suscríbete al boletín diario

Los Ángeles

Francisco Ortega: “Debería haber una cadena nacional estatal de librerías”

El exitoso escritor nacional estuvo en Los Ángeles presentando Logia, libro que ha sido record en ventas durante el año 2014.


 Por La Tribuna

1

En el marco de la Feria Bío Bío Lee, La Magia de Leer, organizada por Universidad Santo Tomás en conjunto con la municipalidad de Los Ángeles, Francisco Ortega conversó sobre su trabajo, los distintos caminos que lo llevaron a escribir sobre la Logia Lautarina y sus nuevos proyectos.

Además de aprovechar de comentar la realidad nacional en torno a la cantidad de librerías que existen en el país, considerando la situación actual de Los Ángeles, que hoy cuenta con una sola, tras el cierre de la Feria Chilena del Libro.

¿Cómo optas por trabajar la temática que abordas en Logia?

Fue a raíz del número Kaifman, que ahora acaba de ser reeditado que se llama Verbo Kaifman. Este libro fue un encargo que me hizo la Editorial Planeta el año 2005, cuando  hubo un boom de novelas de thriller histórico, y el entonces editor me llamó y me contó de esa posibilidad. Yo tenía la historia que me había contado mi papá, que era técnico agrícola, en donde siempre vio esta especie de leyenda urbana de los tractores Lanz, que tenían  supuestamente el oro de Hitler, por lo que yo tome esa historia que no era muy conocida y la presenté. Salió este libro publicado el año 2006 y quedé con las ganas de seguir en la línea del thriller histórico, entonces empecé a buscar episodios de la historia chilena, el pasado de Prat, todo el proceso de la Guerra del Pacífico, en esa época, el año 2008, estaba todo el boom Bicentenario y con mi equipo nos ganamos una licitación para realizar la historia chilena en comics para Las Últimas Noticias. Para esto teníamos asesores de la Universidad Católica y de la Universidad de Chile, todo perfecto, hasta que llegamos al tema de la masonería en O’Higgins y la Logia Lautarina, que provocó un choque de visiones entre los asesores. Por un lado, el historiador de la Chile planteaba que era hora de mostrar esta imagen más laica de O’Higgins, recordemos que a él lo trataron muy mal cuando era chico, lo trataron de huacho, abraza la masonería gracias a Francisco de Miranda. Finalmente, el capítulo nunca salió y quedé con la idea de que ese era el gran tema, ya que soy de la idea de que las novelas son la resolución de un conflicto. Desde aquí partí con un trabajo desde el año 2008 hasta 2014.Fui aprovechando viajes de pegas para entrevistarme con gente en Argentina, de vacaciones a España, para ir a Toledo y recorrer los lugares y hablar con un par de autores de España.

Y en esos seis años de trabajo, ¿se dio algo similar a lo que te pasó cuando trabajabas en el comic, de que estas dos visiones distintas de la vida de O’Higgins trataran de evitar que se publicara?

Sí. Había algunos que me decían que en rigor la Logia Lautarina es una anécdota. En general, la Gran Logia de Chile no me ayudó mucho como me hubiese gustado, a diferencia de los masones argentinos, por lo que me costó conseguir muchos datos. En general, reescribí harto esta novela, hay una versión que la borré para no tener la tentación de republicar, que es la misma historia pero ambientada entera en 1842, como novela 100% histórica, tenía 150 páginas y dije ‘hay que reescribirla en un código más moderno’ y ahí volví a lo que hice finalmente; conocí harta gente, muchos muy freak y muchos ligados a la iglesia evangélica.

Hay un punto en Logia que llama especialmente la atención y es la descripción muy detallada que haces de las mujeres de Logia…

Es que los personajes femeninos son muy importantes. Si te fijas, son los que llevan la acción. De hecho, Elías es bastante pusilánime, son las mujeres las que van transportando al personaje, son tres personajes femeninos de mucho carácter, los más particulares, sobre todo Princess Valiant, que está inspirada en Harley Quinn, la psicóloga enamorada del Guasón, se viste muy parecido a ella, la agente del FBI, la esposa de Javier, y de hecho, la trama de la novela tiene que ver con estos tres personajes.

 

¿Dentro de esos seis años de investigación nacieron otros temas que te llevaron a escribir otros libros?

Nacieron varios temas, mucho de lo que investigue de Prat aparece en la novela gráfica de 1899, que se publicó en forma paralela, todo lo que tiene que ver con La Araucanía, mitos  que se dieron en la época de la Pacificación de La Araucanía, aparecen en una novela que yo publiqué en forma paralela a Logia, que se llama El Horror de Berkoff, que es novela de terror, la que será reeditada por la Editorial Planeta, lo que se suma además a la Catedral Antártica que es la segunda parte de Logia, que va aparecer el 2016.

FERIA DEL LIBRO

El estar presente en la V versión de la Feria del Libro Bío Bío Lee, considerando que eres de Victoria, el poder recorrer Chile y mostrar tu libro, ¿qué importancia tiene para ti?

Fue una exigencia mía. Cuando terminé el manuscrito de Logia, lo envié a 4 editoriales y todas me dijeron que sí, entonces me dije ‘voy a quedar con la editorial que se encargue de publicar todos los libros que he publicado antes, no quiero lanzamiento sino que invertir esa plata en librerías y hacer una gira, llevando el libro a regiones y así acercar el libro a los lectores, lo que creo es mucho más útil. Así también es “choro” hacerlo, pero es triste percatarte que no hay librerías en Chile.

 

¿Y a qué crees tú que se debe que no existan librerías en cada ciudad?

A que es un mal negocio. El volumen de lectores no da para mantener una librería. Lo que se debería hacer, según una solución mía, es copiar el modelo mexicano y que ayudó mucho  a crear lectores, y es que debería haber una cadena nacional estatal de librerías, en cada capital regional o en cada capital provincial y que esa librería fuera administrada con platas del consejo nacional de la lectura, se encargara de hacer estas mismas cosas en convenio con las editoriales de llevar los escritores e impulsar el tema, pero igual hay que tener en cuenta que cadenas como Biblioteca Viva hoy tienen una importancia capital en lo que es la lectura.

 

Dentro de esa idea de impulsar la lectura, ¿que tan importante es la existencia de ferias como estas?

Esta Feria del Libro está muy bien ubicada, porque está en un pasaje que es camino obligatorio. Puede que de 100 personas, 20 compran un libro, pero todos los que pasan están viendo los libros, o ven gente que está mirando, puede que pase un niño que le guste una portada y lleve al papá, por lo que hay que tomarse lugares, plazas públicas, es súper fácil el discurso casi contestatario de que los malls han destruido la tradición de las plazas, pero el mall es la nueva plaza y hay que tomársela también.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes