lee nuestro papel digital

Agroforestal

Advierten pérdida de competitividad en los mercados de arándanos producidos en Biobío

Los productos congelados del hemisferio norte le han quitado a Chile la ventaja de poder surtir a los mercados internacionales en contra-estación de los países con los que compite en el rubro.


 Por Jorge Guzmán B.

pm 2 1301
Desde Socabio pidieron apostar por políticas que; a diferencia de las de reducción de jornada laboral o aumento de carga impositiva, entre otras; aumenten la competitividad del país.

La Sociedad Agrícola de Biobío (Socabío) explicó que las condiciones del mercado, tanto a nivel interno como internacional, han disminuido la producción de arándanos durante el último tiempo a nivel nacional y provincial, por lo que llamó al Gobierno a impulsar reformas y proyectos que impulsen la competitividad del sector.

Al ser consultado por el diario La Tribuna, el presidente de la Socabío, José Miguel Stegmeier, dijo que “la explicación se obtiene al mirar al Perú y a otros países productores de arándanos del hemisferio sur. Particularmente el Perú ha desarrollado una industria de producción de berries muy potente y competitiva, lo que nos ha reducido espacios de mercado”.

“Nuestros arándanos, que ciertamente son de muy buena calidad, por diferentes factores, como por ejemplo son los costos de cosecha, valor de los fletes, complejidades logísticas en los puertos, distancias a destino, etc., han perdido competitividad”, analizó el dirigente gremial.

Lo anterior se da “principalmente porque el Perú tiene costos más bajos en prácticamente todos esos ítems”, añadió.

COSTOS Y COMPETENCIA GLOBAL

De acuerdo a lo expresado por Stegmeier, “esta situación está además inhibiendo la plantación de nuevos huertos, lo que también debilita a nuestra producción local en cuanto al recambio de variedades, lo cual nos va dejando atrás en la oferta”. “Esto es absolutamente entendible, ya que los márgenes no dan para nuevas inversiones”, sopesó el presidente de Socabío.

El representante lamentó también que los distintos problemas logísticos hayan disminuido la competitividad del frutal producido en Chile en sus mercados de destino: “Nuestra mayor ventaja era llegar con arándanos frescos, de muy buena calidad, a todo el mundo, cosa que nos diferenciaba con otros países pero hoy precisamente porque desarrollaron variedades adaptadas a sus climas, también tienen calidades similares a las nuestra”.

El representante de los agricultores de la provincia de Biobío continuó comparando el hecho de que “como sus costos, sobre todo la fuerza laboral para la cosecha, son más bajos que los nuestros, entran mejor a aquellos mercados en que estábamos consolidados”.

“Muchos productores que tienen huertos en producción además no tienen otro camino que cosechar mecanizadamente, pero esto se traduce en que la mayor parte de esa fruta ya pasa a uso industrial, la cual tiene otros parámetros de precios”, contó José Miguel Stegmeier a diario La Tribuna.

La razón de lo anterior, de acuerdo al vocero de la Sociedad Agrícola de Biobío, tiene por motivo el hecho de que esta “como se congela, no sólo debe competir con lo que produce el hemisferio sur, sino también compite con lo que se produce en el hemisferio norte (EE.UU., Canadá, Europa e incluso China, entre otros países), no siendo ya una ventaja para nosotros la contra estación”.

LLAMADO AL GOBIERNO

El coordinador de Socabío reconoció que “esta suma de problemáticas, que de alguna manera para muchos productores, sobre todo desde huertos más pequeños o respecto de variedades que no están tan vigentes, exportar es más complejo y gran parte de esa fruta se queda en el mercado nacional. Eso explica la enorme disposición de arándanos frescos en todos los comercios, incluyendo los informales en muchas calles y caminos a lo largo de Chile”.

“Esta delicada situación, que no sólo enfrentan los productores de arándanos, sino también otras frutas, es lo que nos obliga como gremio a seguir insistiendo ante diversas autoridades, sobre todo de carácter gubernamental, en que debemos hacer los mayores esfuerzos para devolverle competitividad a nuestra industria frutícola y de alimentos en general”, dijo Stegmeier.

“No se puede seguir con propuestas que nos restan competitividad, cómo lo son por ejemplo la reducción de la jornada laboral, el aumento de las cargas impositivas, el debilitamiento de nuestras políticas de apertura de nuevos mercados y la crítica de algunos sectores respecto de cuestionar los tratados comerciales de carácter internacional, etcétera”, llamó el presidente de Socabío.

Agregó que “nos hemos quedado atrás en la promoción de nuestras exportaciones y participación en ferias, sobre todo cuando vemos que en las principales ferias alimentarias del mundo, países como Perú, México, Australia, etc. participan de manera mucho más potente que nosotros. Otra de nuestras preocupaciones al respecto es la logística. Debemos avanzar en hacer más eficientes nuestros puertos y en rebajar los costos del circuito naviero que trae y retira productos desde nuestros puertos”, finalizó.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
etiquetas
arandanos biobioarandanos chilearandanos socabiofruta biobio
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes