suscríbete al boletín diario

Coronavirus

Agricultores angelinos realizan cosecha solidaria para apoyar a comedores sociales

Los campesinos asociados en Biocultores aportaron con hortalizas a cuatro ollas comunes que brindan 1590 raciones de almuerzo a la semana.


 Por Juvenal Rivera

71, olla común en Colegio Juan Pablo II

Hace un año Felipe, Adán y Sara – tres jóvenes hortaliceros de Los Ángeles – se asociaron y crearon una empresa llamada Biocultores. Con esta iniciativa -apoyada por Instituto de Desarrollo Agropecuario, Indap Biobío-, planificaron una estrategia comercial durante mayo y junio.

Sin embargo, los planes tuvieron un cambio a raíz de la emergencia por la crisis sanitaria y económica derivada del coronavirus. De ahí que decidieran volcar esfuerzos en sumar parte de su cosecha para colaborar con los comedores que gestiona la Pastoral Social – Caritas-, dependiente del Obispado de Los Ángeles.

Así fue que el pasado jueves 25 de junio, desde temprano, se reunieron a cargar sus carros con variedades de repollos, coles, betarragas, zanahorias, papas, cebollas. Avanzaron en caravana hasta el ex Colegio Juan Pablo II, ubicado en la población villa Córdoba, sector Santiago Bueras de Los Ángeles.

Ahí se contactaron con el coordinador pastoral social en la comuna, Gerson Araneda, quien además de felicitarlos y agradecer la ayuda, propuso distribuir las hortalizas en los diferentes espacios levantados por la organización. “Aquí compartimos 100 raciones diarias, y en los demás comedores tenemos muchas más que cubrir”, explicó Gerson. “¡Vamos no más,”, dijeron los jóvenes.

Así la caravana se trasladó hasta la capilla Santiago Apóstol, en la zona sur de la capital provincial, donde se entregan 120 raciones de almuerzo, tres veces por semana. Al mediodía continuaron hasta la Casa Pastoral donde funciona el comedor solidario, justo al momento en que el aroma anunciaba las más ochenta raciones prontas a repartir.

La última estación fue en la Parroquia del Perpetuo Socorro, lugar que se entregan 90 almuerzos solidarios los días domingos, donde los gestores de la iniciativa se despidieron desde la distancia correspondiente y volvieron a sus quehaceres campesinos.

“Nos causó gran satisfacción la alegría y el entusiasmo con el que recibieron nuestro aporte. Vimos el ‘ñeque’ que le ponen quienes coordinan y trabajan todos los días para que los comedores funcionen, y ese mismo ñeque es el que le quisimos poner nosotros con esta cosecha solidaria”, destacó Felipe Astudillo, uno de los Biocultores.

Tras lograr el objetivo, el coordinador de la Pastoral social  explicó que con el apoyo brindado los comedores, contarán con hortalizas durante un mes completo. A su vez, exhortó a la comunidad a continuar apoyando con alimentos que sirvan como acompañamiento de los carbohidratos, especialmente proteicos. “Sabemos que la crisis ha afectado a la comunidad de forma transversal, por lo mismo debemos actuar como comunidad, sobre todo para apoyar a los adultos mayores y personas en situación de calle”, remató Jerson.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes