lee nuestro papel digital

Cartas

Neutralidad


 Por Prensa La Tribuna

Señora directora:

Los expertos dicen que para la coexistencia en competencia de empresas públicas y privadas hay que respetar estrictamente el principio de neutralidad competitiva, sin que el Gobierno discrimine en contra de nadie.

Las universidades compiten por captar a los mejores alumnos. Se ha dado a conocer el caso de la Universidad Central, que no pudo acceder a gratuidad para sus postulantes porque durante 2022 el Estado, a través de sus instancias, rechazó tres veces su postulación alegando erróneamente que no cumplía los requisitos. Hace pocos días, la Contraloría se pronunció a favor de la Universidad diciendo que sí cumplía los requisitos y ordenando al Ministerio de Educación dejar sin efecto su resolución que le denegaba el acceso a la gratuidad.  A días del proceso de admisión el daño a la Universidad Central es irreparable. Según especialistas, el Ministerio ha decidido discriminar y excluir a las universidades privadas y así lo ha declarado abiertamente.

La conclusión es que no hay neutralidad competitiva entre universidades públicas y privadas. Los funcionarios del Estado se adueñan de los recursos que aportamos todos los chilenos y actúan beneficiando sólo a las universidades públicas.  Esto demuestra que el Estado debe tener contralores muy estrictos, porque sus funcionarios respetan más su ideología que a la ley.

José Luis Hernández Vidal


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes