suscríbete al boletín diario

Comunas

Los problemas de transporte que enfrentan los habitantes de los sectores rurales

Casos en Carrizal (Nacimiento) y Coyanco (Los Ángeles) ponen de manifiesto las dificultades de los residentes en las comunidades rurales cuando dejan de cumplir sus recorridos las denominadas “micros de campo”.


 Por Juvenal Rivera

61, bus

La situación es la siguiente. En Nacimiento existe un sector llamado Carrizal que está poco más de 30 kilómetros de la cabecera comunal, en plena Cordillera de la Costa, casi en el límite con Curanilahue.

En esos parajes recónditos, rodeados de enormes plantaciones de pino de empresas forestales, residen decenas de familias campesinas que conviven permanentemente con una condición que le impone esa geografía: las dificultades de comunicación.

Es que en esos lugares, la señal de telefonía móvil suele jugar a las escondidas. Conectarse para avisar de alguna emergencia – accidente o problema de salud – puede ser un ejercicio a la paciencia y la persistencia. También de un poco de suerte.

Sin embargo, a esa dificultad, se ha sumado recién una complicación aún mayor. El bus que hacía el trayecto hacia Carrizal – y que era ocupado por las personas que viven en los  sectores rurales de Los Patos, Santa Rosa, El Pino, Loma de Los Erices – simplemente dejó de circular.

En estos lugares habitan campesinos pobres, en su mayoría adultos mayores, que no se han dejado encandilar por las luces de la ciudad o por los ofrecimientos de las empresas forestales para vender sus propiedades y, por el contrario, prefieren seguir viviendo en su terruño.

Desde mediados de marzo que el bus dejó de adentrarse en los contrafuertes cordilleranos y los habitantes, obligados a realizar una vez el trámite de pago de sus pensiones en la ciudad, no tienen más opción que pagar a los vecinos con auto o camioneta para viajar a Nacimiento, hacer sus trámites y comprar sus faltas. Aunque entre varios se suman para prorratear los gastos, nunca sale barato. Pero no tienen otra alternativa.

Como si fuera poco, usar esa modalidad de transporte en que viajan cuatro o cinco personas en un mismo vehículo, lleva implícito el riesgo de contagio con el coronavirus. Peligro que se multiplica cuando se trata de adultos mayores, de personas a quienes una afección de ese tipo puede tener un comportamiento mucho más agresivo. “Es que la necesidad tiene cara de hereje”, dicen.

Una situación similar es la que viven las familias del sector Coyanco. Se trata de una zona campesina que es parte de la comuna de Los Ángeles, ubicada por el camino a Nacimiento, a unos 20 kilómetros de la capital provincial.

El lunes pasado, la empresa que hacía el recorrido Coyanco-Chacaico simplemente dejó de circular. Antes, a consecuencia de la pandemia, había bajado las frecuencias pero al inicio de esta semana, comunicó que no seguía más.

Decenas de familias campesinas que no tienen movilización propia se quedaron de brazos cruzados. Es que caminar varios kilómetros hasta la carretera para abordar un bus, cuando hay caminos cubiertos de barro, no es nada de fácil. El trayecto de vuelta se hace una tarea casi imposible cuando se retorna con paquetes y bultos.

La solidaridad de un vecino permitió capear la emergencia por algunos días: prestó su minibús de forma voluntaria, cubriendo parte del recorrido. Sin embargo, un área más al interior no tiene ninguna opción de transporte.

María Flores es una de las vecinas del sector Coyanco que ha sido afectada por dicha determinación. Contó que el miércoles último, les comunicaron que la seremi de Transportes se contactó con la empresa de buses, la cual le manifestó que volvería a cumplir con su recorrido por Coyanco y Chacaico.

Sin embargo, no sería como venía ocurriendo hasta la fecha: las salidas se reducirían aún más y habría un incremento en el precio del pasaje.

SEREMI DE TRANSPORTES

Al respecto, el secretario regional ministerial de Transportes y Telecomunicaciones, Jaime Aravena, aseguró que “no hemos recibido denuncias formales de falta de servicio durante estos últimos días”.

Sin embargo, precisó que “nos han llegado informaciones por redes sociales sobre disminución de oferta en algunos sectores, situaciones que revisamos y que se evaluaron caso a caso, llegando a soluciones conjuntas entre operadores y la comunidad”.

En la situación específica del sector Carrizal en Nacimiento, la autoridad regional sostuvo que “conversamos con dirigentes y efectivamente se suspendieron algunos horarios por la baja demanda de pasajeros”.

Por su parte, en el caso de Coyanco, “se conversó este miércoles con el operador y se logró adecuar los horarios”.

También se refirió al ser servicio Los Ángeles – Ralco, el cual está suspendido hace una semana por solicitud del municipio cordillerano. Dicha determinación continuará en vigencia debido a la implementación del cordón sanitario por parte del Ministerio de salud para contener el avance del coronavirus, lo cual se inicia a las 22 horas de este viernes.

¿DÓNDE PUEDO HACER DENUNCIAS?

Para hacer denuncias por mal servicio en el trasporte de pasajeros o la suspensión de los recorridos o situaciones de ese tipo, la Seremi de Transportes y Telecomunicaciones hizo un llamado a efectuar las denuncias a través de los conductos formales.

Para ese fin, existen dos canales formales: www.fiscalización.cl y www.transportescucha.cl.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes