lee nuestra edición impresa

Salud

Cerca de 60 adultos mayores aprendieron cómo y dónde denunciar situaciones de violencia intrafamiliar

Trabajaron en grupos para resguardar los aforos.


 Por Patricio Gallegos

Foto 5,3

Unas 60 personas mayores, usuarias y usuarios del Centro de Salud Familiar (Cesfam) Norte, fueron parte de la exposición llevada a cabo por el programa Más Adultos Mayores Autovalentes del establecimiento de salud, la Subcomisaría “Cabo 1° René Sepúlveda Parraguez” y la Oficina Comunitaria de Carabineros, la cual tuvo como temática principal la prevención de la violencia intrafamiliar hacia ellos.

Ingrid Inostroza, kinesióloga del Cesfam Norte, informó que dentro de los casos de vulneración de derechos hacia las personas mayores detectados en el área de influencia del centro de salud, claramente predominan las situaciones de maltrato físico, psicológico y abandono. De ahí la necesidad de profundizar en esta problemática y de entregarles herramientas para que denuncien oportunamente ante las autoridades pertinentes, evitando nuevos hechos.

“El objetivo de esta actividad es la educación de las personas mayores respecto a cómo denunciar delitos y cómo prevenirlos, enfocada principalmente en el tema de la violencia intrafamiliar, que es un tema predominante en nuestro sector –nosotros somos el cuadrante 7–, por eso estamos en colaboración con la Oficina Comunitaria de Carabineros”, señaló la profesional. 

IDÉNTICO DIAGNÓSTICO

Marcelo Amigo, sargento primero y encargado del cuadrante 7 de Carabineros, coincidió con el diagnóstico de Inostroza, advirtiendo que la violencia es siempre ascendente, y si no se interviene a tiempo y con decisión, puede desembocar en lamentables consecuencias. Añadió que cualquiera puede denunciar, con resguardo de su identidad, al tomar conocimiento de un asunto de este tipo.

“Hay que denunciarlo porque tiene que parar. La violencia intrafamiliar va siempre aumentando, siempre va creciendo. Quizas puede partir con un grito, y en un mes más va a ser un empujón; quizás en un mes, dos meses más, va a ser una agresión; puede llegar hasta la muerte”, manifestó el uniformado. 

La instancia, dividida en dos grupos de 30 personas para resguardar los aforos correspondientes, tuvo actividades complementarias y contó con el saludo de Álvaro Basualto, director del Cesfam Norte. Se llevó a cabo en la iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, ubicada en calle Bombero Rioseco. 

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:
etiquetas
Cabo 1° René Sepúlveda ParraguezCesfam NorteLos Ángeles

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes