lee nuestro papel digital

Convención Constitucional

Fuad Chaín se refirió a la nueva Constitución chilena: "profundiza la división política de Chile"

Según el abogado, el sistema político propuesto podría generar inestabilidad política, inseguridad y amenaza a la democracia.


 Por Jorge Guzmán B.

web 1 0207

Un convencional constituyente expuso sobre las debilidades del borrador de proyecto de nueva Constitución para Chile en el que ha trabajado el órgano legislador, en un conversatorio realizado este fin de semana en el campus Los Ángeles de la Universidad de Concepción, para informar a los asistentes sobre las características relevantes de la eventual nueva Carta Magna nacional.

El convencional constituyente, Fuad Chaín Valenzuela, inició su presentación, “De “La Casa de Tod@s” a la división del Chile que conocemos”, recordando que “el 15 de noviembre de 2019 se decidió llegar a un acuerdo por la paz y redactar una Nueva Constitución. La mayoría de las fuerzas políticas y democráticas apostaron por la vía institucional”. Lo anterior fue una “respuesta al estallido, que se dio debido a que la institucionalidad no es capaz de responder a las demandas” de la población chilena, prosiguió Chaín Valenzuela. El representante en la Convención Constituyente destacó el hecho de que “en el plebiscito del 25 de octubre de 2020, un 80 por ciento votamos por redactar una nueva constitución”.

“Muchas y muchos tratamos de encontrar los espacios, acuerdos y diálogo para propiciar el encuentro de un país fracturado, desigual y que debemos modernizar, para dejar atrás una Constitución escrita en dictadura, para escribir otra que nos una”, relató el expositor. El participante del órgano convencional indicó que con la nueva Carta Magna se apuntaba a “un Estado social de derecho, a mejorar la democracia, descentralizar el país, solucionar los problemas de los pueblo originarios y guiar el cuidado del medioambiente en el país”. “La medida se planteó como un nuevo trato para el necesario encuentro de un país. La paradoja que se da es que el borrador reconoce derechos pero a su vez los imposibilita, lo que hace necesario evaluar en su total mérito el resultado final del borrador”, indicó Chaín Valenzuela. El abogado y político puso énfasis en decir que “estas son normas fundamentales que nos regirán por al menos 50 años”, reconociendo que “implementar un Estado social de derecho , feminista, que se aborde el tema de los pueblos originarios, impulsar la descentralización y proteger el medioambiente son aspectos positivos de la propuesta”.

PROPUESTA NO IMPULSA UN ESTADO UNIDO PARA CHILE

“Lo malo es que se experimenta cuando lo que necesitamos es certeza, no incertidumbre. El sistema político es contradictorio, podría generar inestabilidad política, inseguridad, divisiones y amenaza a la democracia”, alertó el constituyente. A su vez explicó que el texto constitucional podría “desintegrar el territorio, generar un sistema judicial permeable y los derechos sociales propuestos, y esperados por todos son inviables”. “El borrador profundiza la división política de Chile. El país de ser una Nación para convertirse en un Estado Plurinacional, que reconoce a diversas naciones con derecho a la libre determinación, autonomía, autogobierno, al territorio y sistemas de justicia propios, entre otros aspectos”, enumeró Fuad Chaín Valenzuela. “Con las regiones autónomas, comunas autónomas, autonomías territoriales indígenas y territorios especiales, se pasaría de descentralizar a desintegrar el Estado”, explicó el abogado. El mismo indicó que “un Estado plurinacional, con libre determinación y autogobierno generar una tensión política permanente. La norma de recuperación territorial fragmenta y atenta contra derechos de personas que actualmente viven en territorios que pueden ser reivindicados, profundizando la propuesta la división del país, aumentando la tensión y generando inseguridad pública”.

Respecto a la propiedad, el Estado garante, educación, salud y cotizaciones, el constituyente valoró “la idea de un Estado social y democrático de derecho, pero se debilita el derecho de propiedad y se confunde el Estado “garante” con un Estado “prestador””. “El problema es que termina o impide el derecho a elegir la administración de cotizaciones y limita la opción de elegir prestadores no estatales en salud, seguridad social y otros”, sopesó Chaín Valenzuela. El abogado perteneciente al partido DC agregó que “se ofrecen derechos, pero para esto se requieren condiciones jurídicas y materiales para ser ejercidos. No es suficiente reconocer derechos en la constitución. En el mundo hay abundantes experiencias de países con constituciones que garantizan derechos sociales que no llegan a los ciudadanos”.

En su reflexión final, Fuad Chaín Valenzuela dijo que “una Carta Fundamental debe consagrar un gran acuerdo sustancial para la democracia. Una buena Constitución es aquella que busca la unidad con instituciones inclusivas que distribuyen el poder de forma igualitaria, protege la dignidad y libertad de las personas con más y mejores derechos, asegura el derecho a vivir con seguridad y paz y nos reúne ante un proyecto común y democrático de sociedad compartida, garantizando las certezas para vivir con prosperidad y tranquilidad”.

TEXTO NO ABORDA MATERIAS CONSTITUCIONALES Y ES DÉBIL EN LA DEFENSA LA DEMOCRACIA

Al ser consultado por diario La Tribuna sobre si los artículos del texto podrían ser tomados como un texto constitucional de acuerdo a lo explicado por él mismo, Chaín respondió que “es una larga lista de deseos y cosas que debieran ser materia de ley. La propuesta es débil precisamente en lo que debiera ser fuerte: tener un Estado democrático sólido que garantice gobernabilidad y garantice efectivamente los adecuados controles al ejercicio del poder y que permita que este Estado social que está plasmado en la Constitución esté acompañado de dos conceptos que a mi juicio son indispensables: democrático, que no es fuerte en la defensa de la democracia y en materia de Estado de Derecho”. El constituyente explicó que “se establece un Estado social con muchas buenas intenciones pero que a mi juicio va a ser difícil implementar con el resto de las normas que están establecidas”.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
etiquetas
conversatorio constitucional los angelesconversatorio convencion constitucionalfuad chain
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes