Regístrate Regístrate en nuestro newsletter
Radio San Cristobal 97.5 FM San Cristobal
Diario Papel digital
La Tribuna

Presidente Boric ratifica al General Iturriaga como Jefe del Ejército tras fatal marcha en Putre

por Stephanie Ramírez M.

"Corresponde saber toda la verdad, conocer los detalles de los hechos y que se asuman las eventuales responsabilidades", aseveró el presidente de la República. / contexto

En medio del impacto que generó la trágica marcha militar en Putre, donde perdió la vida el soldado conscripto Franco Vargas, el Presidente Gabriel Boric se reunió en persona con el Comandante en Jefe del Ejército, Javier Iturriaga.

El encuentro, realizado el pasado viernes por la tarde, buscaba abordar directamente los eventos que llevaron a esta trágica pérdida.

La cita, que tuvo lugar en un ambiente de gran solemnidad, fue un paso crucial en la búsqueda de respuestas y acciones concretas para evitar que sucesos como este se repitan en el futuro. Como destacó el presidente Boric, "No podemos permitir que esto vuelva a suceder", recordando episodios pasados, como la tragedia de Antuco en 2005.

Por su parte, la Ministra de Defensa Nacional, Maya Fernández, quien estuvo presente en la reunión, posteriormente comunicó que Javier Iturriaga seguirá en su cargo, aunque no ofreció más detalles al respecto. Este anuncio llegó tras días de incertidumbre y tensión tanto para el Comandante en Jefe como para el Gobierno en su conjunto.

En el transcurso de la semana, el mandatario había convocado al alto mando del Ejército, junto a la ministra Fernández, para que detallasen personalmente los hechos ocurridos durante la marcha en Putre, donde además del fallecimiento de Franco Vargas, varios soldados resultaron heridos y más de cuarenta presentaron un cuadro infeccioso de origen respiratorio.

Maltratos y fallas del Ejército

La reunión no solo buscaba esclarecer lo sucedido, sino también establecer medidas concretas para prevenir tragedias similares en el futuro. Además, se puso en tela de juicio un acta entregada a los conscriptos para su firma, la cual, según la ministra Fernández, "legalmente no corresponde". El documento, que habría sido firmado por varios soldados, negaba cualquier tipo de maltrato o discriminación durante su servicio.

Desde el Ejército se alegó que este tipo de documentos forman parte del protocolo tradicional de la institución, sin embargo, el Gobierno no lo consideró válido y, a petición de este, el acta fue descartada. Por lo tanto, las acusaciones de presuntos maltratos y fallas por parte del Ejército, provenientes de familiares del joven fallecido y otros conscriptos, puso en alerta a distintos sectores.

Hasta la fecha, son ocho militares han sido relevados de sus cargos como consecuencia de la muerte de Vargas.

Síguenos: Google News
banner redes
banner redes banner redes banner redes banner redes banner redes

¿Quieres contactarnos? Escríbenos a [email protected]

Contáctanos
La voz de la provincia AM

Más visto