue la pandemia, porque pararon las esterilizaciones (…) Otro factor es el alimento, el cual ha subido cerca de un 30 por ciento. Las personas toman en cuenta el costo de tener un perrito y abandonan. Hay poca conciencia, porque abandonan incluso perritas preñadas”, complementó.

Proceso de recuperación llevado a cabo por la Sociedad Protectora de Animales de Los Ángeles.

DAVID CONTRA GOLIAT

La lucha que realizan las organizaciones animalistas, tanto por educar a la población como por terminar con el abandono, pareciera ser una historia de nunca acabar. Y es que estas entidades autofinanciadas deben valerse de la caridad de sus colaboradores para sustentar los constantes gastos asociados al cuidado, mantención y posterior adopción de animales callejeros y abandonados.

Al respecto, Fabiola Hermosilla señaló que: “Vemos que la plaza y el centro de Los Ángeles está lleno de perros, y cada día hay más perros en situación de abandono. Eso es una lástima, porque las animalistas y las agrupaciones son las que se tienen que llevar todo el peso”.

Una carga que además aumenta cuando las personas pretenden deshacerse de una mascota como si fuera un mueble de la casa. “La gente con dueño muchas veces nos dice: ‘Sabes que ya no puedo cuidar a mi perro y quiero que tú lo recibas’. Y nosotros ya no podemos hacer eso, tratamos de rescatar a los perros que están en mal estado, ya sea por maltrato, atropello, abandono o desnutrición. Con esfuerzo los recuperamos y los damos en adopción. Pero no contamos con ayuda de la municipalidad ni del Estado, solamente la ayuda de la gente que participa en nuestras páginas, de familiares o de amigos”, manifestó Hermosilla.

De acuerdo a la experiencia de Daniela Retamal, aún existe una confusión en la comunidad respecto a la Sociedad Protectora de Animales. “Somos un grupo independiente de voluntarios que destinamos nuestro tiempo libre a esto. Pero las personas piensan que somos parte de la municipalidad y no es así. El 99% de los llamados no ofrecen ayuda, sería diferente si nos llamaran diciendo: ‘Oye hay un perrito atropellado, lo puedo tener por mientras, ayúdenme a conseguir la plata’. Pero es todo lo contrario”, aseveró.

En cuanto al financiamiento, Retamal reconoce que es otra lucha más, ya que los animales residentes en el albergue dependen de la caridad de las personas y del bolsillo de las voluntarias. “Vivimos haciendo rifas, pidiendo plata los fines de semana en las jornadas de adopción que hacemos todos los sábados, vendemos ropa, vamos a la feria, hacemos diferentes cosas para financiarnos, además de la plata que colocamos nosotras como voluntarias”, aseguró.

En Chile se estima que hay un total de 3.461.104 perros circulando en las calles.

POSIBLES SOLUCIONES AL PROBLEMA DE LOS PERROS CALLEJEROS

Daniela Retamal, planteó que una manera de resolver esta problemática es la esterilización. “Una perrita que no se esteriliza, al año tiene dos o tres pariciones, con entre seis y diez perritos aproximadamente. Después esas perritas, a los seis meses están teniendo más perritos. Entonces al final son prácticamente una plaga”, detalló.

Algo en lo que concordó Fabiola Hermosilla, quien apuntó al control de natalidad canina. “Es necesario hacer más operativos de esterilización abarcando las poblaciones donde más hay abandono y donde existen más jaurías de perros callejeros (…) La municipalidad se podría concentrar en hacer operativos de esterilización en esos sectores, porque la esterilización es lo que ayuda a un control de natalidad”, afirmó.

Tal como lo establece el artículo 8 de la Ley 21.020 (Ley Cholito): “El Ministerio del Interior y Seguridad Pública podrá priorizar la educación para la tenencia responsable de animales, a fin de controlar especialmente la población canina y felina, procurando, además, que para este efecto se apliquen otras medidas integrales de prevención, como el control sistemático de fertilidad de los mismos y de factores ambientales relacionados, y el registro e identificación de estos animales domésticos”.

Es decir, las soluciones propuestas dan cuenta de acciones ya comprendidas en la ley, pero que, o bien no han sido efectivas, o no han sido aplicadas de forma eficiente. Situación que fue reflejada en febrero de este año, cuando el estudio “Estimación de la población canina y felina del país y diagnóstico de la tenencia responsable”, estimó que la cifra de animales callejeros en Chile se eleva hasta los 4.049.277, de los cuales 3.461.104 corresponden a caninos y 588.173 a felinos.

A nivel nacional un 72,6 por ciento de las mascotas con dueño no tiene microchip.

OTRAS ALTERNATIVAS

El concejal Alejandro Cano ha propuesto soluciones que involucran, no solo la esterilización antes mencionada, sino que también acciones en terreno por parte del municipio angelino. “Una de esas propuestas es que la Unidad de Zoonosis y Tenencia Responsable de Mascotas del Departamento de Medio Ambiente haga una especie de catastro para ver cuáles son los sectores donde están los perros libres”, explicó.

“Tratar de hacer una redada para poder identificar. Se supone que los animales tienen que estar con su debida identificación, vale decir, el microchip. Si el animal que se captura no tiene microchip, obviamente hay que hacer un traslado al canil municipal, donde se le realice el procedimiento de castración o esterilización, para posteriormente marcarlo y entregarlo en adopción. Y en el caso de que el animal tenga dueño, hay que contactar al dueño y pasar la multa correspondiente”, complementó Cano.

Por su parte, Fabiola Hermosilla, acusó una falencia en el proceso de inscripción al Registro Nacional de Mascotas o Animales de Compañía. “La municipalidad esteriliza, coloca un chip a la mascota, y le entrega un papel con un código al dueño, el cual debe ingresar en la plataforma de inscripción nacional. Resulta que la gente, a veces por desconocimiento o por flojera, no lo hace (…) Sería súper importante que la municipalidad, aparte de las esterilizaciones, inscriban al perro en la plataforma”, expresó.

A su vez, Hermosilla enfatizó en que el problema de los perros vagos también encontraría una solución de la mano de una mayor vigilancia en el cumplimiento de la Ley 21.020. “Mayor fiscalización a las personas que tienen animales, que se cumpla la ley, porque la llamada ley cholito, dice que es obligatoriedad que el perro de una casa tenga microchip y esté inscrito en el registro nacional de mascotas, pero nadie lo cumple. La municipalidad no se encarga de fiscalizar”, declaró.

Finalmente, se concluye que, independiente de la efectividad de las fiscalizaciones o el peso de las sanciones, la responsabilidad recae en las personas. Si consideramos que a nivel nacional, solamente un 27,4 por ciento de las mascotas tiene microchip y está inscrita en el Registro Nacional de Mascotas o Animales de Compañía, es más que claro que la tenencia responsable aún no ha sido internalizada, ni siquiera por los dueños de mascotas.

La ley Tenencia Responsable de Mascotas y Animales de Compañía se mantuvo dormida dentro del Congreso Nacional desde el 2007, y no fue hasta diez años después, cuando el país quedó consternado por el caso de Cholito, que fue promulgada.

Cholito fue un perro callejero que vivía frente a un local comercial en la comuna de Recoleta, Región Metropolitana. Durante la noche del 6 de enero de 2017, Joseline Cataldo y Franco Núñez lo asesinaron en el lugar donde solía dormir por orden de Rosa Jadue, autora intelectual de la agresión y dueña del recinto. Los tres criminales fueron condenados por sus actos el 3 de octubre de 2019.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
etiquetas
CRÓNICA CIUDADANA
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes