lee nuestra edición impresa

Coronavirus

Como "denigrante" catalogan estado de residencia sanitaria en Los Ángeles

Desde las instalaciones atribuyeron la situación a un hecho particular e indicaron que están trabajando para poder mejorar las condiciones, ante el explosivo aumento de los casos Delta.


 Por Patricio Gallegos

Foto 5,1

En las redes sociales de diario La Tribuna, Fenis San Martín, realizó una denuncia ciudadana a una de las residencias sanitarias que tiene la ciudad de Los Ángeles. 

En específico se trata del Hotel Econohotel, donde San Martín comentó que “somos un matrimonio de adultos mayores que vivimos a 10 kilómetros de la ciudad en un lugar limpio y confortable, ambos con dosis de refuerzo, pero desafortunadamente el viernes pasado estuvimos en contacto con una persona que dió positivo para Covid y la variante Delta”.

La angelina agregó que “eso nos obligó a guardar cuarentena en una Residencia Sanitaria, hasta ese momento todo bien pues respetamos las disposiciones sanitarias y más aún si se trata de nuestra propia salud o la de la población. El problema surgió al llegar al lugar del confinamiento, un hotel llamado Econohotel ubicado en Av. Las Industrias (antigua Ruta 5 Sur) con una fachada bastante agradable que impresionaba muy bien, pero al ingresar a las habitaciones la decepción es indescriptible pues estas están en condiciones deplorables”.

La afectada explicó que “las ducha con hongos, mono mandos estropeados, paredes húmedas y con hongos, peor aún las camas con sábanas grises de mugre con olor a sudor y sebo. ¡Todo realmente denigrante!”.

Por lo mismo, comentó que “no entiendo cómo salud local puede contratar los servicios de este tipo de establecimientos y el Estado de Chile paga con el dinero de  todos los chilenos un servicio que humilla a los pacientes. Salud hace exigencias de higiene “leoninas” a pequeños comerciantes cuando emprenden un negocio de atención al público y no tienen la capacidad de fiscalizar locales que albergan enfermos de Covid o sospechosos de portar el ingrato virus. De verdad es incomprensible”.

Además, sostuvo que “eso sí que todo tiene de dulce y agraz, hay buenos establecimientos destinados como Residencias Sanitarias que han tenido que tomar medidas serías porque hay usuarios que se roban la ropa de cama y otros enseres. Pero eso es algo que la autoridad debe corregir con medidas que sancionen a esas personas. Pero no hacernos pagar a quienes acostumbramos a vivir en condiciones higiénicas heredadas de nuestra familia exponiéndose a lugares verdaderamente insalubres”.

San Martín dio a conocer que “de verdad estábamos dispuestos a ser detenidos por Carabineros y pasar una noche en Comisaría a tener que soportar la obligación denigrante de dormir en esas condiciones”.

“Afortunadamente el problema para nosotros tuvo un buen final porque nos reasignaron a otras instalaciones. Pero qué hay del resto de los pacientes en circunstancias similares que carecen del carácter y determinación para denunciar. Por cierto, no responsabilizo al personal de Salud que como siempre está en primera línea enfrentando la muerte y exponiendo a su familia. Responsabilizo a las autoridades de Salud y sus fiscalizadores que carecen de capacidad precisamente para  “fiscalizar” sus propias contrataciones que más bien parece un negocio del cual lucran algunos malos empresarios hoteleros y funcionarios que hacen la vista gorda”, puntualizó la angelina.

DESDE LA RESIDENCIA

Ante esta denuncia, La Tribuna se contactó con la empresa mencionada y el gerente de la sucursal, Sergio Lastra, señaló que “nosotros como hotel nos preocupamos bastante de lo que es la higiene de las habitaciones. En este caso fue una situación en particular, en el cual se le entregó a una persona una habitación que no estaba lista para entregar, básicamente fue eso”. 

El gerente declaró que “no hemos tenido mayores reclamos, si tenemos algunos alcances en cuanto a la ropa de cama, pero también ha sido básicamente por el mismo deterioro de las personas que han estado en la residencia, ya que muchos pacientes son bastante destructivos, nos han rayado las paredes, nos han robado televisores. Entonces, se comprende que muchas de las cosas que hemos estado deficientes son por el mismo trato que le han dado los usuarios”.

Por último, Lastra comentó que “hay situaciones aisladas que nos impiden tener todo ahora ya, más ahora que tenemos un protocolo mucho más estricto, porque tenemos pacientes Delta, y la cantidad aumentó de manera explosiva, la semana pasada teníamos siete personas y ahora tenemos más de 60 o 70 enfermos”.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:
etiquetas
EconohotelLos Ángelesresidencia sanitaria

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes